Encuentro con Jorge Ruiz (Maldita Nerea) sobre Bailarina.

Que llueva en Sevilla no es habitual y encontrar a un hombre con la sensibilidad de Jorge Ruiz no es imposible pero si es como la lluvia en Sevilla, sobre todo que no le importe declararlo y que lo certifique con su discurso. Pasa lo mismo que despedirnos de él, otra tarea que cuesta trabajo porque tras un hasta la vista, siempre había una idea que comentar y un nuevo comienzo en la conversación. Solo el aviso de una próxima entrevista en la radio dio por finalizado nuestro pequeño encuentro en el que dos hombres hablaban de lo maravilloso que es conocer más la importancia de las mujeres en la vida.



De eso habla su primer libro y espero que no sea el último. De momento se ha convertido en una de las candidatas a entrar en la lista de mis mejores lecturas del 2018. “Bailarina es una historia como otras muchas, contada de forma sencilla pero que encierra una profunda reflexión sobre la naturaleza femenina y su situación actual, en una sociedad que ignora sistemáticamente el mundo de las emociones”


Con una tranquilidad contagiosa, Jorge Ruiz habla pausadamente pero sin detenerse a pensar, su discurso lo tiene claro y sabe que no hay prisa por llegar pero si necesidad por transmitir sus reflexiones y su historia cargada de sentimientos y con final revelador. Su libro parece una historia de magia y cuento pero en realidad es la clara muestra de como deberían ser las cosas.









Libros en el petate: En primer lugar, enhorabuena Jorge, me ha parecido un libro precioso.

Jorge Ruiz: Me alegro.

L.P: Una duda, libro y disco comparten título y portada. Guardan algún tipo de relación.

J.R: Sí, al final son dos formas de expresar lo mismo con dos códigos diferentes, uno musical y el otro literario. En el musical es más directo, te permite el movimiento desde el minuto uno que lo escuchas y en el libro es más desde el reposo, por eso invito a que la gente se tome algo caliente para que se relaje, disfrute y viaje en su interior mientras lee.

L.P: Puedes explicar qué es una bailarina para aquellos que aún no han tenido la oportunidad de acercarse al libro o al disco.

J.R: En el lado femenino del cerebro hay todo un universo muy concreto, no excluyente con el lado masculino porque existe una comunicación directa entre ambos pero sí que tiene mucho que ver con la parte emocional de uno mismo, con la parte intuitiva, la creativa y la identifico con un arquetipo muy universal que es la bailarina porque tiene una serie de valores y una impronta muy rápida, visible y clara nada más decirlo “bailarina”. Entonces la iconografía me interesaba también mucho, las puntas, la flexibilidad que conlleva ser bailarina y pensaba que podía conectar rápidamente con mucha gente. Que el protagonista haya sido una mujer no es nada relevante, podía haber sido un chico pero de manera natural mi audiencia es femenina sobre todo y la mujer es quien escucha y tiene el doble de área cerebral dedicada a la empatía (esto no me lo he inventado yo dice entre risas) por eso quise poner un arquetipo femenino y dirigido a la mujer aunque es un libro, que como bien me has dicho antes de la entrevista,  al que le pueden sacar más partido los hombres.

L.P: A la hora de escribir el libro, qué te ha movido.

J.R: Seguir viajando hacia mi universo. Al final yo creo que toda la obra de uno es para encontrarse, el camino siempre es hacía ti. Uno tiene la necesidad de volverse constantemente hacia uno mismo como referencia. En el momento que nació mi hija, me di cuenta que nunca había conocido a una mujer desde el principio y aunque siempre había estado vinculado a la mujer, aunque parezca una tontería pensé que nunca había estado presente en el ámbito de una mujer desde  el minuto uno de su nacimiento y me pareció un viaje bonito y hacer el libro era un regalo bonito para ella.

L.P: Te veremos continuar tu camino en el mundo literario con otros títulos.

J.R: Sí, yo creo que sí. A ver si la vida me da la oportunidad porque aunque al final con las canciones siempre escribo y reflexiono sobre ciertos temas, me da la sensación de que voy a necesitar escribir más libros.

L.P: Bailarina es un libro lleno de reflexiones y una de las que más me han llegado es que el mundo está lleno de durmientes como tú los llamas.

J.R: Hay más referencias y a veces se les llama zombis, ciegos haciendo referencia a que no vemos o no somos capaces de escuchar. Estamos muy pero que muy perdidos y la velocidad de la transmisión de los datos va a más y el hombre cree que puede dominarlo todos esos datos y no puede, el cerebro no es tan capaz y lo que está pasando es que nos estamos desconectando cada vez más.

L.P: En un momento del libro me di cuenta que Valeria, la protagonista de la novela somos todos.

J.R: Al principio era como muy repelente, una persona muy irascible pero esa irascibilidad no es suya, o al menos no tanto en cuanto está viviendo una vida que no es suya. Esto es una historia muy común y habitual porque muchas veces decimos que somos de tal o cual manera y en realidad es una falsedad porque es parte de una personalidad que se ha ido creando por la cantidad de artificios que tengo a mí alrededor, y en ocasiones como medida de adaptación creamos artificios. Efectivamente Valeria somos todos.

L.P: Me ha llamado la atención algo que dices al principio en tu libro y es el daño que puede llegar a significar no saber decir que no.

J.R: Tenemos miedo a causar una impresión negativa en otra persona y creemos que causar una sensación negativa significa estar solo y que la otra persona se va a ofender y nos va a dar de lado y no debe ser así porque la otra persona no tiene por qué ofenderse. Lo fundamental es decir no con amor y dar las razones de ese no. Debe ser un intercambio comunicativo pero fuera de todo juicio. El problema es que nosotros hacemos el juicio antes de ver la reacción que provoca ese no nuestro. Esto lleva a que nos perdamos un montón de cosas y que derrochemos cantidad de energía para nada por no ser sinceros, por no ser tú.

L.P: Como autor es inevitable sentirse unido a los personajes así que te voy a poner en un aprieto.

J.R: (Risas) Venga.

L.P: Valeria o Mara. Si quieres saber mi opinión me quedo con Mara, Valeria tiene un momento de aprendizaje del que he disfrutado mucho, Mara como madre ha hecho ampliar mi concepto de esa rol.

J.R: Me costaría elegir. La transformación que tiene Mara es muy rara, es como si hubiese creado un ideal para muchas Maras pero en realidad hay poquísimas Maras que tengan esa transformación interior. Yo me quedaría también con ella precisamente por esa transformación porque siento que yo si he tenido una transformación interior de esa magnitud.

L.P: Para terminar estos personajes son reales.

J.R: Yo creo que todas las obras son autobiográficas y cuando digo todas me refiero a todas. Imagínate un pintor que está pintando un lugar que nunca ha conocido pero está plasmando su visión de ese lugar, luego está en ese paisaje. Elegí un relato muy corto, muy sencillo, con muy pocos personajes donde todos nos pudiéramos ver reflejados en cada uno de ellos por eso son tan arquetípicos de manera natural y yo me veo en los cuatro. Luego sí, es autobiográfico. Lo tengo que aseverar porque viene del inconsciente y el inconsciente siempre dice la verdad.

L.P: Pues te felicito porque has hecho un libro de los que luego se vuelve a leer porque tiene la capacidad de sorprender con nuevas lecturas.

J.R: Muchas gracias, Bailarina es un libro algo poliédrico en ese sentido. Mi libro de cabecera es El principito y la primera vez que lo leí no me gustó.

L.P: Te ha servido tu libro.

J.R: Ha sido supercatarsico y ahora en las firmas más aún porque todas las opiniones de los lectores las voy interiorizando y las de los hombres me llaman mucho la atención porque son muy parecidas y los acerca al lado femenino que debería estar muy presente en el hombre porque vamos entrando en el lado femenino a tropezones y a golpes y no debería ser así. Sé que este libro mi hija lo va a entender a la primera pero sin duda a mis hijos les va a costar más.

L.P: Pues Jorge si leer Bailarina ha sido un placer, charlar contigo no se queda atrás.

J.R: Gracias a ti, agradezco muchos  vuestras opiniones porque mi intención era escribir un libro sencillito y que buscaba las respuestas que estoy teniendo por parte de la gente que lo lee.

L.P: Lo veo muy humilde también.

J.R: He huido del estilo literario perfecto porque puede que pudiera lograrlo pero no me llama la atención.

3 comentarios:

  1. No lo conocía la verdad. Interesante entrevista ;)
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. No sabía que también escribía. Estupenda entrevista. Y me has picado mucho la curiosidad ahora con el libro.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Me parece una propuesta muy interesante, y realmente bonita que todo surgiera del nacimiento de su hija.

    Besitos

    ResponderEliminar

@templatesyard