lunes, 16 de mayo de 2016

Encuentro con Andrés Pérez Domínguez sobre Los dioses cansados.

Antes de La Feria del Libro de Sevilla tuve la oportunidad de tener un encuentro con un autor del que mis conocidos hablan maravillas como persona, y su libros lo presentan como un gran escritor. No es ni más ni menos que Andrés Pérez Domínguez, paisano, casi vecino y autor que nos presenta su nueva novela, una historia policiaca en la que busca reflejar  realidades sociales con personajes cargados de contradicciones y que esta dotada de un gran equilibrio entre la historia y sus protagonistas.

El hotel Inglaterra fue nuevamente testigo de una conversación en la que el autor me confirmó las buenas sensaciones que he tenido con el libro donde pude conocer las inquietudes que tiene a la hora de escribir y como afronta el reto de crear historias.

En unos días publicaré la reseña de Los dioses cansados, mientras tanto os dejo con la entrevista y os puedo asegurar que apostar sobre seguro con esta historia llena de personajes muy humanos y repleta de giros sorprendentes donde la naturalidad es la seña de identidad.


Cuando el inspector Nicolás Gallardo regresa a Sevilla después de pasar siete años fuera y le encargan el caso de Leopoldo Barrena, poco puede imaginar que tras el suicidio del político retirado, en apariencia rutinario, se esconde una turbia trama de abusos, chantajes y angustia. Un accidente tuerce los planes de un sencillo robo. Desde ese momento, las tinieblas del pasado, como heridas no restañadas, emergen de manera imparable, llevándose por delante a quienes pretenden ocultar la verdad o, peor aún, medrar a su costa. Paso a paso, mientras trata de sobrevivir a su propia biografía personal, el inspector Gallardo dará sentido a la violencia que le rodea. El resultado de su investigación ofrece un panorama desolador: un misterioso orfanato, la vida rota de una joven y la tragedia de unos niños infelices... Novela coral, repleta de personajes profundamente humanos, en "Los dioses cansados" escuchamos, entre el silencio culpable de los verdugos, el desesperado grito de sus víctimas que, incapaces de perdonarse a sí mismas por pecados que nunca cometieron, más que venganza claman silencio.




Libros en el petate: Abrimos el libro y nos encontramos con una frase que también vi en la anterior novela y se va haciendo costumbre y que parece toda una declaración de intensiones.

Andrés Pérez Domínguez:  Si, es un poco una declaración de intensiones, es una frase que respondí una vez en una entrevista hace mucho tiempo y que volvió a aparecer entre mis papeles, la encontré, la recuperé y define un poco como yo entiendo este oficio, como yo entiendo la lectura y la escritura. Libros que me emocionen y cuando los termino me falta tiempo para recomendarlos. Un libro funciona si se produce eso, si cuando lo terminas estas deseando recomendárselo a alguien que tienes cercano para saber si opina como tú y eso se consigue emocionando al lector.

L.P: Su título Los dioses cansados debo reconocer que me ha gustado, lo veo atractivo y que invita a la curiosidad por saber más del libro porque no deja intuir de que va el libro. Por qué ese título y en relación a que va.

A.P. D: El título viene a ser una reflexión de Nico Gallardo su protagonista, que viene a decir “Si los dioses existen, deben de estar cansado de los hombres por eso miran para otro lado”. Una frase de resignación del  protagonista. A mí los títulos me gustan que te den que pensar,  no me gustan todo hecho o demasiado fáciles.

L.P: Su comienzo me gusta, es de esos comienzos que enganchan al lector a la novela para no soltarlo, queda todo un poco en suspense para ir averiguándolo todo a lo largo del libro. Los principios así son necesarios.
 


A.P.D: Si pero hay muchas formas de enganchar al lector, no es esa la única y de hecho todos los lectores no se les enganchan de la misma manera, seguro que hay algunos que no les gustará este comienzo. Cuando tu escribes una novela tomas una serie de decisiones y en función de ella ganas unos lectores y pierdes otros pero eso es un riesgo que hay que aceptar.

L.P entiendo que esta trama la componen otras menores, hablas de muchos temas y lo enlazas a lo largo de la novela, por eso te pregunto, todo eso estaba desde un principio en tu cabeza.

A.P.D: Yo antes de escribir suelo tener muy claro que voy a escribir y antes de escribir la primera palabra le doy muchas vueltas, tomo muchas notas, trabajo mucho la estructura, etc , pero lo que a mí me interesaba como escritor en esta  novela era tomarle el pulso a la actualidad, contar de una forma amena y entretenida haciendo reflexionar al lector. Contar un poco lo que hemos vivido estos últimos años; el pelotazo inmobiliario, la burbuja que vino después, la crisis que estamos viviendo que no acaba de irse y que desgraciadamente vamos a tenernos que tragar durante bastante tiempo más y quería contar todo  eso de una forma literaria, y si quiero contarlo de esta forma tengo que servirme de una trama que enganche al lector.

L.P: Entonces a medida que has ido viendo que derroteros tomaba la novela has ido añadiendo cosas, lo digo porque esto es una novela coral.

A.P.D: Si, siempre pasa. Tu empiezas a escribir una novela y es lo que te decía hace un momento, aunque tengas más o menos claro lo que quieres es como hacer un viaje, sabes el origen, sabes el destino y puedes saber que dos o tres cosas te van a pasar en el viaje pero  a medida que vas escribiendo la novela te vas enriqueciendo con cosas que te surgen. Al escribir una novela eres como una esponja que vas absorbiendo todo lo que vas viendo y va pasando.

L.P: Esta novela podríamos pensar que es policiaca pero en el fondo va más allá de la realidad.


A.P.D: Mi editora Valeria Ciompi la define de una forma que me gusta mucho, ella la llama una falsa novela policiaca. La clasificación por género no me parece mal si se cataloga en policiaca, Alianza la ha publicado en su colección de narrativa. Es policiaca porque hay una investigación policial y el protagonista es un inspector de homicidios pero  lo que verdaderamente me interesa es la aventura interior de los personajes, los sentimientos, las emociones en una Sevilla que es el marco.

L.P: Me he dado cuenta que cada vez más escritores meten en sus tramas el tema de la crisis, un tema que mencionabas antes que querías tratarlo y que creo que lo tratas de una manera muy directa y de forma muy acertada. Esta crisis que nos está afectando se hacía necesaria reflejarla en las novelas.

A.P.D: Claro, es que forma parte de la actualidad, no es el único tema obviamente, ni de toda la novela, además en ella hay muchas más cosas pero es un elemento muy importante de la actualidad; la crisis y quienes con la crisis han sabido obtener un beneficio como son algunos de los personajes de la novela.

L.P: Hablando de personajes, Nicolás Gallardo es el protagonista principal pero no es el único. Tú has creado un elenco  los cuales cada uno tiene su miga y aunque Gallardo es el principal a mí me gusta por ejemplo Ferreira.

A.P.D: Es una novela coral, una novela en la que todos los personajes tienen un peso importante en la trama independientemente de que tengan más o menos páginas. Nico Gallardo es verdad que es el hilo conductor de la trama y a través de los ojos de Gallardo el lector ve la historia y todo lo que está pasando pero también es muy importante la mirada de los demás personajes, por eso no está narrada en primera persona., el punto de vista narrativo se apoya en diferentes puntos de vista de los personajes a lo largo de la trama. Los personajes para  que sean creíbles  y parezcan atractivos tienen que tener muchas aristas. Nico Gallardo es un buen tipo, un buen policía pero también cuenta con algún punto oscuro en su pasado. Ferreira es el hombre para todo de un tipo poderoso que tiene que extorsionar porque no le queda más remedio portarse mal para salir adelante. Es ludópata pero luego es un buen padre y tiene buenos principios y creo que es un personaje como te ha pasado a ti, fácil de empatizar con él.

L.P: A mí me ganó cuando lo vi en su ambiente familiar.

A.P.D: Es buen tío, verdad.

L.P: Tú como padre de todos, tienes algún favorito.

A.P.D: Por un lado tengo que quererlos a todos y al mismo tiempo distanciarme de ellos. El autor no puede ver la novela como la ve el lector, tiene que tomar cierta distancia y para mí son todos muy importantes, si están en la trama es por algo hasta los personajes secundarios están por alguna razón. Obviamente el personaje más importante para mí y para muchos lectores es el de Nico Gallardo desde el cual se ve toda la trama, un personaje que no soy yo pero sí que tiene mi mirada para muchas cosas.

L.P: Son personajes de doble perfil, todos tienen su parte buena y mala, diríamos que no hay escribano sin borrón.

A.P.D: Un poco lo que hablábamos antes, que todos tienen sus aristas para que sean creíbles, los buenos tienen una parte mala y los malos tienen una parte mala. Creo que es así como somos las personas, nadie es de una sola manera ni es absolutamente perfecto ni nadie es del todo malo. Todo depende algunas veces de las circunstancias, ahí tenemos a Benito Ferreira, una persona que no es mala persona pero no le queda más remedio que comportarse así porque tiene que sacar adelante a su familia.

L.P: Hablabas antes de que estructuras tu novela y en ella también mencionas el síndrome de la página en blanco y el cursor parpadeando. Viendo un poco la novela que es un poco de ir uniendo historias, no tiene una estructura lineal,   has padecido el síndrome de la página en blanco.

A.P.D: A mí eso no me ha pasado nunca, yo tengo en mi cabeza más historias que años viviré y si es verdad que cuando uno se sienta delante de una página sin haber escrito antes pues ser muy agobiante y angustioso porque las novelas no se escriben solas.

L.P: Como sevillano, cuando leo una novela ambientada en Sevilla me gusta porque es una oportunidad para imaginarme la ciudad contada por otra persona, ver por donde se mueven los personajes.

A.P.D: Sevilla puede ser una ciudad para ambientar una novela tan buena o tan mala como cualquiera incluso mejor que cualquiera.

L.P: Pero sí creo que huyes de los tópicos.

A.PD: Los tópicos están en Sevilla no soy yo quien lo va a negar, lo que ocurre es que Sevilla es mucho más que los tópicos que se  cuentan sobre ella. Igual que hay mucha gente que participa de esos tópicos y de las tradiciones folclóricas de la ciudad de lo que no tengo nada en contra, también hay una buena parte de sevillanos que no se siente tan cómodos con esos aspectos de Sevilla entre los que me incluyo con todo mi respeto para la otra parte. Es lo que le pasa un poco a Nico Gallardo, que a pesar de todo su amor por esta ciudad no es partidario de sus tópicos.
Desde fuera, por suerte o por desgracia Sevilla se suele ver así. Yo cuando ambiente otra de mis novelas en Sevilla, La clave Pinner huia de los tópicos también, una novela ambientada en la Sevilla de 1943, con una trama de espionaje y que desde el propio lenguaje hubiera sido más fácil poner algún personaje en la que en los diálogos le hubiera quitado las d a los participios, hacer el lenguaje un poco más andaluz  y a mí eso me parecía absurdo, creo que un dialogo tiene que ser para Sevilla o para cualquier sitio.

L.P: No es lo mismo cuando lo lees que cuando lo ves.

A.P.D: Por supuesto.

L.P: No se si estarás de acuerdo conmigo. Me ha dado la sensación que tu novela se desarrolla sin prisas pero pisando fuerte.

A.P.D: Yo no tengo prisas para escribir, de hecho aunque el año pasado publiqué Los perros siempre ladran al amanecer, una reedición de una novela breve que había escrito antes, llevó cuatro años sin publicar una novela y creo que la escritura debe fabricarse a fuego lento y la trama aunque se desarrolle sin tiros, sin persecuciones, no hay efectismos de género ya que yo no quería caer en eso por eso he visitado una comisaría para la documentación policíal. Como tu bien has dicho es una novela  sin prisas pero sin pausas donde todo va sucediendo de una forma fluida, contundente, sin demasiadas precipitaciones que es como una pequeña bola al principio que va creciendo hasta convertirse en una gran bola que provoca un alud, eso es Los dioses cansados.

L.P: Vas entrando en la historia poco a poco y aunque los personajes actúan de forma pausada estas constantemente provocando guiños bruscos y situaciones inesperadas al lector y eso me ha gustado mucho.

L.P: Entrando un poco en la vida de los personajes, la trama queda en muchos momentos relegada al pulso con la vida que tienen esos personajes y uno no puede evitar pensar y ponerse en  la piel de estos personajes cuyas sombras bien podrían ser las nuestras.

A.P.D: Te hago una pregunta retorica a ti , una novela literaria qué es, un libro con párrafos recargados en el que tienes constantemente que acudir al diccionario para ver que significa o una novela que te haga reflexionar. Más bien lo segundo aunque para algunos será lo primero.

L.P: Al final la sensación que me da es que todos estos personajes son personas en busca de segundas oportunidades.

A.P.D: Ten en cuenta que la novela sucede en el presente, pero  todo el pasado de los personajes (donde sólo se ve la punta del iceberg) es lo que condiciona ese presente y eso se va a ir viendo sobre todo a medida que uno va avanzando en la trama. De algún modo todos buscan esas segundas oportunidades, Gallardo vuelve a Sevilla por varias razones, pero sobre todo vuelve para arreglar su vida personal, para volver a encontrarse a sí mismo. Hay un momento de la novela en la que dice “No hay ningún lugar que este lo bastante  lejos para huir de uno mismo”.

L.P: Todo lo que ocurre son hechos tan comunes y tan creíbles que el proceso deber ser muy trabajado para que resulte todo así.

A.P.D: Por lo que te hablaba antes de los efectismos de género. Yo creo que cuanto más natural sea una historia  y menos aspavientos tenga, será más interesante y entretenida para el lector, esa es la principal dificultad de las obras que yo escribo.

L.P: Te conocí verdaderamente con El violinista de Mauthausen y yo que soy historiador y me gusta mucho ese género me doy cuenta que cada vez te estás alejando más de ese género o a mí me lo parece.

A.P.D: No te creas, La clave Pinner  no es una novela histórica aunque sucede en un periodo histórico determinado pero realmente es de espionaje y  sentimientos. Lo que ocurre es que mis novelas tienen ese trasfondo de una época concreta pero yo toco todos los palos, soy un autor todoterreno que le gusta cambiar de registro y no hacer siempre lo mismo.

L.P: O como suelen llamarla novela histórica de ficción.

A.P.D: La clasificación por género y esas etiquetas corresponde más al mercado literario que a la propia literatura. Yo cuando me siento a escribir no me planteo si es una novela histórica, negra, policiaca o rosa, yo lo que intento escribir es una buena historia y de la mejor manera posible, ya las etiquetas si alguien se las quiere poner que se las ponga, creo que a mí no me corresponde.

L.P: una pregunta personal. Después de todos estos libros como ves al Andrés de la actualidad comparado con el que empezó a publicar.
 

A.P.D: El Andrés de ahora sigue teniendo la misma ilusión que al principio de escribir, de hecho si hay algo que me lleva a seguir escribiendo es la ilusión, la esperanza y la creencia de mi capacidad de hacerlo mejor en cada libro porque yo soy muy exigente. Puedo tener el colmillo más retorcido como escritor y como persona pero a la hora de sentarte y hacer mi trabajo lo único que debes saber es que por muchas dificultades que encuentres , la experiencia te sirve para saber que al final vas a sacarlo adelante.
 
L.P: Andrés ha sido un verdadero placer que ya tocaba después de varios intentos fallidos por tener una entrevista contigo. Felicidades por tu obra, estoy seguro que los lectores van a disfrutar mucho con ella.

A.P.D: Gracias a ti ha sido todo un placer.

11 comentarios:

  1. Gracias por la entrevista, yo todavía no me he estrenado con este autor
    Besos

    ResponderEliminar
  2. No he leído nada de el autor todavía. Gracias por la entrevista. Feliz semana y lecturas!
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  3. Pues gracias por la entrevista. Del autor solo he leído Los perros siempre ladran... y me gustó mucho
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Qué alegría me ha dado ver la entrevista, soy fiel lectora de Andrés y tenía muchas ganas de un nuevo libro suyo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Pues sí, hemos sido curiosos en los mismos temas pero es que es para serlo :)

    ResponderEliminar
  6. Muy interesante la entrevista. A ver qué nos cuentas en la reseña

    ResponderEliminar
  7. Interesante entrevista, Fesaro. Junto con la reseña de Marisa, está claro que es una novela que merece la pena leerla. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por la entrevista. Hoy os habéis propuesto que me vaya a comprar la novela, no? Entre Marina, Marisa y tú me habéis convencido.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Muy buena entrevista! Me ha gustado conocer un poco más a este autor y saber más de su última novela. Una novela muy tentadora. Gracias!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. Pues Fesaro yo no he leído nada de Andrés , pero me lo anoto para tenerle muy en cuenta. Interesante entrevista !
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Lo de escribano sin borrón me ha gustado mucho jejeje. No lo había oído nunca. Fantástico encuentro. Andrés es una estupenda persona. Besos

    ResponderEliminar

Comentarios

Forman la familia

Leyendo

Próxima reseña

Contacta conmigo

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Pasaron por aquí

Sorteo 2º aniversario


Hasta el 17 Diciembre

Sorteo Libérate leyendo


Hasta el 15 Diciembre

Sorteo Internacional


Hasta el 5 Noviembre

Sorteo 1º aniversario

Hasta el 8 Junio

Macrosorteo Sant Jordi

Hasta el 7 de Mayo

Sorteo Déjame leer en paz

Hasta el 24 Junio

Sorteo Libros

Hasta el 30 Junio

Reto Sabuesos 2017


/ 4 words. 17% done!

Reto Libros olvidados 2017


1/ words. 17% done!

Reto Genérico 2017


27 / 40 words. 17% done!

Reto 25 españoles 2017


34 / 25 words. 17% done!

Reto 50 libros 2017


40/ 50 words. 17% done!

Reto Leemos en digital 2017


16 / 12 words. 17% done!

Reto de la A a la Z 2017


14 / 29 words. 17% done!