Comentaba con otros participantes del VI maratón de microrrelatos de la pasada Feria del Libro de Sevilla, lo difícil que es conseguir aunar en un libro de relatos un puñado de ellos y que guarden en cuanto a calidad conjunta una media aceptable. Siempre hay unos que te gustan más que otros, siempre está el que te sobra  o el que sobresale de manera notable por encima del resto y como resultado siempre permanece en el recuerdo de aquel libro de relatos donde venía aquel cuento maravilloso acompañado por otros que ya no recuerdas tanto.

Fue en esa reunión donde tuve la oportunidad de comentar que recientemente había leído un libro donde me era muy difícil decantarme por un relato favorito, donde cada historia me gustaba por algo en concreto y fue para mí un duro golpe comprobar que el libro llegaba a su fin y el placer de su lectura se terminaba.


A veces, ser sincero y hablar con mucho entusiasmo de algo en este mundo levanta sospechas, pero ya lo he dejado claro, la satisfacción máxima de todo lector es sentir nostalgia al devolver un libro a la estantería, porque desde ese momento ya lo estás echando de menos y  eso siempre tiene como resultado que uno hable como en este caso de La letra pequeña con especial cariño.




Título: La letra pequeña.
Autor: Andrés Pérez Domínguez.
Editorial: Triskel Ediciones.
Año: 2019.
Género: Relatos.
Páginas: 136 páginas.
ISBN: 9788412033700




Sinopsis:


¿Qué tienen en común una mujer a punto de abandonar a su marido adúltero y la discusión de una pareja durante una escapada romántica? ¿Y un hombre ansioso por que su mujer vuelva con él y dos desconocidos atrapados en un montacargas? Lo mismo que el marido que lleva a cenar a su esposa al restaurante donde quince años atrás le pidió matrimonio o los dos amigos que asisten a la presentación de una novela. Ni más ni menos que el tipo que se ha quedado solo por culpa de su afición al buen comer y el enamoradizo empleado de una floristería. O el abogado cuya vida se derrumba por la llegada al bufete de un inquietante novato y el hombre que emprende un viaje para buscar a su mejor amigo y a su exnovia.
Todos saben que en la vida, como en los contratos, anida una incómoda y a menudo cruel letra pequeña. Aunque lo hayan descubierto demasiado tarde.

Impresiones:
La letra pequeña es una recopilación de diez relatos que Andrés Pérez Domínguez ha reunido para la ocasión  entre sus cuentos galardonados en certámenes del género y otros que tenía guardados en algún cajón a la espera de ver la luz y que lo han hecho aprovechando que sus historias tenían cierta relación con los otros elegidos para este libro.

Todos ellos guardan relación a través de un mismo hilo conductor que  son las relaciones de pareja, o mejor dicho las miserias que la suma sentimental de dos personas  trae consigo como pueden ser la infidelidad, la soledad, los celos,  la desidia en el día a día y en todo ese amor que se va agrietando cuando no se alimenta o se cuida mal.  Historias con distintos personajes y  diversos escenarios  que en algunos momentos bien nos podría parecer que están relacionados  unos y otros pero que solo son espejismo que un servidor llegó a crear en su cabeza tras el ejercicio de reflexión al que sometía cada relato. 

Esto lo consigue el autor gracias a una pluma que cuida al detalle cada frase, cada escena, para mantener al lector enganchado a la lectura a la espera de un final sorpresa que cierra cada relato pero que deja abierta la imaginación a otros posibles finales más allá del que el autor presta a su libro. Andrés Pérez Domínguez es de esos escritores que no dan puntada sin hilo y nos ha regalado una colección de cuentos que destilan sentimiento, provocan que en algunos momentos se nos encoja el alma y que cada historia tenga momentos de reflexión intima sobre lo que ha ocurrido en la trama.

Diez finales que son diez latigazos que harán desestabilizar la tranquilidad del que lee en la intimidad de un relato que atrapa. Diez historias que van más allá de lo que unas letras cuentan porque nada está puesto por casualidad, del mismo modo que no todo será drama. Habrá situaciones cómicas o mejor dicho tragicomedia, porque hacer llorar no es difícil, pero hacernos sonreír en mitad del drama es de nota.

Mención especial a los personajes, que los hay para todos los gustos y de distinta condición moral y social. Auténticos perdedores al borde de la última brazada que le otorga la vida para mantenerse a flote y que esperan ese salvavidas que el escritor tiende al lector para que él decida en el último momento.

Pasen y lean, juzguen y no olviden que los libros que no dejan indiferente, que provocan que el lector piense, sienta y reflexione son lo que sin lugar a dudas te hacen disfrutar y unos no puede uno permitirse dejarlos escapar.

Autor:

Andrés Pérez Domínguez (Sevilla, 1969) tiene una dilatada carrera como escritor, reconocida con numerosos premios entre los que  destacan el Ateneo de Sevilla, el Luis Berenguer de novela o el Max Aub de cuentos. Entre otros libros, es autor de las novelas Los dioses cansados (2016), Los perros siempre ladran al anochecer (2015) El silencio de tu nombre (2012), el violinista de Mauthausen (2009), El síndrome de Mowgli (2008), El factor Einstein (2008) y La clave Pinner (2004); las colecciones de cuentos El centro de la tierra (2009) y Estado provicional (2001). Tambén ha sido colaborador de varios medios de comunicación como El correo de Andalucía, Onda Cero y Punto Radio.




                                                            

Todo un referente en la música latina en Miami, la cantante española Aleksia visitó la semana pasada nuestra ciudad en su gira de promoción de su nuevo single “Castigo” y con ella nos sentamos para hablar de ese tema de ritmos latinos, con un estribillo muy pegadizo y que contiene con un mensaje rotundo ante una infidelidad de amor. La artista centrada en la promoción del nuevo tema confesó que ya anda trabajando en una nueva canción y nos comentó que se siente muy feliz por el resultado de Castigo y el trabajo que está llevando a cabo con su nuevo sello discográfico que ha supuesto un salto de calidad en su carrera.

Libros en el petate: Buenas tardes Aleksia. Cuéntanos para todos aquellos que te acabamos de conocer, ¿cómo es esa Aleksia cantante y como es la Aleksia fuera de los escenarios?

Aleksia: Son dos personas distintas. Yo distingo Alexandra de Aleksia. La primera es un poco más tímida aunque a veces también se vuelve loca y Aleksia se transforma cuando se sube a un escenario y se cambia de vestuario y de apariencia física.

L.P: De España a Miami. ¿Cómo y cuándo decides dar ese salto?

Aleksia: En mi cabeza siempre había tenido la idea de terminar en Miami porque me gustaba mucho todo lo que es el clima, la gente y sobre todo por el panorama musical ya que me encanta la música latina y es una ciudad donde hay muchos productores de este género y mucha gente intentando dar el salto. Fue a raíz de una  promoción que me llevó a Los Angeles, Miami y México que decidí quedarme en Miami porque quería profundizar un poco más en el género de la música latina.

L.P: Eres natural de Zaragoza, una ciudad que tiende más a grupos de rock que a estilos latinos. ¿De dónde te viene esa vena latina?

Aleksia: Siempre me ha gustado desde pequeña esos ritmos y bailar salsa, bachata o merengue y tal vez por mi sangre caliente (risas)

L.P: Llevas desde los dieciocho años subida en los escenarios. Cómo ha sido la evolución de Aleksia cantante tras varios temas y las tablas que te ha dado grabar y actuar en muchos lugares.

Aleksia: Creo que toda esta vida me ha hecho mejorar como persona. Creo que es importante superarse e intentar ser mejor cada día y en el caso de no poder encontrarte dentro de tu carrera musical en el top , adaptarse a las circunstancias y encontrar esa paz en esos momentos dentro del caos. Hace poco firme con la discográfica llamada M2MusicGroup y estoy muy contenta porque he notado ese paso más profesional ya que hasta ahora no tenía manager y mi padre hacía la función de esa figura y ahora tengo un manager  y un equipo que me asesora tanto a nivel de imagen y de redes sociales.



L.P: Centrándonos en el tema nuevo, estas presentando Castigo tu nuevo single. Puedes hablarnos algo de este nuevo tema.

Aleksia: Castigo es un tema donde su letra describe una infidelidad y paradójicamente  no es la persona traicionada la que sale perdiendo sino el que ha hecho la traición. Es como una enseñanza para aquellas parejas que rompen y les enseña que no por ello significa que el mundo se acaba. En estos casos puede significar que empieza una nueva vida donde puedes renacer, romper con lo establecido y reconstruirte a ti misma

L.P: Un tema cargado con mucho mensaje.

Aleksia: Si.

L.P: En el video que acompaña al tema veo que has grabado en la ciudad de Cádiz. ¿Cómo ha sido la experiencia?

Aleksia: Fue fantástico porque yo venía de Miami y el ambiente que viví allí me recordaba mucho a Miami pero con un ambiente más cubano. Es un lugar precioso que recomiendo a todo el mundo y me ha encantado la ciudad, sus gentes y el colorido que tiene. Me he sentido muy bien acogida y me ha encantado esa magia que trasmite Andalucía y  la grabación ha sido magnifica y nos lo hemos pasado en grande grabando.

L.P: Tus temas llevan por título Soltera, Y te vas o Castigo. ¿Para cuándo  tendrá Aleksia suerte en el amor porque son temas con mucho desengaño amoroso?

Aleksia: Siempre he tenido mis altibajos pero creo que ahora mismo he encontrado una estabilidad en mi misma y el tema de Soltera me dio la oportunidad de reivindicar esa situación de la mujer en la que puede estar sola y no necesitar de nadie para ser feliz. Puede que vea el amor de una forma diferente y desde luego ahora mismo estoy muy centrada en mi trabajo aunque nunca se sabe sonde puede surgir el amor y encontrar a esa pareja perfecta.

L.P: Puede que entonces le cantes al amor de una forma más positiva.

Aleksia: Puede que a lo mejor cuando me enamore cante mucho más al desamor (risas)

L.P: Hablando de estilos, tú te has atrevido con distintos estilos como son el pop, la bachata, el reggeton. ¿Te atreves con todo?

Aleksia: Si, me considero  bastante versátil en lo que es la música aunque en estos momentos me encuentro más centrada en lo que son los ritmos latinos y en concreto un tipo de reggeton como yo le llamo más pop y sofisticado buscando ese estilo a la forma de Aleksia. Me siento muy contenta cantando música en español porque es mi lengua de origen y la ser un idioma tan universal estoy muy contenta de llevar mis letras y mi música a tanta gente.

L.P: Con qué ritmo te sientes más cómoda aunque viéndote te diría que con todos pero dinos alguno por el que sientas más atracción.

Aleksia: Cuando bailo me encanta bailar salsa pero la música pop siempre me ha gustado mucho tal vez como hablábamos antes un pop rock que es muy de Zaragoza, del lugar de donde vengo.

L.P: Hoy en día en el panorama musical, las colaboraciones entre artistas están a la orden del día. Con quién te gustaría colaborar.

Aleksia: Me gustaría colaborar con alguna mujer como por ejemplo Becky G o Karol G en una canción donde salga a relucir ese juego de mujer a mujer.

L.P: Eres muy reconocida en América ¿Te gustaría ser más profeta en tu tierra?

Aleksia: Por supuesto aunque ahora mismo viajo bastante y estoy mucho tiempo fuera y eso quieras que no provoca que se acuerden un poco más de ti aquí en España y al estar fuera hace que pueda llenarme de otras energías y experiencias que hacen que pueda volver a mi tierra con más fuerza. Poco a poco seguro que iré trabajando más aquí en España aunque te puedo asegurar que me encuentro muy cómoda en las Américas.

L.P: Qué te trasmite los fans de aquí.

Aleksia: Me transmiten mucho, me tratan de forma muy cercana y a veces parece que son como de mi propia familia sobre todo en Zaragoza o Huesca que es donde más conciertos he hecho.

L.p: Aunque estas centrada en la promoción de este single. ¿Estas trabajando o hay proyectos para un futuro?

Aleksia: Ahora mismo estamos pensando en un siguiente single que precisamente mañana grabamos en Chiclana (como ves he quedado enamorada de Cádiz) un tema algo más lento muy parecido a un son cubano muy sensual con algunos toques rumberos y una canción con una letra muy emotiva de desamor donde entramos ya en un tema más emocional.

L.P: Aleksia encantado de conocerte, ha sido todo un placer y espero el single presente y este futuro que grabas mañana te deparen muchas alegrías.

Aleksia: Gracias a ti, el placer ha sido mio.





La fragilidad del Crisantemo es la nueva novela de José Vicente Alfaro, un autor de gran éxito literario con sus novelas de ficción histórica en el mundo de la auto publicación.  Este nuevo trabajo supone el salto a publicar con una gran editorial y para ello el autor sigue en la línea de lo que hasta ahora le ha proporcionado muy buenas críticas entre sus lectores. Una historia muy entretenida, con una trama interesante y con un contenido que hará las delicias de los amantes de la novela histórica. 




Título: La fragilidad del crisantemo.
Autor: José Vicente Alfaro.
Editorial: Martinez Roca.
Año: 2019.
Género: Novela histórica de ficción.
Páginas: 355 páginas.
ISBN: 9788427045231



Sinopsis:

Dos hermanos pequeños se sumergen en la profundidad del bosque en busca de leña, cuando una extraña criatura alada se materializa ante sus aterrorizados ojos…A partir de aquí se desencadena una vertiginosa trama de aventuras, intriga y romance en el desconocido y deslumbrante Japón clásico del periodo Heian, cuya capital se convertiría en centro cultural más floreciente del mundo, desarrollándose un culto a la belleza y al complejo ceremonial cortesano como nunca antes se había conocido.

El emperador, fuente absoluta del poder, a quien se le atribuía un origen divino como descendiente directo de la diosa solar Amaterasu Okami, gobernaba sobre una población empobrecida, salvo por una minoría conformada por la privilegiada aristocracia. En todo caso, la mentalidad de unos y otros se hallaba impregnada por la creencia en todo tipo de demonios y criaturas sobrenaturales —los yokai—, que desde tiempos inmemoriales formaban parte del folclore japonés e influían directamente sobre sus vidas.

En este universo de leyenda tendrán lugar las vicisitudes de los tres protagonistas: Asatori, un humilde campesino; Katsumi, una dama erudita; y Tokinobu, un agente de la Guardia Ciudadana, que al comienzo de la historia nada tienen en común. Cortesanos, aristócratas, princesas, adivinos y guerreros expertos en artes marciales se codean en esta vertiginosa narración que también incluye personajes reales, como el emperador Kanmu o el comandante Sakanoue no Tamuramaro.


Impresiones:


Conocido por trasportarnos a través de sus libros a lejanas tierras y culturas exóticas, en esta ocasión José Vicente Alfaro nos traslada al Japón clásico del periodo Heian con un relato donde con gran acierto reúne una serie de elementos como la cultura y la historia del país oriental, los mitos ancestrales en una historia donde el amor, el misterio y la intriga cuentan con gran peso en la trama de la novela.

La novela cuenta con un comienzo lleno de misterio y que da pie para engancharnos a una historia donde unos seres mitológicos secuestran en las profundidades de un bosque a un niño. No es un hecho aislado puesto que en toda la región en los últimos tiempos corren de boca en boca noticias de otras desapariciones de  niños en circunstancias parecidas. Los campesino preocupados por los sucesos dirigen sus suplicas de ayuda a un gobierno que mira para otro lado, más preocupado en su guerra expansionista contra pueblos del norte.

Partiendo de esta introducción a través de unos primeros capítulos donde el autor de forma muy hábil y gracias a la puesta en escena de sus tres protagonistas nos irá introduciendo en un país donde nos mostrará que la diferencia entre clases sociales está muy marcada en el transcurrir de la vida diaria.
Conoceremos a Asatori, un chico al que un hecho ocurrido en su infancia le supuso todos en su aldea lo marginaran hasta el punto que en un momento concreto decide abandonar su pueblo con el propósito de convertirse en monje guerrero.

El segundo protagonista de la historia es Tokinobu, un oficial de la Guardia ciudadana de la capital Heian-Kyô. Un hombre noble, que ama su trabajo y que lucha a diario contra la delincuencia que campa por las calles de su ciudad. Aspira a casarse con una mujer notable con el fin de ascender socialmente.

La tercera protagonista y para mi tal vez la más importante y sobre la que recae en gran medida el peso de la historia es Katsumi, una joven noble, escritora y algo rebelde a la hora de seguir las tradiciones culturales que deben llevar las mujeres en Japón.

Tres personajes muy interesantes y perfectamente definidos y perfilados en torno a los cuales gira la trama y que con el discurrir de los capítulos irán coincidiendo sus vidas para dar cuerpo a una historia que va ganando interés a cada paso que avanzamos en su lectura.

Me gustan los libros que invitan a devorarlos, los que se hacen difícil dejar de leer y que nos hacen buscar excusas para robar al tiempo unos minutos más de lectura. La fragilidad del crisantemo es uno de esos libros que en los que uno se siente cómodo y cuyo secreto creo que reside en el equilibrio que su autor pone a la hora de mezclar todos los ingredientes que dan forma a esta historia. Una historia que atrapa al lector donde intervienen unos personajes que hacen que la historia cobre vida a través de ellos, en un escenario dibujado por el autor de tal forma, que el lector se siente presente en él.  José Vicente no escatima en recursos para trasportar al lector al mundo donde recrea sus historias pero consigue un perfecto equilibrio entre todos sus elementos para que no nos sintamos saturados con tanta información y salgamos con la sensación de cuanto hemos aprendido sobre una cultura con esta lectura.

A partir de estas bases la trama se llena de giros inesperados, sorpresas y elementos que hacen que la trama no decaiga en ningún momento y conviertan esta lectura en la perfecta compañera de viaje para estas fechas.

  Una vez más y ya van cuatro desde mi experiencia, José Vicente Alfaro no defrauda y nos entrega una historia que cumple con creces la función de entretener, disfrutar y de paso aprender con ella.


       
Autor:

José Vicente Alfaro (Huelva, 1976), licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla, se convirtió en un fenómeno de ventas en Amazon con la publicación de su primera novela (La esperanza del Tibet), éxito del que siguió disfrutando con sus siguientes trabajos (El llanto de la Isla de Pascua, El último anazasi, Bajo el cielo de los celtas, El laberinto hindú y El sueño de Creta), hasta hacer de él uno de los autores de ficción histórica mejor valorados en el ámbito de la literatura independiente. José Vicente Alfaro, cuya obra ha sido traducida a distintas lenguas y también ha sido editado en formato audiolibro, pretende a través de sus novelas contar una historia entretenida, ofreciendo al mismo tiempo al lector la oportunidad de trasladarse a un momento clave de otra civilización o cultura, probablemente desconocida para él.
La historia de Maria Montessori forma parte de una serie de libros ilustrados que narran las historias de relevantes figuras históricas que han dejado su huella en campos como la ciencia, el arte, la exploración y la música entre otros.


De momento la línea VVKids ha lanzado los libros sobre Leonardo da Vinci, Pablo Picasso, Marie Curie y este del que hoy hablamos que narra la vida de Maria Montessori. En preparación nos esperan personajes tan carismáticos como Frida Kahlo, Albert Einstein, Stephen Hawkings y Mozart. Todos cuentan con las atractivas ilustraciones de Isabel Muñoz.


Título: María Montessori.
Ilustraciones: Isabel Muñoz.
Escrito:  Jane Kent.
Traducción: Alberto Fuentes.
Editorial: VV Kids
Año: 2019.
Género: Biografías, Infantil.
Páginas: 40 páginas.
ISBN: 9788468262857


Sinopsis:
Me llamo Maria Montessori y soy una pedagoga conocida en todo el mundo.
Soy celebre por haber ideado el método educativo que lleva mi nombre y por las escuelas que he fundado.
Aprende los principios básicos de mi método y descubrecómo la libertad y la creatividad y la disciplina pueden ir estrechamente conectados. 

Impresiones:


Que Maria Montessori forme parte de esta serie de libros ilustrados donde se presentan la figura de grandes personajes de la historia no es casualidad cuando entre sus logros podemos ver que fue educadora, pedagoga, científica, medica, psiquiatra, filosofa, antropóloga, bióloga, psicóloga, feminista y humanista.

De la mano de las ilustraciones de Isabel Muñoz y los pequeños textos de Jane Kent que acompañan a estas, vamos a conocer la vida de Maria Montessori desde su nacimiento hasta el final de sus días. Una vida llena de inquietudes y donde supo sobreponerse a una sociedad  en la cual, las mujeres tenían muy difícil su integración.

Conoceremos sus inquietudes, sus logros, sus viajes y el trabajo que desarrolló para que la enseñanza en los niños fuera de una calidad suficiente para que pudieran salir adelante en un mundo difícil. En pequeñas pinceladas, el libro nos ofrece sus inquietudes, sus pensamientos y alguna que otra cita de cierto calado para el lector.

En cuarenta páginas queda resumida de forma magistral una vida de una mujer que aportó su trabajo, sus ganas y su esfuerzo para que este mundo fuera algo mejor.

Sintetizado al máximo para no saturar a los pequeños con mucha información, los datos históricos al que el lector tiene acceso son en líneas generales lo bastante importantes para conocer de forma global la vida de la protagonista y despertar inquietudes como la constancia, el trabajo, la diversión y lo importante que son los estudios y la paz, llevarnos bien con las personas que nos rodean. Sin lugar a dudas grandes valores que mostrar a los niños.

No conocía al completo la vida de Maria de Montessori y me ha asombrado e impactado muchísimo. Una gran mujer y un gran modelo a seguir. 




                                                               
Tras debutar en el mundo editorial con Partir, Lucía Baskaran tiene nuevo trabajo en las estanterías de todas las librerías titulado Cuerpos malditos. Una novela cuya lectura ha provocado que inmediatamente haya aparecido una nota mental en mi cabeza que me recuerde que tengo que leer su primera obra sin falta.

Lo reconozco, Cuerpos malditos me ha impactado, una novela que con poco más de doscientas páginas se hace corta, necesaria, aunque en algunos momentos sea  hiriente para el  espectador. Del drama surge la necesidad del cambio, de la denuncia de la sociedad en ciertos aspectos y de la autocrítica de uno mismo siendo empático con la protagonista. Todo esto y mucho más es la obra de Lucía Baskaran y  a buen seguro que puede convertirse en un libro con más de una lectura, llegar a ser centro  de atención en grupos de bibliotecas o lecturas conjuntas en clase.



Título: Cuerpos malditos. 
Autora: Lucía Baskaran.
Editorial: Temas de Hoy.
Año: 2019.
Género: Narrativa contemporánea, drama.
Páginas: 222 páginas.
ISBN: 9788499987422




Sinopsis:
¿Viste tu vida pasar por delante de tus ojos antes de morir? ¿Era yo la protagonista de alguna de esas imágenes? ¿Cuál fue tu último pensamiento? ¿Llegaste a quererme alguna vez? ¿Para quién eran esas flores?

Martín murió hace más de un año y Alicia no deja de hacerse esas preguntas, atormentada por el recuerdo de quien fuera su prometido. Apenas tiene veintiocho y ya es viuda, pero en los arcenes de su luto aguardan una nueva pareja, el reencuentro con su mejor amiga y el fantasma de una madre ausente.

Cuerpos malditos es una novela breve y áspera sobre cómo nos transforman las pérdidas. La historia de una mujer que busca rehacer su vida al tiempo que ahonda en el pasado para desenredar los motivos de su infelicidad: una adolescencia marcada por la aparición del deseo, la violencia, la dificultad para reconocer su propio cuerpo y las heridas del primer amor y del primer desengaño. 

Lucía Baskaran escribe sobre la asfixia de las familias, el cuerpo y la amistad con la brutal elegancia de quien entiende lo humano.


Impresiones:


Alicia tiene veintiocho años, ha quedado viuda y su vida se ha roto en mil pedazos. Tras la pérdida, queda superar la etapa del duelo y mientras eso sucede tiene un peculiar novio nuevo, una amiga de la infancia que representa y simboliza toda una vida de luchas internas fingiendo la mujer que debía de ser y ahuyentando los  fantasmas de lo que no era políticamente correcto. Un drama familiar y una infancia que vuelve a sus pensamientos una y otra vez conforman una novela donde la protagonista mezcla presente y pasado para confeccionar una radiografía de sus sentimientos y deseos que intentan salir a flote entre la zozobra de sus miserias y sus anhelos reprimidos.

¿Qué vida hubiera querido vivir Alicia? Llegados al punto en el que una perdida te hace alejarte del puerto donde estabas anclado, surgen los pensamientos que imaginan otra vida y que intentan arreglar demasiados cabos sueltos en las personas que giran en torno a la vida de nuestra protagonista y han supuesto en algún momento u otro algo significativo.

Brutal, desgarradora y con un estilo único, que convierte puñaladas hecha frases, en algo tan normal como la vida misma. Lucía es descarada en su historia, no tiene pelos en la lengua pero lo cuenta de tal manera que no escandaliza pero si invita a pensar que no siempre lo establecido tiene porque ser lo correcto.

Me gustan los libros así, te sacan de tu espacio de confort y te hacen reflexionar, sufrir con la historia y una vez leído algo dentro de ti no vuelve a ser igual.

Hemos invitado a la reunión literaria a muchas de las cosas que incomodan y eso hace que a base de leer, o mejor dicho devorar esta lectura, nos inmunicemos ante tanto tema tabú. El bullying, la sexualidad, el fracaso personal, el deseo reprimido, la libertad de elección, las complicadas relaciones personales y familiares, etc.


Siempre es bueno que todo eso le ocurra a otro y no a nosotros mismo pero ya que vamos a ser espectadores de lujo tomemos aire y sumerjámonos en un mar de páginas donde la autora no dará un segundo de tregua y sobre todo empapémonos  de la historia, tenemos mucho que aprender de ella.

Sin lugar a dudas, una de mis mejores lecturas en lo que llevo de año.


Autora:




Lucía Baskaran (Zarautz, 1988) es autora de la novela Partir, que compitió por el Premio Herralde y publicó con apenas veintisiete años. También ha escrito para medios como El Salto Diario, PlayGround Magazine o Kulturaldia. Actualmente reside en Donostia con la también escritora Danele Sarriugarte y un gato negro.





                                                                         
No mentirás es la nueva novela del escritor Blas Ruiz Grau. Tras un periplo de novelas autopublicadas y un libro muy interesante titulado ¡Qué nadie toque nada! , donde nos desentraña los mitos y las realidades del procedimiento policial y forense, Blas sube un peldaño más y publica una novela que apunta a saga con una editorial de primer orden.


La novela está teniendo muy buenas críticas y animado por lo bien interesante que me pareció su anterior obra donde el autor se destapa como un gran entendido en el trabajo policial y forense, me he animado con bastante curiosidad a leer su trama que a simple vista resulta muy atractiva.


Título: No mentirás.
Autor: Blas Ruiz Grau.
Editorial: Ediciones B.
Año: 2019.
Género: Novela negra, Thriller, Policíaca.
Páginas: 537 páginas.
ISBN: 9788466665704


Sinopsis:


Imagina uno de esos lugares donde nunca pasa nada...
Carlos es un abogado de éxito que debe acudir a un pueblo de Alicante cuando le comunican que su padre, con quien llevaba años sin hablar, se ha suicidado. Pero la tragedia se transforma en sospecha cuando encuentra un mensaje oculto en una torre de ajedrez.
Imagina que esta muerte fuera solo el principio...
Una sencilla investigación de suicidio se convierte en una peligrosa cacería cuando un asesino en serie empieza a cometer atroces homicidios que parecen estar relacionados entre sí. ¿Podría estar la clave en algo terrible que sucedió mucho tiempo atrás, en ese pueblo donde nunca pasaba nada?
No imagines más: tendrás que leerlo.

Impresiones:


Carlos Lorenzo es un abogado de prestigio al que su padre abandonó cuando era niño. Siempre ha tenido cierta consternación debido al misterio de la razón por la que su padre les abandonó. Por eso cuando un buen día recibe una llamada de la policía informándole que su padre, Fernando Lorenzo  ha fallecido, piensa que los fantasmas del pasado han vuelto a su vida para hacer tambalear los cimientos de su vida perfecta y algo meticulosa.

Al parecer su padre se ha suicidado y el requerimiento para que se persone en Mors es algo rutinario y en cuanto reconozca el cadáver cerrará esa etapa de su vida y pondrá fin a un asunto que le resulta más engorroso que triste. Pero Fernando Lorenzo murió con una nota en la mano. Un mensaje en clave destinado a su hijo y que le abrirá las puertas a un misterio de unas dimensiones que el propio Carlos Lorenzo ni se imagina. Será cuando otras personas del pueblo, vecinos y conocidos de su padre, comiencen a morir en lo que parece ser la obra de un asesino en serie. Será entonces cuando nos veamos envueltos en una trama llena de misterio y con ciertos tintes de carrera contrarreloj. 


Dotado de un comienzo angustioso que  propicia un buen  anzuelo para que el lector pique  a través de una historia que se desarrolla de forma tranquila pero sin pausa. Todo va llegando y en cada capítulo siempre ocurre algo que hace que la novela sea entretenida y nos mantenga pensando y enganchados a todo lo que sucede en la trama. Un aspecto muy positivo es que me he tirado toda la novela haciendo suposiciones de quién era el asesino y el autor en eso lo ha hecho bien. Ha ido sembrando de pistas la novela aunque en algunas ocasiones eran verdaderos callejones sin salida que tiraba por tierra todas las hipótesis que me había creado en mi imaginación. Punto a favor para Blas porque ha conseguido que tuviera verdadera curiosidad por estar constantemente al corriente como evolucionaba el caso.

Una historia y una novela con una estructura muy televisiva que se adapta muy bien al formato de capítulos y que no me extrañaría nada que cualquier día nos anuncie su adaptación a la pequeña pantalla como serie.

Hasta aquí todo perfecto, un libro que está gustando porque tienen elementos positivos que la hacen ser atractiva para el lector en general, pero también es poseedor de algunos detalles que algunos lectores sin lugar a dudas no podrán pasar por alto.

Pongamos ejemplos. Carlos Lorenzo me ha resultado un personaje atractivo en  todo su recorrido dentro de la novela. Posee unas particularidades que le hacen ser un tipo con cierta originalidad con respecto a otros personajes que solemos encontrarnos en la novela negra. Por otro lado a Nicolás Valdés, un recién nombrado inspector de policía que estrena puesto en Alicante y que  arrastra una experiencia traumática que  le trae por la calle de la amargura ha sido un personaje que nunca llegó a convencerme. Le he encontrado siempre con el hándicap que  el caso le venía grande y no ha despertado en mis grandes simpatías. Parece que nunca encontraba su sitio dentro de la trama y eso me desesperaba. Luces y sombras entre dos personajes que comparten protagonismo  donde el equilibrio entre ellos considero que  es un factor muy importante a tener en cuenta.

Me ha gustado el ambiente opresivo y la recreación de los habitantes del pueblo. Creo que  Blas ha ido alimentando con cada capítulo  a una trama que incendia de angustia y miedo, con cada página que vamos leyendo, al pueblo de Mors y eso es de agradecer porque uno va pensando cuál será la siguiente víctima y sobre todo con una pregunta que flota constantemente en el ambiente. ¿Quién y por qué?

"Son nuestros actos los que decidirán, en un futuro, si podremos dormir cuando caiga la noche" (página 13)

Del mismo modo que hay capítulos donde la temperatura de la intriga y la tensión se ponen al rojo vivo, he de reconocer que en ciertos momentos, más de los que me hubiera gustado leer, la lectura se enfría en  un intento muy loable por parte del autor de introducir muchos términos técnicos y procedimientos policiales que sinceramente son  de agradecer, y más cuando en los libros hay muchas licencias que un servidor, que está habituado en cierto modo al trabajo policial, se echa las manos a la cabeza al leerlas. El problema llega cuando esos momentos quedan algo forzados o hacen de freno a una lectura ágil hasta ese momento.

Hablaba de esos detalles que me han alejado por momentos algo alejado de una historia que encontraba muy interesante. No sé el funcionamiento de un libro cuando llega a la editorial, pero creo que en los últimos momentos, es fundamental pulir ciertos elementos en el estilo y la redacción y darle coherencia a algunas situaciones en el texto. Por poner algunos ejemplos diré que  el uso de algunos tiempos verbales hace que en casos puntuales haya fragmentos que se hacen más cuesta arriba a la hora de leerlos, escenas donde he tenido que leer dos veces el mismo pasaje para que me quedara claro lo que ocurriendo en tal o cual escena  porque me generaba dudas.  Frases algo subidas de tono que forman parte de nuestro día a día pero que al leerlas  dos veces en un libro  ya suena feo y repetitivo y suenan antinatural, o conversaciones donde el mismo personaje llama de usted y de tú a la persona con la que habla. 

Todo esto, unido a un hecho que ocurre casi al final y al que aún le busco el sentido de que ocurriera de esa manera, me ha dejado un cierto sabor agridulce.


El final, pues decir que me ha gustado, queda cerrado aunque sea una saga y sin lugar a dudas, algún hilo suelto deja para que pueda tirar de él  en una segunda entrega.

Por cierto buen guiño a la literatura  a la hora de elegir los nombre de los personajes.

Autor:


Blas Ruiz Grau (Rafal, Alicante.1984) Autopublicó su primera obra, La verdad os hará libres (2012), con un inmediato éxito de ventas. Sus tres novelas siguientes (La profecía de los pecadores, Kryptos, y Siete días) han alcanzado los primeros puestos en las listas de ventas de libros digitales, conquistando a cientos de miles de lectores. También es autor del ensayo de investigación criminal ¡Que nadie toque nada! y asiduo colaborador de la web literaria Zenda.es







                                                                      

Decía Machado “Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla, y un huerto claro donde madura el limonero, mi juventud, veinte años en tierras de Castilla; mi historia, algunos casos que recordar no quiero

Parafraseando al gran autor yo podría decir que mi madurez son recuerdos de aquella presentación del 13 de mayo en el excelentísimo Ateneo de Sevilla, de aquellos días azules convertidos en libro, mi satisfacción, todo lo que allí se vivió, mi historia, ahora mismo os la cuento.

Con un auditorio donde no cabía ni un alfiler y con la organización poniendo todo de su parte por acomodar a  las personas que permanecían de pie para no perderse un acto que abrió el Presidente del Ateneo Don Alberto Máximo Pérez Calero, quien alabó la figura y trayectoria de la periodista Nieves Herrero a la par que leyó unas  palabras de Antonio Machado con las que nos preparaba para un acto cargado de sentimiento en todo momento.
Seguidamente tomó el relevo en la palabra Agustin Bravo, que hizo las funciones de maestro de ceremonias dando paso a cada una de las personas que intervinieron en la presentación.

Llegado el turno de presentar a Nieves Herrero, para la cual hubo palabras de cariño en todo momento, la autora recordó aquella nota encontrada en uno de los bolsillos de la chaqueta del poeta días después de su muerte  que rezaba “Estos días azules y este sol de la infancia” explicando así el título de la novela. Quiso hablar de Giomar y de su relación con el poeta y de lo injusta que había sido la historia con ella en la figura de Pilar de Valderrama.

Nos hizo partícipe a todos los presentes de los primeros escarceos con lo que a la postre sería  historia al conocer “El rescate de una diosa”  de Mª  Dolores Ramírez, en un curso de la Universidad Menéndez Pelayo. Se dio cuenta que estaba ante una historia en cierta medida injusta y de secretos que morían con el tiempo, dos factores que le apasiona a la hora de buscar elementos para una novela.

Fue Alicia Viladomat, nieta de Giomar quien mostró a Nieves Herrero en un encuentro, las cartas donde Pilar de Valderrama confesaba “Yo ame al poeta, Giomar existió y fui yo” reconociendo así la relación que tuvo con Machado y que solo reconoció por escrito y una vez dejado este mundo.

Comentaba Nieves Herrero que Esos días azules estaba cargado de anécdotas sevillana, siendo un libro que era toda una lección de comportamiento y honradez de los personajes, donde el lector se iba a sentir espectador y arbitro de esa relación y donde podían conocer a un Machado en sus últimos años y en diversos saltos en el tiempo en su infancia.
Vamos a descubrir a un Machado muy cercano, en mi opinión, más que en otros libros, un Machado que no fue feliz y que como el dijo, vivir es sufrir”

Llegando casi al final de su exposición sobre el libro, Nieves Herrero reconoció a Alicia  Viladomat como la responsable de que ella entrara en el mundo de Pilar y de Antonio por lo que no podía sino agradecer esa oportunidad. Aprovechando ese momento cedió la palabra a la nieta de la protagonista de la novela.

Alicia Viladomat quiso dejar claro que no eran unas memorias de su abuela ni una biografía y aunque tenía ciertas licencias, era una historia muy fiel a la realidad. Una novela donde se mantenía muy viva la historia de España al aparecer personajes relevantes de la sociedad española del momento, siendo España y su evolución, un personaje permanente en la novela.

La nieta de Giomar continuo hablando de su abuela y de su linaje familiar regalando a los allí presentes muchos detalles importantes para comprender la dimensión del trabajo de la autora. Hablo de la relación entre su abuela y el poeta, de un amor prohibido que nunca fue más allá de la pasión de unas conversaciones y de una correspondencia y así se lo dijo al Machado quien le respondió  con un “con tal de verte lo que sea”

Quiero pensar que los días azules eran en los que yo aparecía en tus versos” dejó escrito su abuela.

Durante todo el acto se contó con la presencia de Arturo Pareja Obregón, que durante las  intervenciones recitó al piano poemas de Machado y algunos versos propios. Todo un lujo contar con su actuación que puso en más de una ocasión al público asistente, al borde del aplauso, que solo puede salir del alma más agradecida.



Hablo el pianista de su infancia rodeada de libros, de sus lecturas y sentenció antes de regalarnos unos versos de su invención que “para escribir hay que leer mucho

Si no estás a mi lado me siento como un barco varado en la arena,
que no sabe surcar sin tu aliento, sin tu mar yo me muero de pena.
Soy la duna que la mueve el viento, sin un rumbo donde acariciarte.
Soy la espuma del mar en tu orilla, que se intenta quedar por besarte



Broche de oro para una tarde con aires de historia y poesía que sin lugar a dudas quedará en el recuerdo de los que allí tuvimos la suerte de disfrutar de la presentación.

Al final pudimos conversar con Nieves Herrero unos momentos sobre su libro y alguna que otras curiosidades.