Origen. Dan Brown

Con Dan Brown tengo sentimientos encontrados. Por una parte me gusta como rebusca en los enigmas, misterios y demás curiosidades de esta vida terrenal para despertar interés en el lector  y  poner en el candelero de la actualidad temas que permanecían olvidados o en absoluto desconocimiento para la mayoría. En su contra, con la experiencia de sus lecturas, sus localizaciones me han creado cierta desconfianza a la hora de creerme sus descripciones de ciertos  lugares porque por experiencia propia y por otras fuentes ya me he dado cuenta que no siempre son todo lo correctas que debieran. Sus tramas siguen un mismo patrón que ya me empieza a resultar algo repetitivo, y ciertos tópicos, los lleva a tal extremo que son presentados como verdades absolutas y en eso ,un autor del nivel de ventas como él, debería de tener mucho cuidado.


Título: Origen.
Título original: Origin
Autor: Dan Brown.
Traductor: Aleix Montoto, Claudia Conde.
Editorial: Planeta.
Año: 2017.
Género: Thriller, Acción.
Páginas: 637 páginas.
ISBN: 9788408177081




Sinopsis:

Robert Langdon, profesor de simbología e iconografía religiosa de la universidad de Harvard, acude al Museo Guggenheim Bilbao para asistir a un trascendental anuncio que «cambiará la faz de la ciencia para siempre». El anfitrión de la velada es Edmond Kirsch, un joven multimillonario cuyos visionarios inventos tecnológicos y audaces predicciones lo han convertido en una figura de renombre mundial. Kirsch, uno de los alumnos más brillantes de Langdon años atrás, se dispone a revelar un extraordinario descubrimiento que dará respuesta a las dos preguntas que han obsesionado a la humanidad desde el principio de los tiempos. 
Al poco tiempo de comenzar la presentación, meticulosamente orquestada por Edmond Kirsch y la directora del museo Ambra Vidal, estalla el caos para asombro de cientos de invitados y millones de espectadores en todo el mundo. Ante la inminente amenaza de que el valioso hallazgo se pierda para siempre, Langdon y Ambra deben huir desesperadamente a Barcelona e iniciar una carrera contrarreloj para localizar la críptica contraseña que les dará acceso al revolucionario secreto de Kirsch. 

Perseguidos por un atormentado y peligroso enemigo, Langdon y Ambra descubrirán los episodios más oscuros de la Historia y del extremismo religioso. Siguiendo un rastro de pistas compuesto por obras de arte moderno y enigmáticos símbolos, tendrán pocas horas para intentar desvelar la fascinante investigación de Kirsch… y su sobrecogedora revelación sobre el origen y el destino de la humanidad. 

(sinopsis facilitada por la editorial)


                                                               

Impresiones:


Origen es la nueva novela de Dan Brown que nos llevará a seguir una vez más, los pasos del profesor  Robert Langdon por ciudades tan nuestras como Bilbao, Madrid, Barcelona y Sevilla, en un presente tan actual que en algunos momentos la ficción más bien parecen guiños a la realidad.
Una trama de persecución, asesinatos y misterio trepidante al estilo al  que Brown nos tiene acostumbrado y que sin dejar de ser interesante ya empieza a sonarme algo repetitivo los clichés que conforman todas estas novelas (peligro para la humanidad, huida de Robert Langdon y nuevamente acompañado por una mujer y perseguido por el malvado de turno).
En esta ocasión todo parte del filántropo y antiguo alumno de Robert Langdon, Edmond Kirsch, un hombre cuyos avances en tecnología informática, le han puesto a la vanguardia de la actualidad social.  

Será el mismo Edmond Kirsch quien organice un encuentro en el monasterio de Montserrat con los tres principales representantes de las religiones en el planeta, el obispo Valdespino por parte católica, el rabino Yehuda Köves y el Ulema Syed Al-Fadl. Una reunión en la que les comunica que acaba de hallar un descubrimiento que sacudirá los cimientos de la fe en general porque demostraría que todas sus enseñanzas están equivocadas, lo que llevaría a cuestionarse las creencias de millones de personas en el mundo.

Nuevamente un thriller de acción trepidante que se desarrolla en cuestión de horas y aunque podría decir que deja sin aliento no lo diré porque a pesar de tener un comienzo prometedor, con grandes expectativas y adictivo de los que te dejan enganchado al libro, mis buenas sensaciones fueron desinflándose a medida que pasaban los capítulos.

Con unos personajes que no son novedosos, el viejo Langdon, que aún tiene cuerda para rato, un Edmond Kirsch como semilla del conflicto, un villano que de nuevo es más villano por una lucha interna entre sus valores o creencias religiosas que por otro motivo y una compañera de Langdon (imán el de este hombre, para siempre huir en compañía femenina) que en ciertos momentos me ha parecido que tenía más carisma que el propio profesor. De fondo y situada en el otro lado del cuadrilátero, manejando los hilos bajo las sombras una nueva secta, que mala suerte tiene nuestro protagonista que se las encuentra una detrás de otra.

Lo mejor de la novela no ha sido en esta ocasión la acción y la trama, yo diría que las reflexiones que Dan Brown provoca en el lector a raíz de la documentación que vierte entre sus páginas. A través de la narración de su historia, el autor presenta un conflicto entre las nuevas generaciones y las anteriores. Las nuevas tecnologías que están desbancando del primer puesto de los intereses humanos a la religión. Un triángulo entre ateísmo-ciencia-religión  que Brown expone magníficamente y sirve en bandeja para que el lector recapacite y medite sobre los tiempos que nos están tocando correr, donde un mal día es quedarte sin batería en el móvil. Lo malo es que todo esto frena la acción trepidante de la novela y la paraliza en muchas ocasiones y la ralentiza tanto que cuando volvemos a ella la lectura se ha enfriado. Lo positivo que uno saca de una novela de Dan Brown es salir de ellas aprendiendo mucha teoría interesante, partes de la historia que no son tan conocidas y detalles que a uno le suben el nivel de cultura general, aunque con matices porque como he mencionado anteriormente. El autor da como verdades absolutas cosas que los demás cuestionamos como por ejemplo que España es monárquica por convicción y yo creo que por costumbrismo. En la España de los años 80 no se metía en un convento a tu hija porque quedara viuda y con un hijo. Disparates que si bien son licencias o datos que maneja el autor no creo que convenzan a mucha gente. Otro pero son las localizaciones pues al igual que me pasó con París, Roma, Sevilla en anteriores novelas, aquí he escuchado voces que critican la falta de realismo descriptivo entre el Guggenheim de Origen y el de la Bilbao real.

Todo tiene un fin y Origen también lo tiene y creo que en ese final la novela repunta algo y con un par de giros a la trama, el autor salva de manera muy decente un misterio que a medida que iba leyendo me preguntaba constantemente como iba a cerrar, pues lo propuesto ha sido una apuesta muy arriesgada y bastante ambiciosa.

Para finalizar me quedo con muchos detalles de este libro pero por desgracia Dan Brown me ha defraudado en los mismo fallos que en anteriores novelas suyas y me he encontrado una documentación que por momentos era demasiado extensa y no acta para ciertos lectores que se sientan a leer para disfrutar sin que les atiborren a información que no dominan.  

Autor:


Dan Bronw (1964, Exester) ha vendido más de 200 millones de ejemplares de su obra en todo el
mundo y sus libros han sido traducidos a 56 idiomas. Sus obras El código Da Vinci, Inferno, El símbolo perdido, Ángeles y demonios, La conspiración y Fortaleza digital ha tenido un éxito aplastante en número de ventas.
Vive en Nueva Inglaterra con su esposa y es licenciado del Amherst College y de la Phillips Exeter Academy, donde fue profesor antes de dedicarse por completo a la escritura.

15 comentarios:

  1. Leyéndote me reafirmo en mi intención de no leer esta novela.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Intenté leer un libro de este autor pero no lo terminé, y aunque no suelo descartar a un autor por una sola novela, de momento no me han quedado ganas de volver a él, sobre todo con este libro del que he visto varias opiniones como la tuya.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Vamos que lo repite todo, lo bueno y lo malo, aciertos y errores y con lo bien que le va, dudo que lo vaya a cambiar nunca. Como dicen en inglés: si no está roto, no lo arregles. Yo creo que estos libros son para pasar el rato y entretenerse y no tanto para aprender Historia por si acaso luego vamos mal informados y hacemos el tonto.
    Yo hace mucho que no lo leo. Me sorprendió con el código como a todo el mundo y Ángeles y demonios me gustó más. Pero luego ya me cansé con La fortaleza digital y de momento no estoy por volver.

    ResponderEliminar
  4. Hola.

    Cuando algo funciona, para que cambiarlo?. Yo no he leído nada de este autor, no me atrae este tipo de libros, creo que de novela histórica hay muchos y buenos escritores/as, en este país unos cuantos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. No me planteo leerlo. Me lo pasé pipa con El código da Vinci, pero los siguientes dos intentos con el autor terminaron en abandono de lectura.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. No he leído nada de Brown, me da una pereza descomunal.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. No me gusta este autor, tenía un par de libros suyos porque hace unos años si no habías leído El Código da Vinci no eras nadie... y vamos, que los doné a la biblio hace tiempo. No me pillan volviendo a leerlo, me da un perezón tremendo porque sé que no nos llevamos bien.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  8. A mi estas lecturas de vez en cuando me apetecen, pero con este la verdad es que no creo que me animase
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Yo solo me he visto la peli aquella...

    ResponderEliminar
  10. Hola!
    Justo he leído Inferno esta semana y mi opinión de ese libro va bastante de la mano con la que tienes tu de Origen... libro que no tengo claro que acabe leyendo.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  11. A mí no me convence el autor. Léi en su momento El Código Da Vinci y no me gustó demasiado. Y hasta allí.
    Un beso;)

    ResponderEliminar
  12. Este no me llama nada, esta vez lo dejo pasar. Un besote!

    ResponderEliminar
  13. Me suelen gustar las novelas de Dan Brown porque para mi son a la literatura lo que la comida basura a la alimentación. Paso un rato entretenido y divertido, pero ya está. De hecho, en la novela anterior a esta, inferno, disfruté muchísimo porque conseguí resolver el acertijo que le ponen a Robert Langdon a la primera (sin necesidad de dar tantas vueltas por Venecia), y eso, como historiadora del arte me sentó muy bien XDDD. Pero esta novela sin embargo empecé a leerla y tuve que dejarla por la mitad. En concreto las partes basadas en Sevilla me daban arcadas (soy sevillana y tal XD). No se si la retomaré algún día porque apenas me había dado tiempo a entrar en materia.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  14. No es in autor que me atrae. De hecho, mi mujer compró El Código Da Vinci y todavía sigo sin léerlo, y dudo que lo vaya a leer. Un abrazo.

    ResponderEliminar

@templatesyard