Siempre es un placer leer una novela de Benito Olmo, pero hablar con él de cualquier  tema es una verdadera suerte porque frente a nosotros encontramos a un tipo que argumenta su discurso de forma magistral, que no tiene pelos en la lengua y que si tiene que alabar a alguien te explica los motivos y si tiene que dar palos no se va a esconder.


Nos sentamos con el autor gaditano para hablar de El gran rojo, su última novela que se desarrolla en Frankfurt y donde acompañaremos a Mascarell, un detective sin suerte y Ayla, una joven de dieciséis años que intentará averiguar que se esconde tras la muerte de su hermano.


Una novela negra con todos los ingredientes del género y que demuestra que Benito es un purista que destila en sus obras novela negra pura y dura denotando que con cada nueva obra su calidad y su categoría como escritor crece. 



Libros en el petate: Te veo en Frankfurt y no puedo evitar recordar aquella chirigota de Juan Carlos Aragón que decía “Hamburgo es Cádiz con más malaje y Cádiz es Hamburgo con más paraos”. Tienes que explicarme que haces en Frankfurt.


Benito Olmo: Hace dos años y medio fui una semana a Frankfurt de viaje y al conocerla me gustó. Me gustó no porque fuera bonita porque de hecho no lo es, pero me pareció muy peculiar y un sitio formidable para escribir una novela negra. Frankfurt tiene un barrio rojo en el que acabé de forma accidental mientras miraba y visitaba la zona de rascacielos y de rebote terminé en ese barrio rojo miserable donde además están las narco salas, unos lugares que el estado pone para que los toxicómanos vayan a meterse su dosis con unas medidas mínimas de seguridad y personal especializado que puedan ayudarle en caso de sobredosis.


Podías ver allí prostitución, drogas, traficantes, gente muy variopinta que convivía con gente con coches de alta gama, tipos trajeados que ganan miles de euros al día y me pareció un contraste brutal que hacía de toda esa mescolanza un caldo de cultivo formidable para escribir  una novela negra genial. Así que un año más tarde mi chica y yo la oportunidad de mudarnos a Alemania y las primeras líneas de El gran rojo las escribí cuando aterricé en Frankfurt.


L.P: El trabajo de campo ha tenido que ser interesante porque hasta ahora habías escrito novelas que se desarrollaban en ciudades que ya conocías. Esto para ti era completamente nuevo.


B.O: Ha sido un trabajo muy intenso y sobre todo muy enriquecedor. Te en cuenta que al empezar de cero en un país y una ciudad que no conocía, con un idioma que no hablo y ha sido muy duro, por eso escribir una novela ha sido una manera de adaptarme, de llevármelo a mí terreno. Yo he descubierto Frankfurt con ojos de escritor porque cada día iba paseando por sus calles e iba viendo donde iba a recrear una escena o veía a gente que me gustaba para que fueran un personaje. He descubierto la ciudad escribiéndola y se puede decir que me he tomado la escritura como un mecanismo de defensa.


L.P: Escuchándote todo esto me da por preguntarte si podría ser esta tu novela más difícil.


B.O: Yo creo que sí. No sé si la más difícil, pero creo que si es la más completa, la novela que me he currado más y que he escrito de forma más intuitiva. He ido escribiendo la historia a salto de caballo, según como iban viendo la ciudad, así la iba describiendo y además las historias tanto de Mascarell como de Ayla, los dos protagonistas, las he escrito por separado y ellas solas se han ido acercando de forma natural para terminar cruzándose sin yo saber que esto iba a ocurrir.


L.P: Te ha costado mucho trabajo meterte en la piel de los alemanes y de su forma de ser.


B.O: Hay mucho inmigrante en la novela precisamente porque Frankfurt es muy cosmopolita. Frankfurt cuentan que es la ciudad menos alemana de Alemania porque está llena de descendientes de inmigrantes. En la novela hay alemanes pero son los menos porque  lo que yo veo en el día a día es que quien me vende el pan es turco, el que me atiende en el supermercado es húngaro, en mi clase de alemán tengo polacos, una chica de corea. Esa es la realidad, hay mucha gente de fuera. Desde el primer momento tenía claro que la trama de El gran rojo tenía que ser llevada en volandas por inmigrantes.


L.P: ¿Cómo es ser infiel a Bianquetti?


B.O: Pues no me ha costado nada. Tal vez como venía de escribir dos novelas seguidas de Bianquetti que me habían dejado agotado y por eso tenía esa necesidad de descansar del personaje. Aun así me pudo y empecé a escribir la tercera de Bianquetti y la tengo toda planificada y en el coco además de en varios cuadernos lista para cuando llegue su momento. Al irme a Frankfurt, a una ciudad diferente, una vida nueva, lo que me pedía el cuerpo era trabajar con un personaje distinto, una saga nueva y ver donde me llevaba. En todo esto ha influenciado todos esos lectores que me preguntaban por Bianquetti y no lo hacía por la nueva novela de Benito Olmo. Estoy muy satisfecho con el resultado final e incluso hay mucha gente que me dice que creen que es la mejor novela que han leído mía.  


L.P: ¿Y ha venido Mascarell para quedarse?


B.O: Yo creo que sí. Ayla empezó siendo un personaje que iba a tener poca relevancia pero poco a poco fue cogiendo mucha importancia y creo que ambos tienen mucho que contar y muchos recovecos oscuros que hay que descubrir.


L.P: El gran rojo es una novela negra con todas sus letras, con unos personajes atractivos que soportan la historia bastante bien y que hacen que gran parte del éxito de esta novela sea gracias a ellos. En este caso, ¿qué te ha sido más difícil crear una nueva historia y romper con un personaje como Bianquetti o crear los personajes nuevos?.


B.O: Para mí ha sido liberador y no he tenido ningún problema porque ten en cuenta que con esta novela se me abría todo un mundo lleno de posibilidades, Desde crear escenarios nuevos a darle las características que quisiera a mis personajes y ponerlos en situaciones nuevas.


Los personajes nuevos me he encontrado muy cómodo con ellos por lo que en esta ocasión puede que me haya costado más trabajo la historia. Mascarell quiero pensar que es un personaje muy de los míos, muy canónico, muy de  novela negra. El detective derrotado que recala en Frankfurt por una serie de circunstancias desafortunadas y sigue allí contra viento y marea a pesar de que esa ciudad no le gusta nada y que piensa que a Frankfurt tampoco le gusta a él. Ayla es una superviviente que lo tiene todo en contra. Una adolescente de dieciséis años con las peculiaridades que todos sabemos que a esa edad se tiene y que está obligada a sobrevivir en un mundo eminentemente masculinos como es el del trapicheo y la droga y que necesita sobrevivir y hacerse respetar por sus homónimos masculinos. Lleva su casa, cuida a su padre enfermo de Alzheimer y encima  se propone la verdad de la muerte de su hermano y todo eso la convierte para mí en un personaje con el que yo me siento muy muy identificado.


L.P: Hablamos de Ayla, el protagonista femenino de esta novela que como bien dices es una adolescente que es una auténtica buscavidas preocupada en descubrir que hay detrás de la muerte de su hermano. No estamos acostumbrados a ver menores en la novela negra y de hecho puede que Ayla sea tu primer personaje adolescente que aparece con cierto protagonismo en tus libros. ¿Cómo ha sido esa experiencia, te ha rejuvenecido meterte en la piel de un adolescente?


B.O: No me ha rejuvenecido porque Ayla es solo una adolescente por la edad porque realmente tiene mucho recorrido vivido en la vida. Dicen que las novelas juveniles son novelas de adultos con menos tacos y yo me lo tomo al pie de la letra yo creo que las novelas son para todos los públicos dependiendo de la madurez que tenga el público. No me ha rejuvenecido y te digo más, creo que me ha quitado años de vida porque escribir sobre Ayla es bastante doloroso.


L.P: Me preguntabas qué me había parecido la novela y tengo que decirte que te ha salido una novela llena de detalles, algo que particularmente me ha gustado porque no da puntada sin hilo. Por ello quería preguntarte, ya que yo he estado pendiente de todos esos detalles y guiños que aparecen en la novela ¿Te obsesionan esos detalles?


B.O: Me obsesiono mucho con los detalles y cuando escribo voy dejando muchas pistas que me sirven en el futuro. Nuestra mente es muy hija de puta y juega mucho con eso, se encarga de ir dejando pequeñas minas para que las pisemos o no y ya depende de nosotros saber dónde están colocadas. Me obsesionan mucho los detalles e intento que estén ahí por algo.


L.P: Otro piropo para echar a la novela y que me ha gustado mucho es que la novela y a sus personajes los vas descubriendo con cada capítulo. Vas contando con cuentagotas la trama y los detalles de los personajes facilitando al lector con cada capítulo sorpresas nuevas. Hablabas de que ya tienes planificada la tercera entrega de Bianquetti, El gran rojo también la tenías planificada o se te ha revelado por tus circunstancias.


B.O: El gran rojo la he escrito de una forma muy intuitiva. Ha sido la primera vez que he escrito sin tener un esquema hecho muy detallado. Tenía un pequeño esqueleto muy débil y a partir de ahí me iba moviendo, pero ha sido un proceso que ha ido formándose a raíz de lo que me pedía el cuerpo y de hecho la gente podrá ver que en ocasiones hay giros que no se saben muy bien de donde vienen. Ha sido una escritura bastante errática y que me ha obligado a exprimirme el coco y a ponerme a prueba en cada capítulo.


L.P: Antes me has descrito a Ayla, el personaje femenino. Ahora yo te pido que como autor me cuentes como es Mascarell.


B.O: Mascarell es un perdedor. Un tipo que siempre se levanta con el pie izquierdo, sobre todo porque le falta el pie derecho que perdió en un desafortunado accidente. Ese accidente y la forma en que recaló en Frankfurt lastran su forma de ser. El intenta ser un buen detective privado porque no puede ser policía y esa es una más de las frustraciones que tiene en su interior. Un personaje con un humor muy negro que no se calla ni una y por eso también se lleva tantos cosquis. Para mí ha sido muy divertido poner a Mascarell sobre el tablero y darle vida.


L.P: Me gustan tus creaciones porque creo que te han salido muy humanos, muy reales con los que el lector rápidamente empatizan. Personaje muy sensibles pero que desafortunadamente viven en un mundo cruel, muy oscuro.


B.O: Son personajes que viven en un mundo muy oscuro pero que ellos se esfuerzan en dejar su granito de arena. Saben que no pueden arreglar el mundo, pero si pueden ayudar a que ese mundo de oscuridad tenga una pincelada de luz van a hacer todo lo posible porque  exista esa luz.


L.P: El gran rojo que da título a la novela existe en realidad


B.O: Creo que existe. Si bien no con ese nombre con alguno parecido. Sé que se escuchan cosas de que todo lo maneja la misma persona, tanto el barrio rojo como las narco salas o los grandes cargamentos de droga que recalan en Frankfurt o los ajuste de cuentas tienen que ver con una única organización de guante blanco que son las verdaderamente importantes porque cualquier organización criminal que no tenga un entramado financiero detrás no tiene mucha esperanza de vida. Entonces por lo que oigo, por lo que he hablado con gente creo que existe algo parecido a ese gran rojo que aparece en mi novela.


L.P: Benito pues nuevamente ha sido un placer charlar contigo y volver a leer una novela tuya que te puedo asegurar no me ha defraudado.


B.O: Gracias a ti. 



Un Fargo a la española ambientado en Frankfurt

Mascarell es el tipo al que recurres cuando no te queda otra salida. Acostumbrado a moverse por el barrio rojo, las narcosalas y algunos de los tugurios más apestosos de Frankfurt, su fama de resolutivo le ha proporcionado una sólida reputación como detective de casos perdidos. Sin embargo, un mal día se verá obligado a hacer frente a un encargo más extraño de lo habitual y demasiado bien remunerado para ser legal.

Su camino se cruzará con el de Ayla, una adolescente empeñada en averiguar la verdad tras la muerte de su hermano y en esclarecer los turbios asuntos en los que se vio envuelto antes de morir.

La investigación los llevará a rondar algunos de los lugares menos recomendables de la ciudad y los colocará en el punto de mira del Gran Rojo, la organización que habita a la sombra de los rascacielos y que no tiene piedad con quien se inmiscuye en sus negocios.


Si quieres escuchar la entrevista puedes hacerlo pinchando en el vídeo de youtube y aprovecha para suscribirte a mi canal si aún no lo has hecho.




 Sinopsis:

Viaja vegano es un libro imprescindible para organizar viajes conscientes y sostenibles dirigidos a todo tipo de personas veganas, vegetarianas, en transición, curiosas, que viajan solas, acompañadas, con su perro o en familia. Desde una óptica distinta, basada en el respeto a los animales, al medioambiente y a las personas que viven en el destino, la autora Elisa Blanco Barba, destacada activista en pro de los derechos de los animales y la sostenibilidad, ofrece un buen número de consejos para vivir una aventura soñada de la manera más armoniosa posible, basados en su larga experiencia como viajera vegana.



Cuando algo se hace de corazón, el resultado sólo puede ser bueno, muy, pero que  muy  bueno.


Agradezco la oportunidad que se me ha brindado de tener entre mis manos este libro y de poder, además, compartir con otros lo que me aporta.


Desde lo más superficial, aunque no por ello menos importante, la ilustración, el colorido, el arte que encierran sus páginas, hacen de él una delicia para los ojos. Del mismo modo, se hace aún más amena, si fuese posible, la lectura gracias a la gran cantidad de fotografías que ilustran los distintos apartados del libro. Todo ello hace que se sienta como algo más personal, más cercano, más humano.


Y, una vez metidos en materia, estamos ante algo así como una guía multidisciplinar de viaje inmensamente útil, en especial, para las personas que se unen a la aventura de aportar su granito de arena en la difícil, aunque enormemente satisfactoria, labor de hacel del mundo un sitio mejor, más justo, más respetuoso y más sostenible.


Aun así, si, como es mi caso, ya estás inmerso en ese camino desde hace años y estás disfrutando del espectacular cambio que se está produciendo en la sociedad y de todas las ventajas y facilidades que esto conlleva para las personas veganas, no te preocupes, también podrás sacar mucho jugo a la información que se nos ofrece.


Este libro es algo más que una guía o manual de viaje, es...una hoja de ruta, no sólo útil para viajar, sino para la vida en general, ya que cuando comienzas esta andadura, desde el principio te puedes encontrar con situaciones nuevas y, aunque cerca de casa son más llevaderas, siempre es bueno estar preparad@s para que sea un proceso lo más confortable posible.


Encontrarás prácticamente de todo, consejos instrumentalmente útiles, ideas de destinos que pueden cuadrar con tus ideales y tu forma de ver la vida, siempre en funcion de tus gustos, ayuda para tomar las deciones básicas de dónde dormir, dónde comer, dónde hacer tus compras, cómo equiparse y cómo afrontar imprevistos, que es casi lo más importante para tener unas vacaciones de ensueño, ser resolutivo y tener una buena actitud.


La única pega que le pondría y, entiendo que es algo personal y posiblemente fruto de mis años de trayectoria, que no han sido tan dulces como lo serán para los que comiencen la aventura ahora, es que pienso que ya ha llegado el momento de ser un poquito más reivindicativa y, aunque, en previsión del desastre, siempre voy preparada para no perderme ningún placer, prefiero recurrir lo menos posible a este recurso y abandonar amablemente los establecimientos que no dispongan de opciones que ya considero básicas para personas veganas. Me refiero con ello a leche vegetal, algún plato medianamente sofisticado, que no sea una ensalada siemple o un plato cárnico al que si le quitamos los productos de origen animal se convierten en algo soso y sin gracia...Es hora de dejar de veganizar!


Por lo demás, recomiendo absolutamente su lectura, es una grata experiencia encontrarse con un libro como éste, con autores, ilustradores y demás profesionales que sienten esa pasión por el sitio en que habitan, por cuidarlo y dejarlo un poco mejor de lo que se lo encontraron para las futuras generaciones y por compartirla y contagiarla.

 


Vuelve Héctor con sus reseñas y vuelve desde las playas de Huelva donde se ha llevado uno de los últimos libros  que le hemos encargado diseccionar para nosotros. A sus siete añitos ya va  soltándose y nos aporta mucha información con la que poder componer una reseña que os pueda resultar interesante para descubrir un libro que nos ha resultado genial para los más pequeños.





Lo importante es que un comic como el de Fermín Solís no solo entretiene, además cala en los infantes y son ellos, unas veces solos y otras con ayuda de su mami, los que sacan sus propias reflexiones.


Reciclar está de moda y es necesario, y La Tribu Chatarra nos enseña en este cómic cómo el reciclaje puede convertirse en una gran aventura que nos lleve a un mundo mejor y más verde.






Arruguitas, Gorrión, Ojo de bolsillo, Repelente, Niña elefante y Burbujita han decidido desafiar al temible y todopoderoso Señor Amo Supremo y escapar de Mundo basura, el inmenso vertedero donde viven. Mediante su ingenio y con la ayuda de sus poderes construirán un globo aerostático y surcarán los cielos hasta los confines de su apestoso mundo. Pero... ¿dejará el Amo Supremo que la Tribu chatarra escape de su reino?

Aventuras, malos olores, chistes, acción y líquidos pegajosos en la increíble nueva serie de cómic infantil de Fermín Solís.








Arruguitas, Ángela Gorrión, Ojo de Bolsillo, Repelente, Niña Elefante y Chico Burbuja forman La Tribu Chatarra. Ellos son un grupo de niños mutantes que vive en el Mundo de la Basura, gobernado por el Señor Amo Supremo, que, ayudado por el Maestro Pájaro y sus soldados pájaros, tratará que nadie salga del gran vertedero en el que viven. Pero un día, la tribu encuentra un mapa en el que descubren un mundo verde que parece ser mejor que en el que habitan. Y aquí comienza la aventura. Ojo de Bolsillo localiza la pieza mecánica que los ayudará a desplazarse en el zepelín que entre todos han construido reciclando los restos encontrados a su alrededor. Pero el Maestro Pájaro no se lo pondrá nada fácil, y los perseguirá en su máquina-perro Robotgós hasta encontrarlos.


Los niños vivirán así una serie de aventuras, de búsquedas y malos olores, y momentos muy divertidos, que los llevarán a volar muy alto para lograr su objetivo.


Me ha gustado mucho el libro. He disfrutado leyéndolo. Es divertido, enseña cosas y cuenta mucho en poco tiempo. El comic no es muy largo pero tiene el tamaño necesario para que un niño como yo lo lea y se divierta sin cansarse. Los textos son cortos y todo se entiende muy bien. La historia es muy entretenida, y el tema del reciclaje debería llegar a todos los niños. Lo hemos visto en el cole y esta es otra forma de hacernos responsables de reciclar para alcanzar un mundo más verde y mejor, como ha hecho la Tribu Chatarra. A veces no es fácil, pero si ponemos empeño, entre todos podemos conseguirlo.


Las ilustraciones me han gustado mucho, están muy bien. Son sencillas pero enseñan muchas cosas. Y cuando las juntas con las palabras, hacen de este libro un comic que llama la atención y que dan ganas de leer. Se lo voy a recomendar a mis compañeros para que lo lean en verano, y me gustaría seguir disfrutando de otras aventuras de estos niños mutantes.

 

A mediados de Abril volvimos a sentarnos en torno a un café y de forma presencial con algunos autores. Uno de ellos, con los que he roto  esa racha de hablar de libros de forma telemática es un viejo conocido. César Perez Gellida, uno de los autores superventas de novela negra en España.

Con La suerte del enano ha vuelto a Valladolid y a retomar a personajes conocidos de otras entregas anteriores. Un thriller que a mi particularmente me ha gustado mucho porque soy muy fan de las historias a museos y bancos y creo que esta novela tiene una trama donde el robo y todo lo que ocurre a su alrededor y como consecuencia de él está muy bien tratado y es todo un placer zambullirse entre sus páginas ahora que llegan días de calor.  


Valladolid, 2019. Sara Robles es una inspectora singular. Encargada de resolver un macabro crimen, además tiene que lidiar con sus problemas cotidianos, estrechamente relacionados con la adicción al sexo y con un pasado que no termina de curar. Mientras tanto, El Espantapájaros, una misteriosa cabeza pensante, ha orquestado el robo perfecto junto a un exminero, un pocero y un sicario, y está a punto de llevarlo a cabo a través del alcantarillado de la ciudad.

Lasuertedelenano es una brillante novela con altas dosis de investigación policial, sexo y violencia en la que el lector profundizará en el complejo mundo de los robos de obras de arte y sus extensas ramificaciones que los relacionan con grupos de delincuencia organizada.

Gellidismo extremo en estado puro.



Libros en el petate: Felicidades César. Te ha quedado un libro muy chulo y una historia que resulta muy cinematográfica donde no faltan los golpes de humor con un estilo muy reconocible y muy divertido.  A pesar de ser una historia cruel, me lo he pasado en grande con tu novela.


César Pérez Gellida: Ya sabes que está dentro de los parámetros que yo uso. Trato de dar alivio al lector en determinadas escenas donde les he metido esos ingredientes negros y así relajar un poco ese entusiasmo.


L.P: En La suerte del enano vuelves a Valladolid y retomas a viejos conocidos ¿Por qué esa vuelta a Valladolid?


C.P.G: Tenía ganas, muchas ganas, ya que date cuenta que desde Sarna no tenía a Valladolid como escenario principal de mis novelas y era una especie de necesidad. Ya tenía este proyecto en mente cuando estaba haciendo Todo lo mejor y Todo lo peor, pero decidí aparcarlo porque sabía que me iba a costar mucho meterme de lleno en todo lo que era ese Berlín de los años ochenta y todo lo referente a la Guerra Fría.


L.P: Aunque tenías la idea ya en mente ¿Esta es otra de esas novelas nacidas a la sombra del confinamiento?


C.P.G: La he hecho durante el confinamiento pero porque me toco escribirla durante ese tiempo.  Ten en cuenta que  los escritores muchas veces vivimos confinados por voluntad propia. A mí lo que me jodia de todo esto era después de mucho trabajar no poder salir a tomar unas cañas con los amigos. Hubiera sucedido exactamente lo mismo sin confinamiento.


L.P: No te ha condicionado nada en el argumento el estado esta situación.


C.P.G: En absoluto porque además yo he hecho todo lo posible para obviar la pandemia aun escribiendo del presente. Esta novela discurre a finales del 2019 y en la siguiente novela que escriba ya habrá pasado todo.


L.P: Rescatas de una novela anterior a Sara Robles y la conviertes en esta en su protagonista. ¿Por qué la eliges a ella?


C.P.G: Yo ya tenía claro en Sarna con gusto que Sara iba a ser un personaje que más adelante iba a tener un papel protagónico. En Sarna con gusto no le tocaba porque ahí ella surge casi como gancho  y en aquel momento administra casi toda la carga emocional del personaje. Me costó tanto desarrollar el papel de Sara Robles que sabía que algún momento todo ese trabajo lo iba a rescatar. ¿Cuándo?  Pues cuando ha surgido la necesidad. Yo tenía dos ideas claras con esta novela que era crear un robo que para mí supusiera un reto en lo personal, en cuanto a la investigación y a qué iba a robar, y lo otro que el papel protagonista iba a ser para Sara Robles. El resto pues va surgiendo como surge en el resto de mis novelas porque yo no planifico ni estructuro, ni hago un guion previo sino que parto con una idea y a partir de ahí voy construyendo y construyendo.


L.P: La suerte del enano es un título que me ha resultado muy llamativo y que nunca había escuchado esa historia. ¿De dónde sale?


C.P.G: Es un dicho muy común. “La suerte del enano que fue a cagar y se cagó en la mano”.  Hay muy poco gente en Valladolid de mi generación que no sepa ese dicho. Es cierto lo que me estás diciendo y que yo di por hecho de que todo el mundo lo iba a pillar y al final me ha parecido un acierto porque es como si hubiera reciclado el significado de ese dicho que tiene que ver con la concatenación de desgracias. Esto tiene que ver mucho con el contenido de la novela porque al final a Sara Robles lo que le sucede es una concatenación desmesurada de desgracias.


L.P: Has comentado de esta novela que es con la que mejor te lo has pasado. ¿Puede ser también la más divertida?


C.P.G: Hay gente que dice que sí. Yo no tenía esa intención pero ha salido así porque hay situaciones muy estúpidas. Hay personajes que usan mucho el sarcasmo y hay distintos tipos de humor. Yo no tengo la percepción de que sea la más divertida, pero el criterio de los lectores es el que vale y es el que refleja al final las sensaciones que quedan. Si ellos lo dicen yo asiento y consiento.


L.P: Yo creo que sí, pero es un humor muy negro.


C.P.G: Carapocha era un personaje que utilizaba mucho ese tipo de humor, ese sarcasmo que se mueve entre el humor y lo doloso. Yo no quería repetir la fórmula pero ha salido así. Hay cosas que se controlan y otras que no.


L.P: De tu novela me gusta que una de las líneas argumentales que usas es el robo de una obra de arte en un museo. Esa parte me ha encantado y ha sido muy instructivo porque nos enseñas cómo funciona la seguridad de los museos, la manera de trabajar de las fuerzas y cuerpos de seguridad en lo referente al patrimonio artístico. ¿Te has tenido que documentar mucho y en ese caso qué te ha sorprendido de este mundo?


C.P.G: Si pero lo que ocurre es que yo toda esta información ya la sabía para otra novela que descarté. Yo ya tenía nociones de hasta dónde podía rascar y las conexiones que este tipo de delitos  tenían con el crimen organizado. Esto no puede ser una subtrama. Si esto lo quieres desarrollar en condiciones,  tiene que ser la trama principal de La suerte del enano. Es verdad que para esta novela he tirado de contactos, de expertos en el crimen organizado de la costa del sol, gente de la brigada de patrimonio para saber cómo se mueven por dentro. He descubierto muchas cosas que desconocía y luego tú decides que  vuelcas en la novela porque no se puede convertir en un ensayo.  Dosificar para mí es el secreto del éxito, de cuantas gotitas tienes que echar en un guiso porque a los mejor tienes ingredientes de primera calidad pero con la pimienta te has pasado.


L.P: Otro de los personajes que aparecen en la novela es Valladolid. ¿Se puede decir que podríamos hacer una guía de Valladolid con tus novelas?


C.P.G. (Risas) Ya se ha hecho.


L.P: ¿Estas conociendo Valladolid documentándote para las novelas?


C.P.G: Yo Valladolid lo conozco muy bien. Otra cosa es que vuelque lugares y que de repente conozca partes de Valladolid como por ejemplo el subsuelo de la ciudad. Yo he bajado a las alcantarillas con Nacho García LLanes  que es el subinspector de la unidad  de subsuelo y no habría bajado nunca  a un sitio como este  si no hubiera tenido que documentarme para escribir estas secuencias que aparecen en la novela y que son tan importantes a nivel de ambientación.


L.P: Dos malvados muy atractivos en esta novela  y que dan mucho juego. ¿Cómo haces para crearlos, en qué te inspiras?


C.P.G: Yo no diría malvados. Digamos que están en el lado oscuro. Tinus van der Dyke es un personaje que me costó mucho dibujar en mi cabeza  lo que es su parte interna y en cambio su parte externa la tenía muy clara. Espantapájaros, quería que tuviera una apariencia como muy peculiar, pero sobre todo que detrás de  esa apariencia hubiera un tipo mucho más peculiar aún. Es un ladrón de guante blanco con el corazón muy negro. Paradójicamente empatiza muy bien con los lectores. ¿Por qué? Él tiene sus motivaciones muy claras porque se quiere retirar ya y tiene un plan para conseguirlo muy definido y de repente ese plan que no tenía que fallar porque estaba muy claro en su cabeza se tuerce porque intervienen otros que lo hacen mal. Es cuando a toda costa Tinus quiere retomar el mando de la situación, pero no le sale del todo bien.


Yo cuando he estudiado a este tipo de personas que se han dedicado a esto toda su vida y han robado obras de arte,  te encuentras que son  gente que es así por decisión propia y que les ha ido de puta madre en su vida. Son gente con muchos claroscuros y que realmente en su cabeza no piensan que estén delinquiendo sino cambiando el arte de manos.


El otro es Samir Qabbani,  de profesión mercenario. Es su oficio porque se ha querido dedicar a esto ya que la vida le ha llevado desde el Líbano a convertirse en un tipo que sabe que lo hace muy bien y ha ido cambiando de organización hasta llegar a una en que lo tienen muy bien valorado y él tiene que cumplir.


L.P: Entre ellos dos tienes algún favorito.


C.P.G: Me quedaría con Tinus porque es un personaje que me ha costado mucho.


L.P: Dicen que el atraco perfecto no existe, pero a veces uno piensa qué es una suerte que  algunos escritores no hayan cruzado al otro lado de la línea de la ley. ¿Qué piensas?


C.P.G: Yo pienso que si existe al igual que el crimen perfecto si existe y que se resuelve de forma equivocada. A mí me ha tocado de este lado porque es el lado de la ficción. Yo no sé si tendría arrestos para cometer un acto así. Espero que nunca tenga que probar.


L.P: ¿Crees que el atraco que tu planteas en tu novela se podría llevar a cabo?


C.P.G: No porque las alarmas sísmicas que tiene el museo nacional de escultura  hacen que no puedas llegar  a reventar la solería del baño sin que tuvieras siete policías esperándote  apuntándote a la cabeza. Yo ahí he tenido que jugar permitiéndome licencias para que se lograra consumar el robo.


L.P: Esperemos que los lectores se diviertan con tu novela pero que no la tomen de inspiración


C.P.G: (Risas) Si la toman de inspiración lo tienen muy jodido  porque van a la trena de cabeza


L.P: En los créditos de la novela dices que estás pensando en tomarte un tiempo para reflexionar y ver qué camino sigues ¿Es este libro el comienzo de otra saga con Sara o está descartado?


C.P.G: Ni descartado ni confirmado. Puedo decirte que Sara es un personaje que va a tener continuidad. ¿Cuándo? No lo sé. Bueno si lo sé pero no te lo puedo decir. No será una trilogía o algo que se le parezca de forma continua, pero puede que aparezca de vez en cuando de forma individual y sin que tengas que haber leído las anteriores. El problema es que yo no sé separarme mucho de los personajes y eso me lo he demostrado sin querer. Me resulta muy fácil matar personajes pero muy difícil separarme de ellos. Incluso con personajes que están muertos los he retomado en historias anteriores a cuando los maté por ejemplo Carapocha en los años ochenta. Me cuesta separarme, son como amigos que habitan dentro de mí y Sara es un personaje que está muy dentro de mi cabeza para que pueda desprenderme de ella tan fácilmente.


L.P: Por eso en esta novela también aparece el pelirrojo o ¿creías qué era necesario?


C.P.G: No sé si es necesario, pero si es determinante  y me apetecía. Todas las decisiones que tomo delante del teclado a las cuatro de la mañana es porque me apetece. No lo hago pensando en los lectores. Yo pienso en los lectores una semana antes de que se publique la novela. Me importan mucho los lectores pero durante el proceso de escritura no.


L.P: Pues yo te digo que a mí me ha encantado aunque no pensaras en mí mientras la escribías. Además si puedo verla luego en una serie o en una película mucho mejor.


C.P.G: Ojala, tenemos proyectos avanzados.  Con la primera trilogía hay conversaciones que parece que se podría hacer algo pronto y con esta algo se ha hablado. Estas cosas se dilatan mucho en el tiempo porque hay muchas conversaciones y hay mucha gente tomando decisiones. Es difícil hacerse un hueco porque hay muchas novelas que tocan a las puertas de las cadenas y plataformas de turno porque todos queremos estar ahí.


L.P: Pues César ha sido un verdadero placer y gracias como siempre.


C.P.G: Gracias a ti.


Si en lugar de leer la entrevista quieres escucharla aquí te dejo el audio de la misma.



 



 Me encantan los trabajos de Forges, he crecido con ellos y cuando aún no era capaz de entender qué estaba pasando en este mundo, un simple vistazo a una viñeta suya podía lograr que comprendiera ciertas cosas o que despertarán en mi curiosidades por saber qué era eso sobre lo que ironizaban sus personajes.


Atrás en el tiempo quedan aquellos días cuando de pequeño corría a la oficina de mi padre para hacerme con el periódico de turno y de un vistazo ver la viñeta del día y por supuesto los deportes.


Por ello volver a leer a Forges para mi supone todo un baño de nostalgia, una terapia de placer donde sé que durante unas horas voy a pasar un rato estupendo y puede que cierre el libro (como casi siempre pasa cada vez que abres uno) sabiendo más de lo que sabía cuando comencé a leerlo. 






Título: Cupido for you.
Autor: Forges. 
Editorial: Espasa.
Año: 2020.
Género: Humor, Cómic, Ilustraciones. 
Páginas: 304.
ISBN: 9788467060300








Sinopsis: 

A lo largo de su dilatada trayectoria, Antonio Fraguas de Pablo, Forges, retrató con increíble agudeza medio siglo de intrahistoria de España, esa que no sale en las noticias de los periódicos, la que está formada por pequeñas instantáneas de cotidianidad y que es, al fin y al cabo, un pedacito de realidad.

Y en ellas el amor es uno de los principales protagonistas, ingrediente esencial y motor de la vida y de los personajes que transitan por ella. Pero no es el amor romántico, ese sentimiento etéreo y platónico, lo que quiso reflejar Forges en sus chistes, sino el día a día de la vida en pareja y las relaciones personales, en el que hay mucho amor, pero también odio, rencillas y discusiones, ligues e infidelidades, sexo y erotismo…

En eso reside la genialidad del maestro: en haber sabido retratar a la perfección —a veces con ironía, otras con ternura, siempre despertando una sonrisa— la vida misma. Esa que también consiste en luchar por el mando a distancia, librarse de poner la lavadora, intentar sobrevivir a los hijos o procurar salir ileso de las reuniones familiares.

Leer un fragmento aquí


Impresiones:

Un libro que nace de una reunión entre la familia de Forges y las editoras de los libros del dibujante donde surgió la posibilidad de hacer un libro que contuviera una recopilación de las mejores viñetas del autor sobre el amor y las relaciones de pareja. Un tema tan recurrente para el autor que supone un veinte por ciento de una obra total que cuenta con más de ochenta mil viñetas.




Finalmente se ha escogido 523 chistes que se han dispuesto en orden cronológico desde 1967 a 2018 dividiéndolos en cinco etapas a fin de que se pueda apreciar los cambios que la sociedad española ha ido experimentando desde finales de la década de los años sesenta hasta nuestros días recientes. Si algo me gusta es que a través de las viñetas de Forges se puede apreciar el cambio en la mentalidad, las distintas tendencias de la sociedad y como el autor sabe reflejar lo que es tendencia en esos momentos. La preocupación, las denuncias, la hipocresía y como una viñeta es capaz de ser ese vehículo sencillo y directo para quitar la máscara y reflejar lo que otros callan.


Unos dirán que es solo un chiste, pero si vamos más allá de la simple risa del chascarrillo, veremos que sus personajes reproducen algunos de nuestros comportamientos, de nuestra manera de ser, de situaciones que se nos dan en la vida real y que obligan a reflexionar con el eco de una carcajada de fondo.




Forges es directo pero usa por igual el humor fácil, la ironía bien tirada y grandes dosis de ternura para hacer que con una sola instantánea se pare el mundo.


El amor como tema central y principal. Las relaciones de pareja, las situaciones que cada personalidad provoca y por supuesto la influencia que en la convivencia tienen las distintas coyunturas históricas que ocurren.    


El trabajo de Forges es un auténtico legado para intuir el pulso de la sociedad a lo largo de la cronología de sus viñetas. El humor de Forges a pesar de los años tiene buena salud y late tan sano como el mejor de los corazones y como los buenos amores se antoja inmortal como su Concha y su Mariano. 






“HAY LIBROS QUE NARRAN DE FORMA SENCILLA Y NATURAL LA VIDA. SIN ASPAVIENTOS, SIN DOBLES TIRABUZONES LITERARIOS. CUANDO AUN ASÍ LOGRAN EMOCIONARTE, SOBRAN LAS PALABRAS”



 Título: Con esto y un bizcocho. 

Autora: Amara Castro Cid.

Editorial: Maeva.

Año: 2021.

Género: Narrativa contemporánea. Feed-Good

Páginas: 321 páginas.

ISBN: 9788418184222






Sinopsis:

Una historia de superación en la que el amor y la amistad se entrelazan con los secretos de la familia Nogueira.

«Con esto y un bizcocho, hasta mañana a las ocho» es la frase que pronuncia el doctor Morales, el psicólogo al que acude Mariana Nogueira para combatir los fantasmas del pasado.A pesar de llevar una vida independiente y vivir en Madrid, la joven abogada acaba de regresar a casa de su familia tras sufrir un accidente de coche que le ha dejado graves secuelas en una pierna. Pero mucho peor que las heridas físicas son las psicológicas, pues el joven que conducía el coche ha fallecido y ella se siente muy culpable.Así comienza un largo camino de recuperación en el que la acompañan su padre, sus tres hermanos, sus amigas y la cariñosa Cecilia, la mujer que la ha cuidado desde pequeña.  Cuando una llamada inesperada aflora sentimientos del pasado, Mariana empieza finalmente a ver la luz al final del túnel y a recuperar las ganas de vivir.


Impresiones:


Con esto y un bizcocho es más que una frase recurrente, más que el título de un libro. Es mucho más que una historia sencilla que gota a gota, página a página va dejando el poso suficiente para que llegado el momento uno se dé cuenta de que cualquiera podría ser el protagonista de la trama y es entonces cuando la reflexión viene a nosotros provocada por una historia muy bien contada y que te va arropando capítulo a capítulo.



 Sus personajes, con sus defectos y sus virtudes calan pronto. Tienen unas circunstancias personales que hacen que nos pongamos de su parte casi al instante de conocerlos. Son humanos y desprenden cierto halo entrañable que es una una baza más para disfrutar de ellos. Son actores principales en el drama diario de vencer la adversidad con la que la vida te pone a prueba, y aunque en algunos momentos la tristeza puede parecer que lo inunde todo, la autora utiliza las herramientas necesarias para que por diferentes rincones de esa ciudad de Vigo, convertida en un actor más de la novela,se filtren los rayos de luz que dan esperanza a las diferentes historias de esta, en cierto modo, novela coral.



Me gustan los libros que tienen distintas lecturas y este no se salva de ellas, pero siempre en positivo. El poder del amor, la suerte del apoyo de una familia, la amistad siempre cómplice, la esperanza en el mañana, la figura paterna, el dolor y la superación por una perdida, el recuerdo eterno a los seres queridos, los reencuentros, las casualidades mágicas, la fuerza del poder de la superación, etc.



Una lectura considerada “feedgood”, pero que a mi me gusta catalogarla como una lectura necesaria para aprender de la experiencia que te dan lo que le sucede a sus personajes. Una historia real para comprender que el pasado es necesario, pero que es más útil mirar con intensidad al presente y al futuro.


Autora:

AMARA CASTRO CID es licenciada en Periodismo por la Universidad Pontifica de
Salamanca y máster en Lenguas Aplicadas por la Universidad de Évora, en Portugal. Su experiencia profesional conjuga la docencia, la traducción y el periodismo. En lo que respecta a la escritura, ha realizado cursos en Fuentetaja y la Escuela de Escritores, y es alumna del taller de narrativa de Carlos Segovia. El tiempo suficiente es su segunda novela, tras la autopublicada Con esto y un bizcocho que recibió el Premio Círculo Rojo.



 

Última llave es una formación canaria compuesta por Beatriz Pérez (vocalista), Adrián Marreno (guitarra y compositor), Gabri Calderón (guitarra solista) y Javi Ramírez (batería). En las islas lo petan y por eso tras unos años asentándose en el panorama musical han decidido dar un salto de calidad e intentar conquistar al público de la península con el estreno de su nuevo single 13 de Febrero.

Hablamos con Beatriz Pérez (al que alguno podrá recordar por su paso por La Voz) sobre este nuevo trabajo, la historia de la banda y sobre futuros proyectos.







Libros en el petate: Necesito que me cuentes de donde viene el nombre de Última llave porque personalmente es un nombre para un grupo de música que me encanta.


Beatriz Pérez: Pues en los inicios de la banda estábamos buscando un nombre que significara algo para nosotros. Por aquel entonces ensayábamos en un local situado en una finca y para llegar a él, había que atravesar varias puertas y teníamos un par de manojos de llaves con muchísimas llaves en  cada uno. Como puedes imaginarte para abrir aquellas puertas siempre estábamos probando llaves y siempre había alguien que decía “ya verás cómo va a ser la última llave la que abra la puerta” Pensamos que ese nombre tenía historia y tenía miga y se lo comenté a una amiga mía y esta me dijo que había escuchado una frase que decía “Nunca te rindas porque la última llave es generalmente la que abre la puerta”. Entonces entre la historia que tenía y  el significado de nunca dejar de intentar aquello que quieres, de nunca dejar de arriesgar porque nunca sabes cuándo va a ser la ocasión para realizar tus sueños.


L.P: Os acabo de conocer, pero lleváis dando guerra desde el 2012. ¿Cómo se forma Última llave, cuál es la historia que hay detrás de vosotros?


B.P: Como casi todas las bandas tenemos un inicio parecido. Nos juntamos un grupo de amigos para pasar el rato y hacer lo que más nos gustaba que era música y con el tiempo vimos que íbamos consiguiendo cosas. En el 2014 fuimos número uno en la lista de los  40 principales de Canarias y cada vez nos salían más conciertos, el grupo nos requería más tiempo hasta llegar a lo que es hoy en día, una profesión y nuestra pasión. Ya no es tanto un hobby.


L.P: ¿Habéis notado algún  cambio a través de los años?


B.P: Tenemos nuestra seña de identidad que es inconfundible, pero sí escuchamos nuestro primer single “No me importa” y “13 de Febrero” que es el último yo creo que hay una diferencia. Hemos evolucionado porque nosotros mismos hemos cambiado y en algo se nota la diferencia.


L.P: Hace unas semanas habéis sacado vuestro último single “13 de Febrero” y en pocos días casi triplicáis el número de visualizaciones en streeming de canciones como “Eres tú” (que particularmente me encanta)  “Lo dejamos caer” o “Subiendo el cielo” llegando este último single a casi trescientas mil visualizaciones. ¿Qué esperáis de este nuevo trabajo?


B.P: La verdad es que estamos muy contento de todo esto que comentas. Es nuestro mejor lanzamiento hasta la fecha y esperamos que a la gente le guste y se emocione con nuestra música. Nuestra asignatura pendiente es conquistar el territorio peninsular. A nivel del archipiélago hemos recorrido todos los escenarios posibles y nos queda el salto a la península que es lo que estamos intentando con este “13 de Febrero


L.P: ¿Por qué piensas qué es difícil dar el salto a la península?


B.P: Para empezar la lejanía, no lo tenemos tan fácil como coger una furgoneta y eso lo hace una aventura más arriesgada.


L.P: Vosotros sois un grupo de directo porque yo sé que en Canarias habéis dado centenares de conciertos ¿Cómo habéis llevado el confinamiento porque imagino que al ser una banda, eso de reunirse es más complicado?


B.P: Cierto. Teníamos una gira que tuvimos que cancelar todos los conciertos que teníamos en 2020. No poder salir de casa para ensayar era un contratiempo e intentamos no quedarnos quietos  y nos reuníamos y componíamos  mucho a través de Zoom y ha resultado un año muy prolífico al centrarnos mucho en eso,  puesto que no podíamos hacer otra cosa. De hecho  este “13 de Febrero”  se terminó de componer en cuarentena. Algo positivo ha tenido todo esto.


L.P: Hablamos de vuestro single “13 de Febrero” ¿este título tiene una razón para llamarse así?


B.P: Lo propuso Javi, nuestro batería. Le gustó ese 13 de Febrero porque es jugar con esa situación en la que se acerca una fecha tan señalada como es el día de los enamorados y tú ni te acordabas de la fecha que era porque ya no tienes a esa persona en mente.





L.P: Es una canción que particularmente me gusta mucho, tanto sus ritmos como la letra. Para los que aún no la han escuchado qué mensaje contiene.


B.P: Yo diría que sobre todo es un mensaje de amor propio, de quererse y valorarse. De saber lo que mereces y de no aceptar menos. Es un poco lo que relata esta historia que cuenta a groso modo lo que dice el estribillo “Tú me dejaste ir, nunca me cuidaste y ahora que pienso y del tiempo que perdí”.


L.P: Me encanta. Toda una declaración de intenciones.


B.P: (Risas) Si.


L.P: Si no me han informado mal, vosotros sois los que componéis vuestras propias canciones. ¿Qué os inspira más a la hora de escribir una canción o sobre qué os gusta más componer?


B.P: Lo que todos los seres humanos tenemos en común al final que es el amor en todas sus facetas, en todos sus estados o formas como es este caso del 13 de Febrero que aun no siendo una canción romántica también habla de amor al fin y al cabo porque como te decía  creo que  es algo que nos conecta a todos los humanos y es algo tan universal que hace que con nuestra música mucha gente se pueda sentir identificada con ella como nos ha pasado con este último single. Mucha gente  nos ha escrito en las redes sociales diciendo que le ha encantado la canción porque estaban pasando justo por ese momento y les ha gustado sentirse acompañados entre comillas en esta situación.


El amor es el elemento común aunque tenemos otras canciones que tratan de otros temas.





L.P: Imagino que esos ánimos del público le da a uno fuerza para seguir aunque en los tiempos que vivimos no sean los mejores para la música.


B.P: Sin duda mantener el contacto en las redes sociales con nuestros seguidores nos ha ayudado muchísimo y más ahora que no podemos verlos en los conciertos. Las redes sociales es una manera de no olvidarnos de ellos ni de que ellos nos olviden, de saber que están ahí y de que están esperando que volvamos a salir a la carretera a volver a compartir esa conexión que se forma con ellos.


L.P: Vosotros hacéis un pop-rock donde predomina más el pop. A la hora de escuchar música ¿qué tenéis en vuestras play-list?


B.P: Esa es una pregunta con muchas respuestas porque somos cuatro y cada uno tiene su estilo. Yo por ejemplo tengo un favorito que es Fredy Mercury y mis gustos van desde él a por ejemplo Sebastián Yatra. A Gabri le gusta mucho el Jazz y el Funcky, A Javi le gusta mucho las baladas y a Adrián le gusta Bruce Springsteen y la música country.  Yo creo que más diferentes no podemos ser.


L.P ¿Qué esperáis de este 2021 y cuéntame algún proyecto para un futuro próximo?


B.P: Esperamos que poco a poco vayamos recuperando la vida que teníamos antes de esta locura. Sabemos que no es fácil y que hay que esperar porque la salud por supuesto es lo primero, pero ojala pronto todo se solucione y podamos seguir desarrollando nuestra actividad porque como es lógico queremos seguir trabajando y vamos a ver si podemos conquistar el territorio peninsular y poner esa bandera canaria y para ello en unos días vamos a la península a hacer gira de medios a presentar “13 de Febrero”.


L.P: Pues os deseo mucha suerte y que sigáis sonando mucho y llegando a mucha gente.


B.P: Gracias