Pitré es un niño de trece años. Tiene una moto intergaláctica con la que explora el espacio, hasta que se acerca a la Tierra para ver todas las cosas que había estudiado y la fuerza de la gravedad lo atrae hacia su centro, y cae en la costa de Cádiz, donde lo recoge el Vaporcito. Allí, antes de quitarse su casco, adapta su forma a los humanos que ve, los guiris que lleva el barco: rubios, con ojos claros y piel rojiza por el sol. Allí conoce a José, un torero retirado que, aunque lo ha visto caer del cielo con su moto, no quiere delatarlo para protegerlo de Bocaboca, un periodista que busca noticias sin importarle el daño que pueda hacer, y de los americanos, que piensa van a retenerlo para estudiarlo como un bicho raro. Y también le presenta a Mukiko, su perro, que se acabará convirtiendo en el compañero de Pitré.


Pero Pitré no es raro. Solo es una especie evolucionada que viene de una galaxia donde todo es blanco y muy limpio y la comida son pastillas que no saben a nada. Así que cuando se une a un grupo de niños como él y descubre los churros con chocolate, no puede parar de comerlos. Como yo.


Y con esos niños también conoce las Bodegas de El Puerto de Santa María, donde hacen rodar los toneles que contienen el elixir de los dioses, y hacen que el toro de Osborne se escape y tenga que ser José el que ayude a que vuelva a su sitio. El protagonista del libro es travieso, pero sus travesuras siempre se solucionan. Aún así, al final termina en la comisaría, porque como no está con sus padres y parece perdido, deben llevarlo a los servicios sociales. Y como allí tienen muchas tecnologías, consigue contactar con su familia, que le riñe porque ha sido desobediente y como castigo le encarga una misión: conocer la Tierra en profundidad y salvarla para que no se convierta en un planeta como el suyo, sin plantas ni animales.

 

El libro me ha gustado mucho. La historia de Pitré es muy divertida, porque es un niño muy inquieto al que le pasan cosas muy graciosas. Además, como es de otro planeta y no conoce las costumbres de la Tierra, hace cosas con las que me he reído mucho, como mojar el pulpo en el salmorejo o tirarlo a las ventanas para que se peguen las ventosas o comer churros con un bocadillo de calamares. Tampoco sabía usar la ropa de los humanos y se puso un calzoncillo de sombrero. Es fácil de leer, aunque no lo he podido leer entero porque la historia también está contada en inglés, lo que me parece muy interesante pero algo complicado todavía para mi. Cuando sea un poco mayor y estudie un poco más de inglés, podré leer de nuevo este libro y disfrutarlo otra vez.


Me ha sorprendido que un extraterrestre sea alguien tan normal. Por eso se llama así el libro, porque Pitré no es verde, ni tiene antenas, ni chips, ni nada que nos recuerde a los extraterrestres de las películas. Es un niño como yo, algo más mayor, que quiere jugar y descubrir cosas. Y que prefiere pasar por guiri antes que por extraterrestre. También me ha gustado la facilidad del niño para hacer amigos y caer bien, primero a José, luego a El Pipas y al final a sus compañeros del centro de menores, con los que juega al fútbol porque él en su galaxia también lo hacía. Al final, no era tan diferente a los niños de la Tierra.


“Él no era mu diferente a ellos, nada diferente, sólo un poco más evolucionado, un poco más inteligente y más sensible. Quizá como muchos humanos. Pero no era un monstruo, ni un ser con patas en la cabeza o antenas y cosas así. Y mucho menos un conquistador o un guerrero del espacio. Era un joven de otro lado que quería ayudar, que quería evitar que en la Tierra pasara lo mismo que en su planeta”.


Recomendaría este libro a mis amigos porque creo que les gustaría leer las historias de Pitré, José y Mukiko. Y para que viesen que las cosas sencillas que nosotros vemos y hacemos todos los días sin darnos cuenta ni darles importancia, se convierten en maravillosas y únicas si son descubiertas por alguien que no las ha vivido nunca.


Y ahora me llevo el libro al cole para enseñárselo a mis compañeros.



Π3 es un joven humanoide que durante uno de sus viajes interestelares con su moto aeronáutica se pierde y acaba cayendo en la Tierra, concretamente en la Bahía de Cádiz, donde es rescatado por los marineros del mítico Vaporcito.
A partir de ese momento, comienzan una serie de aventuras en las que «Pitré» (que es como sus nuevos amigos gaditanos acaban llamándole) conoce la idiosincrasia de la vida en la Tierra.

 



Pitré no es verde es un libro editado en formato bilingüe tanto en español como en inglés. Esta reseña ha sido compuesta a partir de las impresiones y comentarios de nuestro pequeño colaborador de siete años, Héctor. Para nada hemos interferido en la exposición de sus ideas, ni añadido información que no nos haya aportado él. 


 

Eva Vildosola es una chica que hace un tiempo sufrió una agresión en la vía pública en la ciudad de ¨Barcelona la cual decidió denunciar públicamente en las redes sociales, lo que provocó un aluvión de muestras de apoyo y que su caso se diera a conocer internacionalmente.


Nacida en un cuerpo equivocado, lo que hoy llamamos “disforia de género” para ella simplemente era un infierno que ha sabido vencer poco a poco, no sin sufrimiento y con un alto coste a pagar en algunas ocasiones, hasta llegar a día de hoy en el que hablando con ella podemos comprobar que está feliz de su situación actual. Viviendo sin tener que esconder sus sentimientos y convertida en toda una mujer.


Me llamo Eva es la autobiografía de Eva Vildosola, un testimonio de la trayectoria de parte de su joven vida, donde nos narra la cárcel que llegó a ser su cuerpo encerrando a lo que sentía y pensaba su mente. La inocencia de su niñez, como se veía condicionada por una sociedad que la obligaba a vestir, pensar y comportarse de forma diferente a como lo ella sentía. La intransigencia y la incomprensión tanto dentro de su hogar como fuera nos lleva a relatos tan duros como abandonar la convivencia con su padre y con sus abuelos paternos, quienes fueron personas donde nunca encontró un apoyo y si una razón para fingir quien no era.


El libro en algunos momentos se convierte en una biografía novelada que destila inocencia, descaro, madurez y momentos a revisar en un futuro. Un cóctel de sentimientos de adolescente que aporta una visión y un testimonio de una persona que como muchas otras luchan para que se les reconozca el derecho a sentirse en libertad y ser reconocidas por los demás siendo lo que verdaderamente quieren ser.


Eva narra los momentos claves de su vida, su infancia, su relación con sus abuelos y sus padres, su decisión de ser mujer, el trató que recibió en sus institutos y el apoyo incondicional de su madre en todo momento. Confiesa que es en este libro donde contará por última vez el episodio de su agresión.


Un testimonio que puede ser muy útil para personas que se encuentren en la situación en la que estaba Eva hace unos años. 


A continuación os dejo la entrevista mantenida con Eva hace unos días.



Libros en el petate: Buenas tarde Eva. Encantado de conocerte y muy impresionado de leer un libro como el tuyo. Verdaderamente me ha parecido un libro muy valiente.


Eva Vildosola: Mucha gracias.


L.P: ¿Soñabas en algún momento con que tu historia terminaría en un libro?


E.V: Para nada había soñado con que estoy podía ocurrir.


L.P: ¿Qué esperas de un libro como este?


E.V: Lo que quiero con este libro es intentar ayudar a gente que se encuentra en la situación en la que yo estaba hace unos años y sobre todo abrir un poco la mente a todas esas personas que lo necesitan.


L.P: Empiezas este libro con un capitulo donde narras la marcha por tu parte de casa de tu padre. ¿algún motivo para empezar por ese suceso?


E.V: He empezado por este capítulo porque simplemente es el comienzo de mi proceso y como el libro se basa en mi proceso he seguido un orden.


L.P: Una sorpresa que me he llevado es que tu madre nunca intuyó nada de lo que te ocurría y se llevó una sorpresa cuando le contaron en el hospital qué te pasaba. A partir de ese momento tu madre se convierte para mi en otra de las grandes protagonistas de este libro ¿Qué significa para ti tu madre?


E.V: Literalmente mi madre es todo porque sin mi madre no hubiera conseguido absolutamente nada.


L.P: En esta biografía uno puede leer entre líneas lo importante que es el papel del profesorado en la educación en la adolescencia. Echando la vista atrás ¿qué sensación tienes  con ellos, cual ha sido tu experiencia en líneas generales?


E.V: En general buena porque al final me quedo con el segundo instituto donde estudié y donde me trataron increíble desde el primer momento en el que entré allí. En el primero no tuve una buena experiencia, pero si es verdad que es el único sitio donde he tenido una mala experiencia.


"Hay que denunciar el acoso porque de lo contrario nunca va a parar"


L.P: Hablas en este libro del acoso que sufriste en el colegio. ¿Es fácil denunciar ese acoso en esos escenarios?


E.V: No es fácil, pero hay que hacerlo. No es fácil porque al final es normal sentirse sol@ y sentir que nadie te va a entender porque al fin y al cabo es un momento donde no te entiendes ni tu mism@ pero hay que hacerlo porque de lo contrario nunca va a parar.


L.P:  Otro tema del que hablas es de ese cambio físico exterior y que es largo. Hablas de un proceso largo y del que contabas que no tenías mucha paciencia ¿Es esa paciencia clave en este proceso?


E.V: Totalmente. Siempre que me preguntan qué mensajes mandarías en estos casos siempre digo que por favor tengan mucha paciencia y mucho amor para los demás y para ellos mismos. Yo siempre he sido una persona que lo quiere todo ya y creo que eso me ha hecho sufrir mucho. Es un proceso muy largo y muy duro, pero si sabes vivirlo y sabes tener paciencia también puede ser muy bonito y sacarle mucho jugo.


L.P: En tu libro demuestras lo importante que es quererse a uno mismo porque si uno no se quiere a si mismo difícilmente puede querer a los demás. ¿verdaderamente es una de las claves?


E.V:  Quererse a uno mismo para mi es lo más importante en este mundo y yo cada día voy aprendiendo un poco más y estos días también he aprendido que es importante creer en uno mismo. Si crees que puedes con todo y que vas a poder con todo lo que te propongas va a pasar. Si no crees en ti mismo no vas a poder lograr nada. Por eso es importante las dos cosas, tanto quererse a uno mismo como creer en uno mismo.


L.P: Pensando en el momento en el que estas ahora mismo. ¿Se puede olvidar todo lo malo que has dejado atrás?


E.V: Se puede perdonar, pero no olvidar. Una persona no puede rechazar toda su vida y olvidarla por mucho que quiera con recuerdos malos o buenos. Es verdad que tú decides si son buenos o malos o como los quieres recordar, pero no puedo olvidarlo todo.


L.P: ¿Y no crees que es peligroso no olvidarlo o que puede ser una mochila pesada con la que cargar?


E.V:  No es peligroso,  es un trabajo más que te pone la vida y tú tienes que trabajar, afrontar y decidir. Me toca recordar esto y entonces voy a recordar lo mejor posible.


L.P: Algo que me llama la atención es que te refieres a tu yo original con la expresión “matar”. ¿Es fuerte decir eso?


E.V: Si, pero literalmente es lo que quería. Siempre he dicho que una vez me intente suicidar y esa vez mi yo pasado se suicido y me quede yo, es decir, mi caja se rompió y pude salir.


L.P: Las redes sociales en las que has sido una triunfadora pueden llegar a ser un peligro. ¿Cómo lo estas gestionando ahora que con el tiempo has adquirido cierta experiencia y acumulado vivencias en ellas?


E.V:  Hoy por hoy yo diría que las redes sociales son mi vida, son mi trabajo y mi afición. Me encanta pasar tiempo en ellas y he aprendido a llevarlas con cuidado. Una vez que has aprendido a usarlas y a dar los mensajes que puedes dar son un medio muy útil.


L.P: En el libro te haces la pregunta de qué pesa más la ilusión del deseo o la realidad pura y dura. ¿Ya has encontrado la respuesta?


E.V: La verdad es que no (risas)


L.P: ¿Te lo sigues preguntando?


E.V: Si.


L.P: Llegando a la parte del libro más delicada dices que es la última vez que vas a contar la historia de la agresión que sufriste ¿Supone esto que con este libro empiezas de cero como a ti te gusta hacer en las redes sociales? ¿Es este libro un nuevo punto de partida?


E.V: Si, pero de forma diferente. Este libro va a estar ahí para siempre y no me molesta. No pienso hablar nunca más de algo que me afecta y me molesta. Creo que con todo mi proceso he aprendido algo muy bonito que es hacer siempre las cosas por y para mí y anteponiendo siempre mi felicidad y mi comodidad. He decidido que no voy a hacer cosas en las que no me sienta cómoda y con las que no me sienta bien.


L.P: Leyendo tu libro cuesta no pensar que el ser humano a veces es muy cruel.  ¿a pesar de todo lo que te ha ocurrido tienes confianza en la gente y tu respuesta puede que me de esperanza?


E.V: Yo tengo plena confianza en la gente. Creo que todo el mundo es bueno, pero que todos necesitan aprender y hay gente que tiene la oportunidad de aprender y gente que no. No creo que haya gente mala, simplemente es gente desinformada y sobre todo gente que necesita aprender que es la empatía y por fin empezar a tenerla.


L.P: Hemos hablado de tu pasado, pero para finalizar quiero que me cuentes del presente y de proyectos futuros.


E.V: Pues ahora mismo estoy muy contenta y con redes sociales como comentabas. Tengo muchos proyectos muy chulos para trabajar con distintas marcas y de hecho esta semana me voy de viaje con una de ellas y con compañeros míos. Te puedo adelantar que el año que viene hay expectativas con proyectos ilusionantes y muy grandes mientras espero dentro de poco sacar mi marca de ropa.


L.P: ¿Te podré entrevistar en un próximo libro?


E.V: Por supuesto porque estaría encantada.


L.P: Muchas gracias Eva y que disfrutes de todos tus proyectos.


E.V: Gracias a ti.



Aquí puedes escuchar el audio de la entrevista a Eva Vildosola.





 




Título: El asesino inconformista.

Autor: Carlos Bardem

Editorial: Plaza & Jánes.

Año: 2021.

Género: Novela negra, Narrativa contemporánea.

Páginas: 384.

ISBN: 9788401027154










Sinopsis:

Fortunato es un asesino a sueldo, culto, elegante y discreto. Cuando se le encarga que elimine a una política corrupta, recuerda su infancia y juventud, cómo sintió crecer la violencia dentro y qué hizo para controlarla y usarla, según él, en beneficio propio y de los demás. Pero esta educación sentimental es solo el principio de un viaje que le llevará por los escenarios más oscuros y violentos de nuestra sociedad y le hará replantearse su papel en ella. Una odisea de décadas por Madrid y escenarios como Nueva York, Zanzíbar, Bagdad, Estocolmo o Marruecos. Y es también la historia de un asesino enamorado, la radiografía de una pareja. ¿Estará dispuesto a sacrificar al amor de su vida por seguir sus ideales hasta el final? ¿Será este su último encargo?

Valiéndose de una trabajada prosa llena de ironía e inteligencia, Carlos Bardem realiza el prodigioso retrato de un antihéroe carismático y complejo atrapado en una sociedad dominada por la inmoralidad y la corrupción. Tras el éxito de Mongo Blanco, el autor conjuga la novela negra, la sátira política y la denuncia social enEl asesino inconformista, una original historia de amor, humor y muerte.




Impresiones

Tenía ganas de leer a Carlos Bardem desde que me comentaron que su anterior novela, Mongo blanco era una pasada. Me gusta su faceta como actor y quería comprobar cómo se desenvuelve en un registro como la escritura. Tras terminar de leer EL ASESINO INCONFORMISTA ya puedo decir que desde hoy cuenta con un seguidor más.

 

Cara de asombro se me ha quedado al terminar de leer la obra de Bardem. Una novela negra que efectivamente es una novela, bastante negra porque desciende a las miserias de lo humano y tiene hasta sus muertos, crímenes y de más trapicheos mafiosos.  

A ratos parece un ensayo político y social y por momentos es una biografía. Llegados a este punto, reconozco que no es una novela negra al uso y que en algunos momentos me ha descolocado con su historia de amor de por medio. Pero nada que una gran dosis de originalidad como de la que puede presumir su trama, y un estilo narrativo que atrapa, engancha y embauca me devuelvan a pensar que si uno disfruta y se siente encandilado con la historia da igual que se salga del guion que uno esperaba.

 

Me merecía leer una novela como esta, donde Fortunato nuestro protagonista, es el malo, pero también es el héroe. Un asesino que es imposible que te caiga mal, aunque sea implacable, frio y calculador. Es el antihéroe, pero por alguna razón que aún no llego a entender me declaro incondicional de semejante personaje a mitad de camino entre Harry el sucio y Aramis, el paladín de Dumas. Fortunado es un asesino a sueldo de alguna organización secreta gubernamental que en su momento lo reclutó debido a sus cualidades. Un sicario muy particular porque acepta solo encargos de personas que entiende que merecen ser quitadas de en medio y en casi todos sus casos, sus víctimas suelen ser políticos corruptos.

Durante su último encargo Fortunato hace memoria de sus origines, de su adolescencia, de su familia y de todas las causas que le han llevado a elegir el camino que le sitúa en el punto en el que esta ahora mismo.

 

El asesino inconformista es políticamente incorrecta y eso me gusta. Creo que el autor se lo ha tenido que pasar pipa escribiéndola porque le habrá servido de terapia o desahogo ya que no deja títere con cabeza, sin perder en todo momento la línea argumental de la trama. Bardem se despacha a gusto, pero creo que en esta novela todo se le perdona porque es ironía de la que te alegra el día. Es nostalgia para los que saben de qué está hablando el autor cuando menciona a tal o cual nombre, y sobre todo es llamar en ciertos momentos al pan, pan  y al vino, vino.

 

Hay que leerla porque no todos los días uno puede cruzarse con un libro que son muchos en uno y con algo tan original que sienta tan bien.



Autor: Carlos Bardem (Madrid, 1963) es actor y escritor. Licenciado en Historia y diplomado en Relaciones Internacionales, publicó su primer libro, Durango Perdido, en 1997. Su debut como novelista en 1999 le valió ser finalista del Premio Nadal con Muertes ejemplares. Su segundo libro, Buziana o el peso del alma, obtuvo el Premio Destino-Guión en 2002. En 2005 publicó La Bardem, las memorias de Pilar, su madre. Y en 2009, Alacrán enamorado (Plaza & Janés), llevada al cine en 2013. Mongo Blanco es su última novela.





 

El pasado jueves 4 de noviembre tuvo lugar en la sede del Excelentísimo Ateneo de Sevilla la presentación de los Premios de Novela Ateneo de Sevilla y el Premio de Novela Ateneo Joven de Sevilla en su 53 y 26 edición respectivamente.


Ejerció de maestro de ceremonias como viene siendo habitual en los últimos años el presidente del Ateneo Don Alberto Máximo Calero, siendo acompañado por Rafael Muñoz Zayas, Director de actuaciones socioculturales de la Fundación Unicaja, Fernando Murube en representación del Ámbito Cultural de El Corte Inglés y Miguel Ángel Matellanes como editor de Algaida.


Fue este último el encargado de presentar las obras ganadoras y a sus autores. La obra que se alzó con el Premio de Novela Ateneo de Sevilla fue Cuando giran los muertos de Ignacio del Valle, la sexta aventura del capitán Arturo Andrade quien el editor recordó que en sus inicios ya ganó con este personaje el Premio de novela Felipe Trigo. Destacaba como el autor había sabido convertir la posguerra civil española en materia novelesca con una visión nueva para lo que se había hecho hasta entonces. La novela ganadora supone un cambio de escenario para sus protagonistas, en una época donde el régimen esta intentando abrirse internacionalmente y donde algunos de sus integrantes ya no tienen tan firmes las ideas con las que lo defendieron.


En la novela aparece un personaje, Don Félix Arcadia, escritor
y diplomático español que en palabras de Matellanes es un trasunto de Agustín de Foxá, que resulta ser secuestrado por una facción de exiliados republicanos y donde el capitán Andrade y su camarada Manolete tendrán que recorrer México tras la pista del diplomático secuestrado.



El segundo galardonado y Premio de Novela Ateneo Joven de Sevilla ha sido para Guillem Santacruz con la novela La conjetura de Reiner, una novela muy europea que habla de la muerte y de la posibilidad de predecirla a través de unas formulas.


Historia y ciencia se mezclan en una novela llena de misticismos, guerra y traumas familiares y por la que resuenan ecos fáusticos y apocalípticos” reza en parte de su sinopsis. 





Os dejo aquí con un video de la intervención de los dos autores hablando de sus novelas. 









 


Libros en el petate: Alejandro darte las gracias por este libro. Un libro que me ha llenado de sentimientos que me ha dejado una cuenta pendiente conmigo mismo para recapacitar sobre mis sueños, sobre el momento por el que estoy pasando y creo que tengo muchas conversaciones pendientes con mi madre después de leer este libro.


Alejandro Palomas: ¿En serio?


L.P: Pasando a hablar de tu libro y dejando experiencias personales te recuerdo lo que dice uno de los personajes de tu novela “Y aunque no seamos familia, si somos una familia. Los que estuvieron, los que son, los que vienen, los que se quedan. Todos existen, todos habitan este país pequeño y viejo que soy yo en el que caben quienes buscamos un nombre para salvar sus propios sueños” Vuelves a hablar de familias, pero ¿cómo es embarcarse en una nueva?.


A.P:  En este caso ha sido difícil por mis circunstancias personales y porque yo siempre he trabajado la familia como un núcleo de sangre y en este caso no es así porque los personajes del grueso de esta novela son personas que en un principio tu no te imaginas que vayan a confluir en algún momento de la vida y a formar una familia. Eso requiere un trabajo al que yo no estoy acostumbrado a hacer a nivel creativo. Esa exposición me daba mucho miedo porque no sabía si era capaz de hacerlo.


L.P: ¿En qué pensabas a la hora de crear una historia como esta porque digo yo que todo surge a raíz de un detonante?


A.P: Eso es lo que justamente me estoy preguntando una vez publicado (Risas) En mi caso por ese motivo escribo un libro, para responder esa pregunta. Lo que sí se, es que cuando decidí escribir una nueva novela aparecieron una serie de ingredientes que yo he ido acumulando en los últimos tiempos como pueden ser Susi, una elefanta, una niña que me ha ido rondando constantemente por mi cabeza, la aldea abandonada que se parece un poco bastante al pueblo donde vivo y yo tenía que hacer algo con todo esto, pero nunca imagine que iba a ser esto.


L.P: Si alguien viene ahora y te pregunta de qué va tu novela qué le dirías porque si me lo pregunta a mí, mi respuesta sería “Es una maravillosa caja de regalo donde cabe todo lo que quieras ver o creer de lo que está compuesta la vida”


A.P: Esta novela es complicada porque hay muchas cosas y es como un calidoscopio donde con cada paso vas descubriendo un nuevo episodio, un nuevo dibujo. Es la historia de donde empiezan los sueños y donde terminal. De como eres capaz de reconocer cual es el tuyo. Esta novela es un trayecto hacia una nueva etapa de uno mismo.


L.P: Una palabra que aparece casi con mayúsculas es “SUEÑOS”. ¿Te gustaría que quien leyera tu novela se parara a pensar en esos sueños?


A.P: Eso es básicamente lo que importa, pero eso lo he averiado después de escribirla. Ojalá todo aquel o aquella que termine la novela piense ¿y mi sueño cuál es? Eso es lo que más feliz me haría, pero yo no lo sabía, lo sé ahora, que es lo poco que puedo aportar al lector.


L.P: En un país con tu nombre tenemos a Edith, a Jon y a Susi entre otros personajes. Conocemos a los dos primeros en esos compases iniciales de la novela y yo te pregunto ¿Por qué se les coge tanto cariño a tus personajes casi al instante? Yo en las primeras páginas ya era fan de Jon.


A.P: Porque yo lo soy y mucho. Yo les adoro. Si algo tengo es que se transmitir el amor que siento por mis personajes a todos aquellos que se unen en mi viaje. Se me da bien comunicarlo porque es sincero y así lo siento y eso no se puede disimular.


L.P: Hemos hablado de Edith y de Jon, pero me da la sensación de que Susi es la verdadera protagonista de esta historial. ¿Me equivoco?


A.P: Esa es otra de las preguntas que me hago yo porque a medida que voy hablando de la novela, Susi va adquiriendo como más importancia y más presencia (volumen no porque ya lo tiene). Una de las cosas buenas que tiene esta novela es que se queda tanto en el cuerpo de uno, que a medida que va pasando el tiempo hay personajes que van perdiendo presencia y otros que la van ganando y eso es así porque están muy vivos. En el caso de Susi me gusta que sea así porque esa son mis ganas de que la Susi de la novela tenga cada vez más presencia hasta salir de la novela e invocar que pase algo con Susi real que esta en el zoo de Barcelona.


L.P: Me he dado cuenta que aun cuando no está, el lector la tiene muy presente.


A.P: Es que eso tiene que ocurrir porque yo quiero que este constantemente presente en el lector. Susi esta muy presente en mi y cada vez que estoy hablando de la novela, estoy pensando en que estará haciendo Susi en estos momentos.


L.P Estamos hablando de Susi y se nota que hay una historia detrás ¿Por qué un elefante?


A.P: Porque yo me quedo muy tocado con la historia de Susi. Ella es el único personaje de la novela que esta basado en un personaje real. Ella es el elefante del zoo de Barcelona que vive allí desde hace más de diez años y ella tendría que estar fuera de ese lugar desde hace dos años y sigue ahí a pesar del compromiso del Ayuntamiento de Barcelona de que iba a ser enviada a un santuario. La promesa de la liberación de Susi ha sido una estafa y cada día que pasa allí dentro para mi es un horror. No sé porque me ha tocado tanto esta historia, pero supongo que Susi es el compendio que siento de todo el maltrato animal.


L.P: He leído por ahí en algún artículo, que ha vuelto el Alejandro Palomas más animalista, pero yo creo que nunca se fue.


A.P: Efectivamente, no puedo volver porque nunca me fui.


L.P: Quizás lo que si es esta novela es más animalista.


A.P: Es más animalista porque hay muchos más animales presentes en la novela no porque yo sea más animalista. Yo he ido progresando en mi animalismo a medida que me he hecho mayor. Soy una persona sensible ante todo lo vulnerable y ahí entran tanto animales como personas.


L.P: Leyendo Un país con tu nombre no podía evitar que en mi mente apareciera la palabra “despoblación” ¿es una apreciación mía o es verdad que tenías ese interés?


A.P: No llego a entender ese termino de España despoblada, vaciada y cuando lo hago mi respuesta interior es que vaciada de personas significa repoblada de animales salvajes, repoblada de lo que es suyo y para mí eso es una alegría cada vez que yo oigo ese término. Yo vivo en un lugar muy poco poblado de esa famosa España vaciada y ojalá estuviera yo solo en ese núcleo.


L.P: ¿Entonces tu eres un poco Edith en la novela?


A.P: Totalmente


L.P: Te iba a preguntar si tu te verías en esa aldea que aparece en la novela y qué papel tendrías en ella.


A.P: Cuando yo he escrito la novela mi imaginación ha habitado esa aldea y yo he estado viviendo con ellos y he sido muy feliz. ¿Qué papel tendría yo en ese marco? Probablemente sería el tercer vecino entre ellos dos, quizás viviendo en la antigua estafeta haciendo de puente entre Edith y Jon.


L.P: Dices en tu libro de boca de uno de tus personajes “El humor siempre suma, siempre hace bien” Un país en con nombre no sería lo mismo sin ese humor ¿verdad?


A.P: Yo tenía un problema con eso porque en mis libros, sobre todo en los últimos suele haber mucha comicidad y aquí la comicidad esta, pero está bastante amortiguada. Tenía miedo de no haber sido demasiado humorista, pero es el que el libro no me lo pedía. Yo siempre los veo con cierto sentido del humor, que sean capaces de reírse de sí mismo porque de otra manera todos moriríamos si no somos capaces de reírnos de nosotros mismos.


L.P: En mi opinión tiene el punto justo.


A.P: Pues conseguir eso es muy difícil y es una de mis mayores preocupaciones.


L.P: Leyendo zoo y santuario me ha hecho pensar que no se les da mucha importancia a estos temas. ¿Tan difícil es acondicionar estos espacios para estos animales?


A.P: Es difícil por las dimensiones por eso se habla de Brasil porque como país tiene unas dimensiones estratosféricas. En Europa no es tan fácil para encontrar esas dimensiones ya que lo ideal sería devolverles a su habitar original, pero claro, ya no se puede porque ellos no están acostumbrados a esa forma de vivir. Tiene que existir esa voluntad de corregir un error que se ha cometido con los zoos y de recolocar. Pero si no se hacen con las personas que tenemos ahí en Grecia campos de refugiados llenos de seres humanos es difícil hacerlo con animales y es una lucha complicada, pero no tengo nada mejor que hacer.


L.P: Alejandro dime una frase que ilustre tu libro.


A.P: Una que no sea manida o que no este incluida en las muchas que hay dentro del libro es difícil, pero una que me interesa a mí y que el libro me ha redescubierto es “los sueños no tiene edad y eso es lo mágico de los sueños ya que soñamos hasta el último día de nuestras vidas”


L.P: Eso me recuerda a la que dice “Si no cumples tus sueños luego ellos van a venir a perseguirte”


A.P: Exactamente, es como un deber que tienes contigo mismo casi cósmico. Cumple con los sueños porque vienes de ellos.


L.P: Alejandro durante toda la conversación hemos hablado de novela, pero, ¿podría ser un cuento para adultos?


A.P: Es un cuento para adultos. Yo escribo cuentos para adultos. Esa es la sensación que tengo cuando lo hago de que me estoy contando un cuento al Alejandro adulto para recuperar al niño que hay en mí y escuche porque de otra manera ese niño se me duerme y la mirada del Alejandro adulto se le turbia la mirada.


L.P: Mi ilusión que todo aquel que lea esta lectura puede cambiar para mejor.


A.P: para eso escribo y esa es mi meta. Para mi es más importante la incidencia que pueda tener este libro en el lector que las ventas.


L.P: Alejandro me reitero en mi gratitud por este cuento y un placer charlar contigo.


A.P: Gracias a ti por este rato tan agradable.



Jon, cuidador de elefantes en el zoo, y Edith, viuda que vive con sus once gatos, son los únicos habitantes de una aldea abandonada. Vecinos solitarios primero y ahora buenos amigos, no imaginan que la noche en que la veleta del viejo campanario gira sobre sí misma, el ojo del tiempo se posa sobre la aldea y la vida de ambos está a punto de girar con ella.

La llegada de la primavera trae consigo una inesperada decisión por parte de la dirección del zoo, a la que se suma un perturbador anuncio: el Ayuntamiento al que pertenece la aldea restaurará la casona en ruinas del lago para convertirla en hotel rural. La doble noticia cambiará de golpe las vidas de Jon y Edith, empujándolos a dar un paso hasta entonces tímidamente contemplado.

La amistad entre Jon y una callada elefanta llamada Susi, la relación entre Edith y su hija Violeta, desencontradas durante décadas, y una hora de la noche —«la hora trémula»— en la que pasa todo y todo queda conforman Un país con tu nombre: una historia sobre el amor en mayúsculas, la honestidad con los propios sueños y sobre la libertad llevada a su expresión más pura.










Aquí puedes escuchar la entrevista completa con todo lujo de detalles. 





 Hace unos días visitamos la sede de la editorial sevillana Babidi-Bú. para hablar con su directora Marta Montes sobre la labor que como editorial realizan en el ámbito de la literatura infantil y juvenil. La conversación nos llevó a conocer cómo fueron los primeros pasos de su fundadora, sus proyectos, su forma de trabajar y de la  experiencia como participante en la pasada Feria Internacional del libro (Liber)



Babidi-Bú es una editorial infantil y juvenil que nace a finales del año 2013 cuando su directora, Marta Montes toma el relevo de una pequeña editorial tradicional que poseía su madre. Así nace la nueva editorial con la idea de su fundadora en la posibilidad de nuevas alternativas dentro del sector literario que pudieran hacer sostenible esta empresa.


Para ello colgó el cartel de se aceptan proyectos dando así una oportunidad a todos esos autores que sueñan con publicar, pero que por las características del mundo editorial se encuentran con las puertas cerradas.


Un equipo de trece personas, en su mayoría mujeres que han hecho de  su implicación en el proyecto, que Babidi-Bú este en el lugar que ocupa ahora mismo como empresa en auge ofreciendo una atención muy personal y tratando con mucho mimo cada trabajo que les llega.


Fruto de ese crecimiento como editorial, Babidi-Bú acaba de estar presente hace unos días en LIBER, La Feria del libro Internacional, un sueño cumplido para Marta y que tras la experiencia   ha superado todas sus expectativas tanto a nivel de relación con los autores, con los que han realizado cuarenta y seis actos en la Feria, como a nivel internacional manteniendo los primeros contactos con empresas de Latinoamérica interesadas en el catalogo de la editorial andaluza.


 Esto nos demuestra que tras una editorial no esta solo el publicar y vender libros y como bien dice su directora “Nosotros editamos, publicamos y vendemos libros, pero a la vez damos al autor como servicio, la experiencia del proceso de creación del libro. El resultado es muy importante, pero vivir el proceso de creación de ese libro al igual que lo puede hacer cualquier autor de trayectoria es muy importante también


Una editorial infantil que en su esencia aboga por temas como la integración, la diversidad, la identidad  de genero o el respeto del medio ambiente como valores tanto a nivel empresarial como personal, lo que hace que se refleje en su empeño por mostrar esos valores como temática para sus publicaciones, con el fin de que  al público le lleguen trabajos que no solo diviertan sino que enseñen valores a los más jóvenes como demuestran publicaciones entre las que destacan “El niño que quería usar vestidos” o “El color rosa de Nicolas” . Trabajos que sacan a la luz que la sociedad esta cambiando y mostrando una apertura tolerante y de normalidad a esos temas que la editorial esta encantada de publicar y de la que ha creado un sello identificativo debido al volumen de proyectos recibidos.


En su catálogo, la editorial cuenta con hasta diecinueve colecciones aglutinadas en tres glandes bloques: Cuentos ilustrados, novelas infantiles y novelas juveniles. Todas ellas divididas por edades, aunque para la editorial la temática esta por encima de la edad, ya que los libros sobre medio ambiente o diversidad se publican para todas las edades.


Hasta tal punto la editorial Babidi-Bú está comprometida con temáticas sensibles para la sociedad que tiene en su catálogo Delfín, un cuento de la autora Alma Serra que explica el suicidio. Un libro para niños con una temática complicada, pero que la editorial piensa que son herramientas indispensables en un mercado donde no hay muchas y que podrían ser útiles como prevención, terapia o incluso para impartir  talleres. “Son libros que no son para todos los niños, pero si están pensados en aquellos que hayan tenido alguna relación con estos temas”.


Nos contaba Marta Montes, que, a la hora de recibir un proyecto, los libros tiene que transmitir unos valores, tienen que  contar  una historia interesante  procurando que los temas sean originales y no demasiado vistos. Y en este apartado la editorial da mucha importancia a las ilustraciones “un libro infantil para nosotros tiene que tener una edición grafica estupenda, un libro infantil debe ser un cuadro en el escaparate de una librería” y para ello Babidi-Bú cuenta con una amplia red de ilustradores que colaboran con ellos para dar color a esos proyectos que aportan solo las ideas, a falta de dotarles de dibujos que las ilustren.


La editorial esta implicada hasta tal punto con esos valores que tiene un amplio bagaje en la colaboración con asociaciones y entidades, centros educativos o bibliotecas. “Siempre que un proyecto solidario este a nuestro alcance creo que ese compromiso es fundamental hoy en día para cualquier empresa tener esa parte de responsabilidad social”





El pasado día 22 de octubre, la Feria del libro de Sevilla tuvo entre su concurrida agenda un acto un acto que vengo a destacaros y del que disfruté muchísimo. Se trataba de la presentación de Una mujer y dos gatos, la nueva novela de Ayanta Barilli, quien fuera finalista del Premio Planeta 2018.


Con un escenario concurrido de público, la autora habló sin tapujos de la situación que le llevó a escribir este libro y en las circunstancias en las que le dio forma.


Enfrascada en otro proyecto literario, fueron sus circunstancias personales y la pandemia la que le hicieron decidirse por aparcar en lo que estaba trabajando y ponerse a escribir esta novela.  Un libro que nace fruto de una separación sentimental repentina, unida a hecho que sus hijos se independizaron y abandonaron el hogar, Ayanta se encuentra en un piso sin muebles, sola y en mitad de un confinamiento por una pandemia que no es la protagonista de la novela, pero que si aparece como telón de fondo.


Una situación la de la escritora, que le da para pensar, reflexionar en que momento se encuentra y sobre las circunstancias por las que está pasando, de donde viene y quién ha sido. Como ella misma la define es una novela autobiográfica, que, si bien no es una continuación de Un mar violeta oscuro, si rescata a algunos personajes de aquella obra porque como ella dice “para saber quienes somos hay que saber de donde venimos”.


Una obra sin lugar a  dudas muy personal, fruto de un momento complicado y delicado de la autora que no solo va a mostrar detalles personales de la escritora sino la reflexión que ellos producen.



Aquí podéis ver un resumen de los mejores momentos en mi opinión de lo que aconteció en la presentación. 


Destacó la autora por su simpatía, la cual derrochó en todo momento, su espontaneidad,  y franqueza a la hora de hablar de cualquier detalle que pudiera dejar claro toda el alma que ha puesto en esta novela.

Una mujer y dos gatos, más que una novela es un frasco de píldoras de acción rápida, compuesta por capítulos cortos que sirven para recordar lo que hemos vivido, lo importante que es la familia y por qué no, utilizarlo para hacer examen de conciencia nosotros también. 




La protagonista, trasunto de la propia autora, relata y desgrana una etapa de soledad, marcada por una ruptura sentimental y la marcha de sus hijos, cada uno a un destino que no puede visitar.

En el transcurso de estos meses, acompañada tan solo por sus dos gatos, la escritura se convertirá en el único acto de resistencia posible frente a la adversidad. Repasará los momentos clave de su existencia, vistos desde una óptica obligadamente distinta, en la que una mujer -que es también hija, madre y amante- se convertirá en una mentirosa.

La desobediencia será la luz que alumbrará su camino.