El asesinato de Platón es de esas obras cuya lectura es un verdadero viaje a la época donde trascurre toda la trama. Chicot con esta novela ha construido nunca mejor dicho una autentica máquina del tiempo donde es imposible para quien la lea no sentirse participe de la tensión, la intriga y las traiciones en una Grecia clásica recreada de forma impecable. El objetivo del autor es que el lector sienta la historia y se sienta ciudadano de la polis al menos durante le tiempo de su lectura. La atmósfera es la adecuada y todos los elementos predisponen a que nos sintamos dentro de la trama.


Marcos Chicot, quien ha estado cuatro años casi recluido dándole forma a esta historia en un nuevo acercamiento a la figura de los grandes maestros de la filosofía. Como ya hiciera con Pitágoras o con Sócrates, en esta ocasión le toca el turno a Platón, considerado por muchos como el filósofo más influyente de la historia occidental. Alrededor del filósofo, el autor construye un mundo de tramas enlazadas entre sí utilizando fielmente los hechos históricos como telón de fondo, acercando al lector a la realidad social y política de la Grecia clásica y el pensamiento del mayor filosofo de la antigüedad.




 Título: El asesinato de Platón.

Autor: Marcos Chicot. 

Editorial: Planeta.

Año: 2020.

Género: Novela histórica de ficción. Novela histórica.

Páginas: 944 páginas.

ISBN: 9788408232421





Sinopsis:

La ateniense Altea, una de las más brillantes discípulas de Platón, no sabe que tiene a su peor enemigo en su propia casa, y que tanto ella como el bebé que espera se encuentran en peligro. Por su parte, su amigo y maestro Platón arriesga la vida para intentar hacer realidad su gran proyecto: un gobierno en el que impere la justicia en lugar de la corrupción, y donde la razón se imponga a la retórica vacía de los demagogos. Un gobierno ideal que traería la paz a los pueblos y en el que las mujeres podrían llegar a gobernar.

Como telón de fondo, el surgimiento de una nueva potencia liderada por el invencible general Epaminondas, uno de los mayores genios militares de todos los tiempos, pone en juego la supervivencia tanto de Esparta como de la propia Atenas.

Tensión, intriga, traiciones y un amor que desafía a su época confluyen en una novela que recrea de modo impecable el tapiz de la Grecia Clásica y las ideas revolucionarias de Platón, el filósofo más influyente en la historia de la humanidad.


Impresiones:


La trama gira en torno a varios personajes pero uno de los principales es la ateniense Altea, una de las más brillantes discípulas de Platón. La joven está embarazada y tras varios abortos desea con todas sus fuerzas ser madre para darle un hijo a su amado esposo Calipo. Estamos en una sociedad griega donde los hijos varones y la descendencia es algo fundamental en un matrimonio y la falta de hijos es motivo de gran inquietud en el ámbito familiar.


Su esclava y ama de llaves Melisa odia a Altea y hasta el momento la criada ha hecho todo lo posible mediante bebedizos e infusiones abortivas para que los embarazaos de su dueña no lleguen a buen puerto. El motivo no es otro que la ambición de verse algún día al lado de Calipo y que este viendo la dificultad de su esposa para tener descendencia la elija a ella como madre de un vástago.


Por su parte, Calipo ha realizado unas inversiones que no han tenido el resultado esperado dejando al a familia al borde de la ruina. Angustiado por recuperar lo perdido y devolver el esplendor económico a su familia se verá envuelto en una espiral de fiestas de banquetes de sexo, lujuria y excesos que le llevaran a cometer deslealtad con su familia y a ambicionar el poder.


Como veis la trama da para entretener pues aunque los personajes de Altea y Platón puede decirse que son los principales, los secundarios están muy bien perfilados, sus aventuras y desventuras llenas de interés para hacer de Dion, Perseo, Calipo, Eurímaco, Melisa, Leónidas, Calícrates Epaminondas y hasta el propio Aristóteles un elenco muy atractivo para llenar páginas y páginas de buena literatura.


Tienen las ideas de Platón una enorme influencia en muchos de estos personajes en la historia de Chicot. Unas ideas que llevan a Platón a su principal cometido: unir la política y la filosofía con el fin de que gobierne la razón , la justicia y la sabiduría, en lugar de la retórica vacía de los demagogos, la corrupción y la ignorancia.


“Los males de los hombres no tendrán fin hasta que los gobernantes sean verdaderos filósofos” (Página 46)


Marcos Chicot lo ha logrado, ha sabido poner la lector delante justo de Platón, hacer que lo escuche de primera mano gracias a incluir en la novela sus teorías, pasajes de sus obras y lo más importante, llegar a recrear no solo la sociedad de la época como hablábamos anteriormente sino llegar a representar las pasiones, los sentimientos de unos personajes que de forma bastante creíble, bien pudieran ser y actuar de la misma forma que los leemos.


Para finalizar decir que hoy más que nunca en que la filosofía parece una práctica del pasado, decir que ante los valores que nos rigen en la actualidad es más necesaria que nunca. Marcos Chicot ha conseguido que su libro destile por los cuatro costados filosofía y que no resulte aburrida aprender de ella.


“Si la filosofía tiene una oportunidad, la humanidad entera la tiene” (Página 59) 


Estamos ante unos personajes que simbolizan valores y acciones tan positivas como el amor, la honestidad, la justicia, la compasión, la igualdad o el afán de superación, pero también otros tan negativos como las ansias de poder, la tiranía, el odio, la degeneración moral, la venganza o el asesinato.


No falta ni un detalle en una novela donde religión deporte, guerra, cultura son temas plenamente representados con todo lujo de detalles dentro de las vidas de los personajes en un periodo que comprende desde el año 372 a.c al 347 a.c en los escenarios de Atenas, Siracusa, Esparta y Tebas.


Autor: 

Marcos Chicot (Madrid, 1971) es licenciado en Psicología Clínica, Psicología Laboral y Económicas,
está casado y tiene dos hijos: Lucía (2009) y Daniel (2012).
Ha publicado hasta el momento El asesinato de PitágorasLa HermandadDiario de Gordon y El asesinato de Sócrates (finalista del Premio Planeta en 2016). A lo largo de su carrera literaria ha ganado también el Premio de Novela Francisco Umbral, el Premio Rotary Internacional de Novela, y el Premio per la Cultura Mediterranea 2015 a la mejor novela publicada en Italia con El asesinato de Pitágoras. Por este mismo título, la ciudad de Crotona le ha otorgado la distinción Encomio Solenne.
Pertenece a la organización Mensa, y dona el 10% de lo que obtiene con sus novelas a organizaciones de ayuda a personas con discapacidad.


Os dejo aquí un encuentro con el autor que mantuvimos con el club de lectura. 




A prueba de fuego cuyo título al principio me pareció enigmático resultándome magistral tras leer la novela es mi primera experiencia literaria con el escritor Javier Moro. Confieso que tras la esta toma de contacto, debo de reconocer que me ha resultado muy grata porque la historia me ha gustado bastante por los apuntes y curiosidades de índole histórica que contienen la novela. Me ha descubierto a dos personajes desconocidos para mí y de los que he disfrutado una auténtica barbaridad con la profundidad que el autor nos ha permitido.



 



Título: A prueba de fuego.

Autor: Javier Moro.

Editorial: Espasa.

Año: 2020.

Género: Narrativa, Personaje histórico, Historia.

Páginas: 424 páginas.

ISBN: 9788467060256



Sinopsis:

Nueva York 1881: en uno de los barrios más populares malviven el pequeño Rafaelito y su padre, Rafael, un reputado maestro de obras valenciano que lucha por demostrar su talento en la gran urbe. Lo acecha la ruina absoluta. Pero gracias a su genio infatigable, ese hombre alcanzará fama y fortuna al construir los edificios emblemáticos que han dado su perfil a Nueva York. Javier Moro nos presenta al singularísimo Rafael Guastavino, un auténtico genio de la construcción que deslumbró a los grandes magnates norteamericanos, conquistados por las técnicas que empleaba en sus obras para evitar los incendios, el mayor mal de las megalópolis del siglo XIX. Tuvo una vida jalonada de éxitos: de su estudio salieron construcciones tan «neoyorquinas» como la Estación Central, el gran hall de la isla de Ellis, parte del metro, el Carnegie Hall o el Museo Americano de Historia Natural.


Puedes leer el primer capítulo aquí


Impresiones:

En forma de biografía novelada he descubierto y me he fascinado con dos personajes de los que nada sabía y que me ha llevado a sentir un poco de vergüenza por ello y quizás por el poco reconocimiento que en España se tiene de ellos. Hablo de  Rafael Guastavino padre y Rafael Guastavino hijo que como muchos en la historia al final tuvieron que salir de país natal para encontrar otros lugares donde cumplir sus sueños y tener el reconocimiento que dada las circunstancias de España en aquella época les resultaba casi imposible.

 

Narrada en primera persona por su hijo, la novela se lee a través de la mirada y los sentimientos de Rafaelito como le llamaba su padre. Una novela donde se nota la constante evolución de los personajes y de todo lo que se describe ya que estamos antes dos auténticos supervivientes en una aventura personal que transcurre en la época convulsa que vio nacer al mundo moderno.

 

Un Rafael Guastavino que se descubre como un personaje apasionante cuya vida es una auténtica aventura en una américa en pleno crecimiento y auge, de una vida moderna y de constantes cambios. Un hombre, considerado en Estados Unidos como un verdadero genio que revolucionó la arquitectura norteamericana. Un verdadero desconocido en su tierra natal cuya obra ha llegado a eclipsar a su persona. Típico suele ser que todo el mundo conoce un libro, un edificio famoso o una obra de ingeniería, pero no saben nada de quien le dio vida.

 

Lo extraordinario de esta historia es que Javier Moro a partir de unas cartas inéditas nos descubre los secretos y la personalidad de este genio de la arquitectura. Es tan increíble su historia y tan apasionante que a simple vista podría confundirse con cualquier novela de ficción porque a pesar de la carga de datos sobre arquitectura la obra es lo suficientemente atractiva como para quedan enganchado a las vicisitudes que nuestro personaje o personajes si hablamos de padre e hijo tienen a lo largo de su vida. Con un ritmo muy ágil y una trama donde los secretos familiares, las miserias y penurias de lo que supone una vida viviendo al límite de sus posibilidades económicas supone son tan atractivas que la lectura se vuelve adictiva al encontrar una vida que es una auténtica aventura de supervivencia y de un protagonismo que dejó como legado varios de los edificios más importantes de los Estados Unidos y que en muchos casos resulta curioso la complejidad que tuvieron para que se llevaran a cabo.


Pero si apasionante es la vida del Guastavino arquitecto, su personalidad y su carisma con las mujeres y con las personas que lo rodeaban es uno de los puntos fuertes de la novela. Un hombre que enamoró a las mujeres por su fuerte personalidad, que la ruina económica fue una constante en su vida, pero que supo, por su carácter ganador, levantarse tras cada caída a los infiernos. La novela aborda tanto su faceta profesional como su agitada vida personal y amorosa.


Tras lo hablado podemos decir que estamos ante una novela que nos muestra la evolución de unos hombres en unos tiempos duros, donde el ansia de triunfar era un combustible que movía a las personas en una sociedad que se abría a una nueva era. Una novela de tintes biográficos, con algo de misterio y su dosis de amor que la hacen sumamente interesante.


Una novela que refleja de manera brillante las últimas décadas del siglo XIX  y la primera mitad del siglo XX donde se multiplicaron las corrientes artísticas, y la tecnología y la ciencia avanzaron a un ritmo vertiginoso. Una obra que además de descubrir a unos personajes extraordinarios, ofrece de forma amena datos e información muy interesantes de aquellos tiempos. Una lectura que nos servirá también para viajar a través de sus páginas a Valencia, la ciudad natal del arquitecto, Barcelona, Carolina del Norte, Boston y Nueva York.  Buena parte de la vida y de la obra de ambos Guastavinos coincidió con la expansión económica de los Estados Unidos y su irrupción como nueva potencia mundial por lo que al participar en aquel proceso a lo largo de A prueba de fuego vamos a encontrar muchos de los personajes de renombre que brillaron con luz propia en aquellos años, pero algo que me ha resultado muy interesante es la fuerte e importante presencia española en aquella américa de aquellos años , por el contrario de la idea que tenemos que nuestra área de influencia se centró sobre todo en Sudamérica.


Una novela muy recomendable ya que nos descubre un mundo con personajes fascinantes, avances que son la base y la cuna de lo que hoy somos, Protagonistas cuyo legado bien se merece hoy en día el recuerdo de un libro y una historia como la que ha creado magníficamente Javier Moro.



 

Hace ya unos tres años que no suelo apuntarme a retos literarios porque algunos los cumplía de sobra y otros por mis condiciones de lecturas no llegaba ni de lejos. Una lástima porque todos me parecen muy interesantes y disfruto mucho con ellos. Algún día si me vuelve a picar el gusanillo y me organizo mejor de lo que lo hago ahora me pondré de nuevo con ellos.

El único al que me veo en la obligación de apuntarme es al que un día creamos Marisa (Lecturápolis)  y yo que por motivos entrañables no puedo negarme.

Se trata de completar un abecedario con las iniciales del primer apellido de cada autor o autora de un libro que hayamos leído y reseñado.

Para informaros sobre la reglas y como participar podéis dirigiros al blog de su organizadora aquí.






Mis lecturas para el reto son: 


Abecedario:

A
B
C
D
E
F
G.  
H
I
J
K
L
N
O
P
Q
R
S. 
T
U
V
W
Z

Letras extraordinarias

CH
LL
Ñ
X
Y




 Héctor tiene 7 años, pronto cumplirá 8  y aunque algunas veces tiene sus disputas caseras  con Daniela, como hermano menor ve en nuestra joven colaboradora un ejemplo a segur en muchas cosas y entre ellas  la de disfrutar de la lectura. Por ese motivo a él también le ha picado el gusanillo de comentar para el blog las lecturas de su edad. 


La protagonista de esta historia se llama Maya. Es una niña de 7 años que vive en una casa con ventanas que dar al mar y la montaña. Una noche que no podía dormir, vio cómo entre los huecos de su balcón, se veía la luna, y le llamó tanto la atención, que cada noche al acostarse se entretenía mirándola. Una noche, le pareció oír una voz de un niño que vivía en un lugar lejano donde la arena era roja y olía a coco, y que conocía a personas que podían hacer que lo negativo cambiase a positivo, y lo triste a alegre; otra noche de luna, oyó a una niña que le decía que era muy ordenada, pero un día decidió jugar con el barro y mancharse, y también se sintió feliz. Poco a poco, Maya no sólo oía a los niños sino que entendía sus problemas y alegrías y los compartía con ellos, como cuando un chico dijo que no le importaba sentir vergüenza, pero que no quería ponerse colorado, y Maya pensó que a ella le sudaban las manos cuando sentía vergüenza al salir a la pizarra. Y así, cada noche, Maya oía las historias de otros niños que, como ella, hablaban con la luna; unas veces esas historias le hacían reír, otras, entender sentimientos nuevos, y otras, podía reflexionar sobre cosas que no se le habían ocurrido antes. Y las noches que no había luna, sólo quedaba el silencio, y todos quedaban a la espera de que la luna volviese a salir para compartir sus historias.


Me ha gustado mucho este libro. Es fácil de leer y es entretenido. Al leerlo he descubierto que todos podemos hablar con la luna y contarle nuestras cosas, y que esas cosas que le contamos, nos pasan a todos los niños. Otra cosa que me ha gustado de este libro, han sido las ilustraciones, que son preciosa.


Y a esto, yo, como mamá de Héctor, añadiría algo que igual él, por su edad, descubrirá cuando dentro de unos años vuelva a leer este libro, cosa que le recordaré porque merecerá la pena que logre entender todo el mensaje que lleva implícito. Los niños a veces no pueden poner nombre a sus sentimientos, pero eso no significa que no les supongan alegrías y a veces tristezas. Los niños de esta historia cuentan cómo el amor a los demás es infinito, cómo duele la pérdida de un ser querido, lo mal que lo pasamos cuando sentimos vergüenza o lo bien que nos hace sentir el poder contar lo que nos pasa por la cabeza y el corazón a los demás, aunque sea a través de la luna. Y eso, a veces, sólo pueden hacerlo los niños. Y nosotros, los mayores, como cuenta El secreto de la luna, deberíamos aprender de ellos, y valorar que “a veces las cosas parecen ser de una manera, pero, si les damos tiempo, pueden llegar a sorprendernos”.




A veces las cosas parecen ser de una manera, pero, si les damos tiempo, pueden llegar a sorprendernos. Maya ha descubierto un secreto y quiere compartirlo con todos vosotros. ¿Estáis preparados para viajar a la luna y dar un paseo por el mundo de las emociones?

40 páginas
15,7 x 23 cm
Tapa dura

ISBN: 9788468274126

A partir de 6 años 

 

No se puede negar que esta pandemia y este Covid 19 nos ha alejado y nos ha privado de muchas cosas, pero lejos de venirnos abajo y de tirar la toalla nos hemos reinventado y buscado alternativas al hecho de no poder movernos por el cierre perimetral, de no poder llenar aforos o reunirnos en sitios cerrados que nos pongan en cierto peligro. La solución no ha sido mala y creo que con cierta dignidad se ha tirado de ingenio y tecnología para seguir dando a conocer esos libros que van saliendo, esos premios que deben ser una muestra de que la vida continua y que aún hay muchas historias que tienen que llegar al públicos para que las hagan suyas y las vivas en palabras de quien las escribió.


Una de esas soluciones de las que os hablaba han sido las conferencias o presentaciones online algo que nos impide el contacto cercano, pero que en cambio posibilita a aquellos que están lejos que por unos minutos puedan estar presentes donde antes por razones geográficas no podían. No es lo mismo pero creo que en el futuro, cuando toda esta pandemia sea un mal recuerdo, muchas de las soluciones provisionales hayan llegado a nuestras vidas para quedarse o para convivir con la verdadera normalidad.


Una de estas presentaciones en la que participe hace unos días fue la de los Premios de Novela Ateneo de Sevilla 2020 y que si aún no lo sabéis o lo habíais olvidado os lo recuerdo, recayeron su modalidad senior en Blanca Riestra con la novela Últimas noches del edificio San Francisco. Una historia que nos sitúa en el Tánger de 1957, últimos coletazos de una ciudad con estatuto internacional  que ejerce un fuerte influjo y donde muchas figuras del panorama cultural se sienten atraídas por la vida bohemia que allí se congrega. Una historia ficticia de personajes reales como Barbara Hutton, Francis Bacon, William Borroughs, Paul Bowles y de la vida y la noche en la ciudad africana.


El galardón en la modalidad joven fue para Alejandro Narden por. En su novela el autor nos traslada al norte de África en una época actual para  contarnos una historia llena de situaciones reales basadas en su experiencia en Marruecos: Un viaje en tren, una vidas compartidas a través de historias en un vagón de tren que nos recuerdan que las fronteras no solo son geográficas, también se marcan fronteras en la memoria, en la vida misma.


Fue el editori Miguel Angel Matellanes quien hizo los honores presentando las dos novelas y a los dos galardonados mientras recordaba las circunstancias tan especiales en la que se había visto envuelto esta 52 edición del Premio Ateneo.


De Alejandro Narden dijo que aunque había ganado algún que otro premio por algún relato, Horizonte aquí era su primera novela. Por el contrario la ganadora senior Blanca Riestra ya atesora a sus espaldas alrededor de diez títulos en su haber como escritora. 


Dos novelas que tienen en común el espacio geográfico en el que transcurren y que no fue inconveniente para que los miembros del jurado se pusieran de acuerdo a la hora de decidir que estos títulos eran los merecedores de auparse como ganadoras.


Tras estas palabras del editor se pudo ver un vídeo muy llamativo sobre las dos novelas, Sevilla y ambos ganadores.


Posteriormente ambos autores nos hablaron sobre sus inquietudes, sus intenciones y los motivos por los que se embarcaron en escribir sus historias para acto seguido responder a las preguntas que algunos de los presentes les formularon y que nos llevó a un entretenido debate entre las relaciones de cierto parentesco de primos hermanos que siempre han existido entre España y Marruecos 


Para finalizar Miguel Ángel Matellanes comentó que si todo evoluciona favorablemente y en la próxima edición se puede hacer la habitual gala, tenía el compromiso del Ateneo de Sevilla de que los autores de esta edición recibirían sus galardones en el mismo acto del 2021.


Aquí os dejo el video con los comentarios de los autores y los mejores momentos de la rueda de prensa.




 


La portada de este libro me llamó la atención, bonita, divertida. Pero como no se puede juzgar un libro por la portada, como ya he dicho en otras ocasiones, decidí meterme de lleno en la historia de Sebastián Cole. Y me ha gustado, bastante, la historia de este niño inventado, pero se me ha quedado un poco corta para mi edad (os recuerdo que acabo de cumplir 14). Por lo que se me ocurrió la idea de ofrecerle a mi hermano Héctor, que tiene casi 8 años, la posibilidad de leerlo y que me diese su opinión. Y él sí que lo ha disfrutado de verdad.


“Oleg y Enma decidieron jugar a un juego con el que llevaban entreteniéndose todo el curso, uno que los había metido en más de un follón: inventarse un compañero de clase. ¿Por qué? Muy fácil: los mosqueteros eran tres, los cerditos eran 3, y ellos eran sólo dos”. Y así es como comienza la historia de Sebastián Cole, y cómo de repente, un niño inventado en un juego, comienza a formar parte de la vida de los otros dos protagonistas del libro.


Oleg y Enma son dos niños tremendamente imaginativos que usan esa capacidad de inventar para dejar a un lado los problemas familiares que los rodean. El padre de Oleg se ha quedado sin trabajo, y se pasa todo el día durmiendo; y su abuela, que vive con ellos, es una escritora que no baja del desván y que desde que salió de Polonia no ha sido capaz de terminar una historia, aunque ha comenzado muchas. Enma vive con su abuelo y sus hermanos; su madre se pasa el día trabajando para que al menos no les falte la comida, y aún así, son muchos los días que su amigo comparte con ella el desayuno cuando escucha las tripas de la niña sonar por hambre.


Como en el colegio se aburren, deciden un día crear a un nuevo compañero, al que llaman Sebastian Cole. Lo incluyen en la lista de clase y escriben sus exámenes como si fuese un alumno más. Pero un día, en su lugar secreto del patio del colegio, una nave de cartón aparece y de ella sale un niño con las mismas características y el mismo nombre que el que ellos habían imaginado. Y a partir de ahí, comienza una historia basada en la amistad que los llevará a vivir multitud de aventuras en las que acabarán implicando a todos sus compañeros del colegio e incluso al conserje vaquero, el conserje del colegio, un personaje que a lo largo del libro se irá ganando su importancia y que acabará teniendo también un papel fundamental.


Y así conoceremos a muñecos de nieve que hablan y se mueven o a una cabra que aparece cuando menos te lo esperas pero más la necesitas. A profesores que necesitan arreglar cuentas pendientes. A niños que no son lo que parecen. Y al Instituto de lo Irreal, la empresa que se encarga de esconder las anomalías que hay en el mundo o darles una explicación para que la gente no sepa que existen personas inventadas o situaciones inexplicables. Y esa organización será la que intente secuestrar a Sebastián Cole para encerrarlo en una habitación y hacerlo desaparecer mediante el olvido. Y hasta aquí puedo contar, porque el resto de la historia hay que descubrirla leyendo.


Como decía al principio, la historia es de fácil lectura, entretenida, pero quizá para mí, algo infantil. Sin embargo, a mi hermano le ha encantado y mi madre que también se la ha leído la ha disfrutado muchísimo por lo que al final creo que puede ser un libro para todos los gustos dependiendo de las preferencias de cada uno Mi hermano no deja de decirme que ha sido su libro favorito de este año, y que le va a decir a sus compañeros que se lo lean. Él ha sido capaz de imaginar la historia en su cabeza y le ha provocado sentimientos de alegría, diversión y en ocasiones tristeza, cosa que no consiguen todos los libros.


Lo que sí me ha gustado es la cantidad de valores que transmite: la importancia de la familia, de cuidar al que tienes al lado, no de dejar de crear y de inventar, la generosidad, la capacidad de adaptación, no confiar en extraños,  la necesidad que tienen los hijos de su padres y del miedo a perder su cariño, del miedo a desaparecer porque la gente no piense en nosotros, y, sobre todo, la fuerza y el valor de la amistad. Y, para terminar, un mensaje que merece la pena tener siempre presente: “estar vivo es una aventura maravillosa, haz que cada segundo valga la pena”.

 




Oleg y Emma llevan todo el curso jugando a un juego: el de inventarse a un tercer amigo. Así pasan el rato. Un día se inventan a Sebastian Cole, un niño capaz de millones de locuras. Nadie en su sano juicio creería que alguien así existe… Solo que un día Sebastian Cole aparece en la guarida secreta de Emma y Oleg, a bordo de una nave espacial de cartón. ES IMPOSIBLE. Y lo que todavía no saben es que muchas otras cosas imposibles están a punto de suceder.


Editorial: Blackie Books

Páginas: 304.

Precio: 16,90 euros.

 

 

 

 Nueva autora que descubro, Marta Gracia Pons y nuevo libro que me deja un buen sabor de boca además de enseñarme un puñado de  curiosidades que un amante de la historia siempre está dispuesto a descubrir a través de una lectura.


Un libro que con una mezcla de novela familiar, una historia de amor, algo de trasfondo histórico con ciertos tintes de aventuras  y misterio con una pátina de drama que sumados, la convierten en una novela muy del gusto de un público todoterreno  a la hora de acometer una lectura y que busca historias interesantes y con algún aporte de originalidad dentro de su trama.


El viaje de la libélula nos trasladará a una Barcelona poco conocida en la literatura a través de dos líneas temporales. Por un lado  principios del siglo XX y por el otro, a los años de penurias y crisis social posterior a la Guerra Civil. La originalidad reside en que la autora hará girar la vida de sus personajes en torno al mundo de las joyerías, las piedras preciosas y el mundo de talleres de joyeros.



Título: El viaje de la libélula.

Autora: Marta Gracia Pons.

Editorial: Maeva.

Año: 2020.

Género: Narrativa contemporánea. Saga familiar.

Páginas: 463 páginas.

ISBN: 9788417708900






Sinopsis:

En 1940, Blanca es la única heredera de una de las más prestigiosas familias de joyeros de Barcelona, la desaparecida joyería Amat, y la joven y su madre tratan de sobrevivir en plena posguerra. Blanca recibe unas joyas de estilo Art Nouveau diseñadas por su prima Elsa, de la que solo sabe que murió joven. En 1905, Elsa cumple su sueño de aprender diseño de joyas en el taller familiar, pero nadie confía en sus diseños. Hasta que recibe varios encargos de Maxime Dumont, que trabaja para la compañía belga Congo Diamant en Amberes. Enamorada de Maxime, Elsa decide instalarse en esa ciudad para aprender de los mejores expertos en talla de diamantes. Le encargarán el diseño de una joya muy especial con un valioso diamante azul.

Puedes leer el primer capítulo aquí.


Impresiones:

Con un primer capítulo realizado como mandan los cánones de la literatura  y que consigue retener al lector  para que en un segundo termine por atraparlo dentro de una historia, que a poco que le eches tiempo te lo lees en dos tardes porque no da tregua. Una trama donde en todo momento ocurran cosas y con cada final de capítulo, la autora nos deja alguna intriga que nos anime a leer un poco más.


Dividido en dos historias separadas en el tiempo por unos 35 años, ambas se irán intercalando entre los diferentes capítulos donde la historia de Blanca, la que transcurre en 1940 parece que busca encontrarse con la de su prima Elsa en 1905.


Blanca vive con su madre Emilia, viuda por circunstancias de la guerra civil. Ambas sobreviven a duras penas en la Barcelona de 1940 en contraste con una vida relajada cuando el padre de Blanca regentaba una joyería junto a su hermano años atrás. Son tiempos de carencias, estraperlo y cartillas de racionamiento.


Un día, blanca   de vuelta a casa recibe un paquete que deja a nuestra protagonista sorprendida por lo que contiene su interior. Dentro unas joyas muy originales y una nota que auguran el comienzo de un misterio que huele a secreto y que la autora brinda a sus lectores.


La otra protagonista de la historia es Elsa, hija de Alfred Amat, dueño junto a su hermano en 1905 en la ciudad de Barcelona  de la famosa joyería que lleva por nombre su apellido. Ella sueña con crear en la joyería de su padre sus propias creaciones y así seguir el legado de su padre y de su tío. Alfred con la mentalidad machista de la época no termina de concebir que su hija, una mujer pueda ser la que en un futuro regente el negocio de la joyería aunque accediendo a las presiones de su Elsa, termina aceptándola en el taller como aprendiz de joyera. Será a raíz de que un misterioso hombre llamado Maxime Dupont  le encargue en secreto varios trabajos a Elsa, cuando esta se dará cuenta que si quiere progresar en ese mundo de las joyas como obras de arte tiene que abandonar el nido familiar y trasladarse a Amberes que por entonces es un centro importante dentro del ramo de la joyería. Para Elsa es el comienzo de su sueño, pero terminará dándose cuenta que no todo es lo que parece y que le quedan varias aventuras que vivir y personajes importantes que conocer.


Una novela muy interesante donde el trabajo de documentación para recrear los ambientes escénicos de las dos épocas en las que trascurre la historia tienen mucho mérito. Marta Gracia sabe trasportarnos en el tiempo a esas épocas consiguiendo con cada detalle que quien lee se imagine en ese momento en aquel lugar.  Otro de los puntos fuertes de la novela es el constante misterio con el que envuelve la trama, lo que consigue que la historia nunca pierda interés y queramos saber qué pasó con Elsa y qué deparará a Blanca.


Aunque la novela no es de esas novelas rosas que saben a pastel dulce, no podemos negar que además de otros componentes, la obra cuenta con dos historias de amor potentes, una carnal y otra por el arte de la joyería que llega a convertirse en una verdadera pasión por su trabajo y sus obras para las protagonistas.


A parte de todo esto he encontrado muy interesante ese mundo de la joyería y de las modas que nos presenta la autora en la novela y  la figura de Leopoldo II y de su influencia en la política de Bélgica y ese colonialismo agresivo que recibió por parte de este país el territorio del Congo.


Para terminar tengo que reconocer que me lo he pasado muy bien con su lectura, una obra que tiene muchos puntos positivos con los que disfrutar, aunque en algún momento la autora cierre algunos temas de forma rápida, pero eso siempre queda al gusto del lector y en mi caso así has sigo.


De esta novela se sale aprendiendo muchas cosas sobre la época, dejándose atrapar por un misterio que me ha resultado cautivador y atractivo y por supuesto disfrutando de su lectura.


Autora:


Marta Gracia Pons (Terrassa, Barcelona. 1988) Es licenciada en Historia por la Universidad Autónoma

de Barcelona, especializada en Época Contemporánea. Sus novelas Agujas de papel y El olor de los días felices han tenido una excelente acogida por parte de los lectores. El viaje de la libélula la confirma como una autora que logra crear un fresco animado con protagonistas avanzadas a su tiempo, viajes y tramas apasionantes.