Persona normal. Benito Taibo.

Vuelve Daniela con sus reseñas y en esta ocasión lo hace con un libro juvenil para el que quizás le falten algún año que otro para poder encajar  plenamente con su edad, pero del que a buen seguro le habrá podido sacar muchas cosas positivas con las que  disfrutar.





Título: Persona normal.
Autor: Benito Taibo.
Editorial: Crossbooks.
Año: 2016
Género: Juvenil.
Páginas: 224 páginas.
ISBN: 9788408160311




Sinopsis:
Desde que el tío Paco se hizo cargo de él, Sebastián ha vivido aventuras increíbles: tuvo un encuentro inesperado con un enorme felino, consiguió un mapa estelar para un pobre extraterrestre perdido en la Tierra, sobrevivió el embate de un enorme monstruo marino, peleó al lado de los sioux para defender su territorio de los colonizadores… ¿Qué pasa con Sebastián? ¿Acaso no es una «persona normal»? (sinopsis facilitada por la editorial)

Impresiones:

Persona normal es un libro diferente, porque es un libro de libros. Y digo esto porque el autor
marca la vida del protagonista a través de los libros que éste va leyendo.

El protagonista es Sebastián, un niño de 12 años que va a vivir con su tío Paco después de que sus padres mueran en un accidente de coche. Su tío, aunque sea un poco raro y parezca estar medio loco, es una persona llena de ideas, y enseña grandes cosas a Sebastián, por ejemplo, la importancia del aprendizaje a través de la lectura, de las canciones, los sueños, los encuentros, las películas… de la “educación sentimental”, que al fin y al cabo es lo que marca la vida de las personas y las hace diferentes. O raras, o que no sean normales, que eso para algunos es lo mejor del mundo, como dice el protagonista: “algunas veces en la escuela me miran como un bicho raro, creo que es por la palabras que uso y los libros que comento”, y su tío le contesta: “¡Qué suerte tienes! Preocúpate del día que te miren como si fueras una persona normal”.

Sebastián vive muchas aventuras, como ir a matar a un vampiro, su primera fiesta, disfrazarse de indio para dar a conocer su historia, su primer amor, su amor definitivo, el dolor por la pérdida… En su 13 cumpleaños, su tío le regala su bien más preciado, sus libros, sus recuerdos y las historias que han marcado su vida, algo que al protagonista de esta narración, y también a mi, me encanta.

Me ha gustado que la imaginación del libro sea desbordante, aunque en algunos momentos esa imaginación del protagonista haga que se pierda el hilo de la historia y cueste distinguir qué es lo que ocurre y qué es lo que pasa por la mente de Sebastián. Pero esa dificultad es explicada en una sola frase que Paco le dice a su sobrino, “los sueños son de los que los sueñan, y de nadie más”.


Que el libro hable de tantos libros que aún no he leído y que el autor explica al final del texto, ha hecho que la lectura a veces se haga un poco lenta, y me ha hecho pensar que dentro de unos años debería volver a leerlo, porque la historia de Sebastián creo que puede enseñarme mucho de más de lo que a día de hoy he podido descubrir en ella. 

Autor:

Benito Taibo (Ciudad de Méjico, 1960) Su trabajo transita entre la poesía, el cómic, la televisión y la publicidad. Entre sus libros de poemas se encuentran: Siete primeros poemas (1976) Recetas para el desastre (1987), Vivos y suicidas (1978), y De la función social de las gitanas (2002). Como novelista ha publicado Polvo (2010), Persona normal (2012), Querido Escorpión (2013), Desde mi muro (2014), Los conspiradores y las vergüenzas de México (2014) y Corazonadas (2016).




4 comentarios:

  1. Me encanta leer las opiniones de tu colaboradora ;)
    He visto muchas reseñas de este libro pero, ¿ves? Para gustos, colores.
    BEsos.

    ResponderEliminar
  2. Sí que le ha sacado cosas positivas. Pero creo que si más adelante lo relee, lo va a disfrutar mucho más.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Me da un poco de vergüenza admitir que no he leído este libro por más que haya leído tantas buenas reseñas de él. Saludos ♥

    ResponderEliminar
  4. Gracias a Daniela por esa reseña. El género me queda un poco lejos así que lo dejo pasar. Besos

    ResponderEliminar