Hace unos días, Ray Loriga visitaba Sevilla para promocionar su nueva novela Sábado, domingo y la presentaba al igual que hizo con la anterior, en la Biblioteca Pública Infanta Elena. Rendición fue una historia que me encantó y por lo tanto se me hacía difícil dejar pasar la oportunidad de volver a ver al autor en directo acompañado de Salvador Gutiérrez Solís como maestro de ceremonias.



Cuenta la editorial en su nota de prensa que “Sábado, domingo es una novela sobre la culpa, sobre las deudas que se asumen como propias en la vida y sobre la huida que se impone cuando aceptar la realidad parece no ser posible”.

Una novela con dos partes muy diferenciadas como dejaba claro los comentarios que expresaban  sobre ella  tanto Ray Loriga como Salvador Gutiérrez. En esa primera parte, un adolescente relata un suceso escabroso que le ocurrió el verano que tuvo que quedarse en Madrid por sus resultados académicos. Un sábado por la noche acompañado por un amigo conocen a una camarera y lo que parecía una noche de fiesta termina de una forma desastrosa. En la segunda parte como si de un domingo que precede a ese sábado de amargo recuerdo, ese mismo chico, convertido en hombre, recordara aquella noche a raíz de un acontecimiento que le ocurrirá acompañando a su hija a una fiesta en un colegio a las afueras de Madrid.

Escuchar a Salvador Gutiérrez hablar de la novela y de Ray Loriga son motivos más que  suficientes para convertirla en asignatura pendiente para su lectura. Un presentador que confesaba haberse quedado casi sin dormir por continuar leyendo la novela tras dejarla en su primera parte y quedar expectante por ver que le deparaba la trama en esa segunda parte.


Así en gran entusiasmo y mordiéndose mucho la lengua para no desvelar claves y giros de la novela fue detallando elementos de la historia y haciendo un pequeño resumen de lo que podíamos encontrar. Terminada esta parte, la presentación continuo en un formato de afirmaciones y preguntas a las que Salvador invitaba al autor y en la que se colaban alguna que otra pregunta de los allí congregados como público.

Un autor que ha cambiado desde que escribió hace veintisiete años su primera novela pero que sigue siendo la misma voz y teniendo la misma personalidad ofreciendo una proyección del mundo muy parecida y que ha llevado muy bien en esta obra” era la reflexión que Salvador hacía del autor y de su obra.

A estas palabras Ray Loriga respondió que a pesar de todo intenta cambiar de registro en sus novelas para no sentir vértigo aunque sus influencias están claras y considera al fin y al cabo que también hay un Loriga tradicional aunque intenta no tocar siempre la misma canción y empezar con cada libro una nueva aventura.

"La literatura es el arte más viejo que tenemos"

En un momento de la charla alguien le preguntó si esta novela tenía algo que ver con la triste sentencia de la manada a lo que respondió que no aunque los hechos podían ser similares, la historia no había sido concebida a raíz de esos sucesos.

Una obra que comenzó a barruntar hace diez años y que ha ido posponiendo fruto de su manía de llevar siempre en proceso de creación dos o tres novelas a la vez, siendo el momento clave para finalizar esta cuando en el 2017 ganó el Premio Alfaguara de novela que le llevó a una promoción por muchos países, lo que aprovechó para ir dándole forma en esas esperas en la habitación de los hoteles.

Otra de las preguntas fue si Sábado, domingo era una novela pensada para llevarla al cine a lo que respondió que está precisamente no estaba concebida con ese propósito puesto que como guionista tenía partes que eran complicadas de llevar a la gran pantalla como el hecho de buscar a dos personajes que hicieran del protagonista Federico lo que llevaría a una dualidad donde el público podía decantarse por uno u otro personaje que desembocara en una ruptura.

Para explicar esas sensaciones que había podido suscitar esa pregunta Loriga aunque se definía como  lector todoterreno, confesaba  que toda novela tiene una parte de arquitectura para que la historia se sostenga y es normal que al dedicarse al cine esto provoque que esa característica se vea reflejada en mayor o menor medida en sus libros.

Con ganas de más conversación y de escuchar a Ray Loriga se acabó el tiempo y tuvimos que dar por concluida la presentación a la espera de leer el libro y hacer reflexiones sobre todo lo escuchado.

Qué nos gusta un misterio a los lectores y cuando una sinopsis nos lo propone es una tentación a la que es difícil de resistirse.


Kate Mosse nos presenta una nueva trilogía cuya primera entrega La ciudad del fuego, a la que seguirá La ciudad de las lágrimas, tiene de todo para enganchar a los amantes de la novela histórica con muchos ingredientes adicionales pues como amor, traiciones, secretos de familia, guerra, aventura y misterios que añaden un punto más a la nota para convertirlo en un libro muy recomendable.


Título: La ciudad del fuego.
Título original: The burning chambers
Autora: Kate Mosse.
Traducción: Claudia Conde.
Saga: 1/
Editorial: Planeta.
Año: 2019.
Género: Novela histórica de ficción, Aventuras, Saga familiar.
Páginas: 638 páginas.
ISBN: 9788408202462



Sinopsis:
La joven católica Minou Joubert recibe en la librería de su padre una carta anónima sellada con el emblema de una poderosa familia. Sólo cinco palabras: ELLA SABE QUE ESTÁS VIVA.
Antes de que Minou pueda descifrar el misterioso mensaje, el destino le pondrá delante al valiente Piet Reydon, un joven converso en posesión de una reliquia de valor incalculable que cambiará sus destinos para siempre. Piet tiene una peligrosa misión y necesita la astucia de Minou para salir vivo de la ciudad medieval.
Mientras la fractura entre religiones se hace cada día más profunda, las líneas del frente se tiñen de sangre y las conspiraciones están a la orden del día, la misteriosa señora del castillo de Puivert, un enclave mágico a la falda de los Pirineos, espera el momento perfecto para atacar...

Impresiones:


A mediados del siglo XIX, una mujer llegada de tierras lejanas visita una tumba en un cementerio de la localidad sudafricana de Franschhoek. Ha recorrido mucho hasta llegar allí y gastado casi todo su dinero buscando unos orígenes, siguiendo el rastro de un legado dejado por sus antepasados.
  
Hasta aquí parece el comienzo de una historia interesante pero la forma de narrar de Kate Mosse es especial y por eso si me dais principios como los de este libro los leeré todos. Si creéis que con este prologo termina todo os equivocáis porque en realidad la historia no ha hecho más que empezar y queda mucho por contar.
  
Está demostrado en muchas ocasiones que la historia la escriben los vencedores y son los más violentos los encargados de su custodia. Por ese motivo cuando me encuentro con novelas que nos muestran la versión de los que perdieron, la que se ocultó o fue erradicada para que solo quedara una verdad considerada absoluta, me siento especialmente atraído por ellas. Me gusta reflexionar sobre esas lecturas porque demuestran que el resultado de una batalla ha podido significar que mis costumbres o mi forma de pensar hayan sido una y no otras.

Esa muestra la tenemos en las luchas de religiones y esta novela se mueve con el telón de fondo de las guerras de religión francesas que tuvieron lugar de 1562 a 1598 entre católicos y protestantes. Una guerra por un punto de vista distinto pero con un dios común que nunca dejó dicho que nadie se alzara en armas contra su hermano y que por el contrario predicaba que se amara al prójimo como a uno mismo.

“La historia de las injusticias perpetradas en nombre de la religión contra sus antepasados es prueba segura de que Dios no existe. ¿Qué dios permitiría tantas muertes agónicas, tanto miedo y terror por su causa?. (página 19)

Bajo este marco casi de guerra civil y en la ciudad de Toulouse seguiremos la vida de Minou Joubert hija de un librero de la cité de Carcasona y que verá cambiar su vida de la noche a la mañana cuando recibe una carta con un extraño mensaje que dice “ELLA SABE QUE ESTÁS VIVA”. Un secreto familiar del que no podrá escapar y que le lleva a conocer a Piet Reydon un soldado partidario de los hugonotes que esconde otro secreto por el cual muchos hombres poderosos serán capaces de cometer actos atroces en pos de conseguir sus propósitos.

Dos secretos que dan mucho juego a la novela y qué a buen seguro nos acompañaran en futuras entregas. Aunque será en esta primera novela donde conoceremos en qué consisten y  gracias a ellos la novela no pierde el interés ni el encanto en ningún momento. Todo ello unido  un escenario  geográfico y al marco histórico donde se desarrolla que ofrecen a la autora un sinfín de posibilidades con las que desplegar su imaginación y nuestro deleite.

Es la primera obra de Kate Mosse que leo pero no será la última como se suele decir cuando uno descubre una lectura que le deja huella. La autora sabe trasladar al lector de una forma sencilla pero intensa a los sentidos a los escenarios que describe. Ha convertido una trama complicada en un aliciente más para el lector y reúne acción, aventuras, misterio y amor en torno a unos personajes muy bien definidos donde todos saben aportar algo a la historia para convertirlos en piezas importantes de la partida.

Una trama atractiva y unos hechos históricos interesantes  que llevan al lector a muchas reflexiones sobre la historia y los hechos ocurridos que sin lugar a dudas hacen de la novela un libro que merece la pena leer.

Por cierto, la novela tiene comienzo y final por lo que aunque hay algunos rasgos a tener en cuenta para un futuro se puede leer sabiendo que tendremos un final y no un punto y seguido.


Autora:



Kate Mosse (Sussex, Reino Unido, 1961) es autora de obras de teatro y ensayos, además de haber escrito novelas y libros de relatos. Galardonada con varios premios, es la autora de la aclamada Trilogía del Languedoc, que incluye las novelas El laberinto, Sepulcro Citadel.

Sus obras han sido traducidas a más de treinta y cinco lenguas y publicada en más de cuarenta países. Es la fundadora del premio Women´s Prize of Fiction, que premia a la mejor obra escrita por una mujer en Reino Unido, y es también la vicepresidenta del National Theatre de Londres.




                                                                 

Lo conocí una vez por los pasillos de Canal Sur. Iba con una amiga que trabajaba en esa casa y fue ella quien me lo presentó a petición mía. Le llamé Don Gregorio porque en ese momento sentí más respeto que admiración hacía el personaje público. Unos minutos, unas risas y un recuerdo eterno grabado a fuego en la memoria.

Todos conocemos a Chiquito, todos hemos sido Chiquito en alguna ocasión y su legado nos ha acompañado en reuniones, conversaciones o en una despedida al estilo hasta luego Lucarrr

Por eso cuando vi el libro de Sergio Mora tuve la necesidad de leerlo, de saber, de descubrir sobre un personaje al que le llegaron como siempre los homenajes tarde, cuando no son posible su disfrute en vida.





Título: Las legendarias aventuras de Chiquito.
Autor: Sergio Mora.
Editorial: Temas de Hoy.
Año: 2019.
Género: Cómic, Biografía, Ilustración.
Páginas: 189 páginas.
ISBN: 9788499987231


Sinopsis:

Esta es la historia de un niño que pasó más hambre que el sastre de Tarzán. El relato de un joven que abandonó su Andalucía natal para irse a Japón en busca de un futuro mejor. La biografía de un hombre que fue capaz de colarse en el hogar de millones de españoles con el único deseode arrancarles una sonrisa.
Basada libremente en hechos reales, Las legendarias aventuras de Chiquito nos llevan de la mano por vicisitudes de un genio que atravesó como pocos el corazón del siglo XX, de la guerra civil a Star Wars y de la movida madrileña a los anuncios de Campofrío.
Un ser de luz que decidió presentarse ante el ilustrador Sergio Mora para revelarle su última enseñanza: que los hechos son, a fin de cuentas, algo mucho menos interesante que la verdad.

Impresiones:


Por eso cuando vi el libro de Sergio Mora tuve la necesidad de leerlo, de saber, de descubrir sobre un personaje al que le llegaron como siempre los homenajes tarde, cuando no son posible su disfrute en vida.

Dice Manu Sánchez en un artículo dedicado a Chiquito que “el surrealismo es la hiperrealidad del genio. La verdad incontestable de las cabezas rápidas que las lentas nunca alcanzan”. Por eso creo que Gregorio Esteban Sánchez Fernández natural del barrio de la Calzada de la Trinidad, Málaga fue un auténtico genio… “genio y figura” al que la fama le vino de casualidad pero muy merecida para alegrarnos los corazones y conseguir que tuviéramos unos ratos de felicidad a su costa.




Hijo de un sevillano y una malagueña tuvo una infancia de miserias y hambre, más hambre que el sastre de Tarzán. Un superviviente que con pocos años se recorría la provincia de Málaga cantando por los tablaos algunas veces por sólo un bocadillo lo que te forja tu carácter y te hace apreciar y valorar lo poco que tengas.

Datos tan curiosos como este y otros más ha ido recopilando el dibujante Sergio Mora de entrevistas, artículos encontrados en diversas fuentes de documentación y creado una biografía real con algunas pinceladas de ficción, que resulta maravillosa a la vista y a los sentidos. Pinceladas de su vida que muestran a grandes rasgos pero de forma muy contundente y yendo al grano de la información,  la vida que tuvo Chiquito y su forma de sentir las vivencias.

Recorre desde   sus inicios siendo un niño, a sus años de Torremolinos, su periplo por Japón, los años ochenta y éxito televisivo  ya con sesenta años. Es también en cierto modo un viaje por España, por sus décadas y su historia.




Un escritor, su mujer y su editora cenan en un restaurante y allí conocen a Arito, un japonés que regenta el restaurante donde están y hablando con él descubren  que fue palmero de Chiquito en su estancia en Japón. Fue tanta la admiración y fascinación que sintió por el malagueño que Arito recopiló todas sus anécdotas y se convirtió en su biógrafo, por lo que editora y escritor le proponen juntos escribir una biografía sobre el personaje.

Una mezcla de dibujos y fragmentos de biografía que da como resultado un libro muy emotivo y muy colorido con un diseño plástico que me ha parecido de gran calidad. Tengo que reconocer que la efusividad en mis palabras se debe a que me encantan los dibujos de Sergio Mora ya que su estética me trasporta a mi niñez. A aquellos primeros tebeos que mi abuelo me regalaba y que sin saber leer aún ya hacía que me inventara historias usando sus viñetas.

La vida de Chiquito es la del que ríe por no llorar. Nadie sabe mejor qué es la miseria que quien la ha vivido. Por eso Don Gregorio era un maestro de la vida, quien contaba anécdotas convertidas en chistes pero quien en el fondo daba lecciones de vida.

Chiquito es universal, es de todos y nos pertenece a todos para mayor gracias de nuestra salud humorística

Hechos y fantasía se mezclan en este libro en parte homenaje, visión idílica o romántica de la exaltación a los altares del reconocimiento de una gran personal. Disfruten de esta pequeña joya literaria y juzguen ustedes.  

Autor: 

Sergio Mora (Barcelona, 1975) es pintor, ilustrador e historietista. Ganador del Latin Grammy al mejor diseño 2016 por El poeta Halley de Love of Lesbian, recientemente ha diseñado los murales de los restaurantes del chef José Andrés en Miami y Nueva York, ambos proyectados por Philippe Starck. Además, es autor de varios libros ilustrados, entre los que destacan Typical Spanglish (2013), El niño Rock (2014), Amazing Art (2016), La caca mágica  (2017) y Moraland (2018). Las legendarias aventuras de Chiquito es su estreno como biógrafo y narrador.



                                                           
Reina roja es el nuevo trabajo literario de Juan Gómez-Jurado. Un libro en el que se ha dejado la vida y que le ha costado tres años de desgranar mucha maquinaria compleja con muchos ritmos internos según nos contaba en un encuentro mantenido con él hace poco.

Una novela que entró por méritos propios en mi top ten de mejores lecturas del pasado 2018 por su originalidad, su sentido del humor y mucha más pegada para mi gusto que la anterior obra del autor y así pareció estar de acuerdo conmigo aunque él prefiere que sea la gente quien hable de su libro.

Un thriller cargado de misterio con una trama muy ambiciosa donde encontraremos corrupción policial, algo de homofobia, asesinatos, poder, el estigma de los trastornos mentales  donde como casi siempre, una alta capacidad se convierte más en un hándicap que en una virtud aunque el autor reconoce que no ha sido planteado de manera intencionada. “No me planteo las cosas antes de escribir una novela y mucho menos con Reina roja. Yo creo unos personajes que me parecen interesantes, los lanzo sobre un escenario donde les empiezan a ocurrir cosas y luego son los lectores quienes comentan que han visto en la lectura”.

Una novela que se deja querer por el lector desde principio a fin y que nunca tuve la sensación de llegar a una zona valle donde la novela perdiera fuerza. Se hace interesante y con cada capítulo que vas avanzando y con cada nuevo giro de la trama uno tiene muchas más ganas de llegar al final y descubrir que hay detrás de todo.

“La mitad del libro la hago yo, la otra mitad el lector en su cabeza”

El autor es cociente de que cuando alguien comienza a leer un libro llega a él con un bagaje, y que debido a esa mochila de sensaciones de cada lector, cada uno sale con unas conclusiones diferentes.  “Sé que las cosas que me preocupan se vuelcan en el libro. Los personajes se comportan y actúan en conflictos que a mí me resultan muy relevantes, pero de ahí a querer dar un discurso hay un techo que no quiero recorrer”.

Pero si la trama policial es realmente buena y he disfrutado con ella, se queda en segundo plano porque mi predilección dentro de Reina roja son sus personajes. Una Antonia Scott, una protagonista que ya ha dado mucho que hablar y que espero que siga dándonos alegrías con más casos donde ella este haciendo de las suyas junto a Jon Gutiérrez, un policía atípico que sin ser un alter ego del Gómez-Jurado representa algunos de los valores en los que él cree.

“Antonia Scott fue creada antes incluso que pensara en escribir Reina roja”.

Un personaje que su autor reconoce como fascinante y al que en torno a ella crea todo un mundo con un personaje como el inspector Jon que es el encargado de acercarnos a ella.

“Escribí treinta páginas de biografía de Antonia (páginas que no están en el libro)  para intentar entenderla. Cualquier personaje que es muy misterioso supone un gran esfuerzo de conocimiento, con un acercamiento al personaje muy despacio hacia ella y que requiere mucho trabajo. Supongo que Antonia me ha hecho más fuerte.”

Jon en cambio no brilla tanto como Antonia pero lo considera como el gran secreto de esta novela. “Creo que Jon es el amigo que todas las lectoras les gustaría tener”

Tenía claro desde un principio que todos los personajes tenían que romper los estereotipos de género del thriller, del misterio e incluso de novelas teóricamente más serias.

“Antonia es la razón pura. No deja espacio al sentimiento mientras que Jon se define por sus sentimientos y son estos los que le guían. Un personaje que se salta las leyes por lo que cree que es justo”.

Sin duda esta es una de las apuestas fuertes de la novela, dos personajes con sus  miserias y virtudes incluidas, que van a caer bien a todo el mundo. Dos protagonistas originales que cuesta trabajo encontrar en otras novelas del género. Personajes que salen del vacío, de lo que no existe y no había visto antes.

Vuelvo a insistir que Antonia es un personaje extraordinario, muy original y además creíble  y con esto me repito pero es que hay que repetirse alabando las virtudes de una novela que demuestra que en España se puede hacer buenas historias llenas de acción y emoción sin que todas tengan que ocurrir en Estados Unidos o en países nórdicos.

“La distancia ayuda a la suspensión de incredulidad y hasta ahora no había sentido la necesidad de relatar una novela contemporánea o no había tenido las fuerzas que creo que es necesario para una tarea tan compleja. Hay un lector muy claro al que yo tengo que convencer y en las novelas para adultos soy yo mismo”.

Y tan española es esta novela que suena a Sabina.

“Manda huevos que el que mejor haya retratado Madrid sea un andaluz de Úbeda” dice entre risas. “Me parecía divertido, muy divertido que a lo largo de la novela se fuera inmiscuyendo la música”.


Tiene cuarenta y dos años y aún le quedan muchas cosas por aprender y mejorar e incluso piensa que todavía puede hacerlo mejor aunque el listón cada vez lo pone más alto.





Título: Reina Roja.
Autor: Juan Gómez-Jurado.
Editorial: Ediciones B.
Año: 2018.
Género: Novela negra, thriller. 
Páginas: 566 páginas.
ISBN: 9788466664417


Sinopsis:
Antonia Scott es especial. Muy especial.
No es policía ni criminalista. Nunca ha empuñado un arma ni llevado una placa, y, sin embargo, ha resuelto decenas de crímenes.

Pero hace un tiempo que Antonia no sale de su ático de Lavapiés. Las cosas que ha perdido le importan mucho más que las que esperan ahí fuera.
Tampoco recibe visitas. Por eso no le gusta nada, nada, cuando escucha unos pasos desconocidos subiendo las escaleras hasta el último piso.
Sea quien sea, Antonia está segura de que viene a buscarla.
Y eso le gusta aún menos.
Decía P.B Shelley “Todos somos griegos” queriendo mostrar que aún tenemos mucho de los antiguos griegos en nuestra manera de pensar y enfocar el mundo. No puedo estar más de acuerdo con Shelley aunque llegados a este punto de la partida yo diría, para puntualizar algo más sobre el tema, que todos somos mezcla de orígenes.

Grecia para todos es una invitación a un viaje imaginario y sentimental a esa antigua Grecia esencial en la historia de occidente. Un acercamiento no demasiado académico, sino a modo de ensayo didáctico de lectura fácil.



Título: Grecia para todos.
Autor: Carlos García Gual. 
Editorial: Espasa.
Año: 2019.
Género: Ensayo, divulgación histórica. 
Páginas: 193 páginas.
ISBM: 9788467054804




Sinopsis:
La civilización griega dejó un importante legado entre nosotros, aunque muchas veces ignoramos su procedencia. En un tono ameno y accesible, Carlos García Gual cuenta cómo nació la civilización griega, la rivalidad entre Atenas y Esparta, las luchas por la hegemonía en el Mediterráneo, el desarrollo de la polis y la democracia, del pensamiento y la filosofía, de las ciencias y las matemáticas; el arte griego, las relaciones sociales y familiares, la mitología, la literatura, etc.

En estas páginas descubrimos aquellas cosas en las que los griegos fueron pioneros y que aún perduran entre nosotros, con sus semejanzas y diferencias, incluso en las palabras con que las nombramos: democracia, olimpiadas, filosofía, historia, teología, etc.


Leer un fragmento aquí. 

Impresiones:


Saber de dónde venimos siempre ha sido importante para conocer quiénes somos y comprender la razón de ser de muchas de nuestras costumbres y modos de vida. En Grecia para todos descubriremos aquellas cosas en la que los griegos fueron pioneros y aún perduran entre nosotros mediante un importante legado que a día de hoy  sentimos como nuestro pero del que ignoramos su origen.

Aunque en el libro se insiste que es un libro para todos los públicos, en mi opinión no es el mejor libro para empezar de cero porque en algunos momentos se entra en algunos temas algo densos,  pero los que aman la historia y saben defenderse dentro de la cronología y los periodos estoy seguro que encontraran una gran vía con los que ampliar conocimientos y disfrutar de los apuntes que da  un auténtico experto en la materia desde un enfoque muy ordenado, en una estructura que va de menos a más.

A través de una breve nota cronológica sabremos de un plumazo los vaivenes más importantes que ha dado Grecia desde sus orígenes hasta casi prácticamente nuestros días. Un país de emigrantes y aventureros marinos a lo largo de toda su historia que a pesar de no ser un pueblo unido hasta ser vencidos por los macedonios y definitivamente por los romanos, sus ciudades estaban unidas por la cultura, la religión y la lengua común (salvo variantes dialécticas).

Recorreremos Grecia conociendo algunos de sus elementos más característicos como el olivo, el mar, el vino. Todos ellos elementos de la cultura griega que han sido seña de identidad del mundo heleno. Interesante conocer cuantas palabras importantes por su significado y su uso en el lenguaje son originales del mundo griego y han llegado a nosotros perdurando en el tiempo.

Hablar de Grecia es hablar de la  Esparta más belicosa y la de la democracia ateniense. De Filipo, de  Alejandro y con ellos la llegada del imperialismo. De las famosas guerras medicas y el eterno conflicto con el Imperio Persa. Comprenderemos la razón de ser de un pueblo que usa el arte como representación de una personalidad propia. De la filosofía y su influencia en el la sociedad griega y la importancia de la polis para el griego de a pie. 

Un libro muy completo donde se hablará de mitos y de una tradición literaria que en muchos casos ha sido la fuente de la que han vivido muchas culturas.

Decía M. Detienne que “los mitos viven en el país de la memoria” y la Hellas en sí está llena de ellos que siguen vivos en la actualidad al igual que otras materias de las que  hoy en día nos seguimos sirviendo y estudiando como herencia del pasado en nuestros días. No se puede entender Grecia sin sus mitos, sin sus dioses, su poesía y su filosofía o sus saberes científicos. Ellos fueron los que inauguraron muchos de los caminos por donde han avanzado otras civilizaciones hasta llegar a la actual cultura occidental.

Creo que para la extensión del libro, apenas unas 200 páginas, compila en ellas una guía básica para comprender y tener una idea en un contexto bastante sobrado, de la importancia del mundo heleno para occidente. Una civilización fascinante reflejada en un libro que nos ayuda a comprender una filosofía de vida y una forma de entender una cultura. 

Autor: 
Carlos García Gual (Palma de Mallorca, 1943) es catedrático emérito de Filología Griega en la Universidad Complutense de Madrid, especialista en antigüedad clásica, literatura, mitología y filosofía. Ha publicado más de cuarenta libros y traducido una veintena de obras clásicas. Entre sus obras destacan títulos como La secta del perro, La muerte de los héroes, Epicuro y Diccionario de mitos. Crítico literario, publica reseñas de libros en diversos medios como El País, Revista de Occidente o Claves de razón y práctica. Ha sido galardonado en dos ocasiones con el Premio Nacional de Traducción. Es miembro de la R.A.E.



                                                      .



Para los que amamos la lectura una de las circunstancias que nos provocan felicidad es que alguien te confiese que le encantó ese libro que le recomendaste o que desde que te vio comentar tal o cual libro le ha picado el gusanillo y ha encadenado tres o cuatro lecturas apasionantes y ha vuelto a leer asiduamente. En el fondo se trata de ver disfrutar a otros y sentir que uno tiene una pequeña parte de culpa felicidad ajena.

Por ese motivo me parece interesante traeros la primera convocatoria de los Premios Bayard Fomento de la lectura que buscan premiar aquellas iniciativas encaminadas a aficionar a los niños y jóvenes desde el ámbito escolar, desde las bibliotecas, pero también las iniciativas de los padres y abuelos.

El jurado está compuesto por el prestigioso escritor Jordi Sierra i Fabra; la Premio Nacional de Fomento de la Lectura 2016 Ana Garralón; Delphine Saulière, editora de J'aime lire, la revista infantil más leída en Europa y el equipo editorial de Bayard.




CÓMO PARTICIPAR

A. Premio para colegios y profesores (Educación Infantil y Primaria): se contará el Plan Lector del colegio o las actividades de uno o varios profesores relacionadas con la prelectura* y/o la lectura.

B. Premio para bibliotecas (todo tipo de bibliotecas): se contará el Plan Lector de la biblioteca o las actividades que se llevan a cabo relacionadas con la prelectura* y/o la lectura.

C. Premio para padres: se contará la experiencia lectora relacionada con la prelectura* y/o la lectura en el ámbito familiar.

D. Premio para abuelos: se contará la experiencia lectora relacionada con la prelectura* y/o la lectura en el ámbito familiar.

En todas las categorías, se enviará un escrito de un máximo de 5 páginas DIN A4, por una cara (ver detalles en Inscripción y presentación de los trabajos, proyectos o experiencias).

 * Prelectura: incluye las experiencias de lectura compartida con niños de entre 1 y 6 años: narración oral de un cuento; lectura de un cuento apoyada en un soporte físico (libro, revista, tableta…); teatralización de una historia; invención de un cuento o personaje «a medida», etc. También incluye todo lo que la experiencia conlleva por parte del niño (su actitud, su participación, su modo de manifestar el interés, sus sentimientos y el modo de expresarlos), por parte del narrador (recursos que utiliza para suscitar la curiosidad, mantener la atención, incitar a la participación y provocar reacciones en su público), etc.

DÓNDE ENVIARLO

• Vía correo postal, a: Premios Bayard (+ categoría en la que se participa).
Bayard Revistas. C/ Alcalá, 261-265, edificio 4, 1.ª planta. 28027 Madrid.

• Vía correo electrónico, a: premioslectura@bayard-revistas.com. Asunto: Premios Bayard + categoría.


IMPORTANTE:

Ámbito geográfico para la participación: España.
Idioma: castellano y lenguas oficiales autonómicas.
Fecha de cierre: 31 de mayo de 2019.
Entrega de premios: finales de septiembre de 2019.

Más información y detalles sobre la participación y los premios aquí en este enlace.



LOS HISTORIONAUTAS. UNA AVENTURA EGIPCIA, UNA AVENTURA ROMANA Y UNA AVENTURA VIKINGA

Frances Durkin y Grace Cooke



¡Nunca pensé que unos libros de historia me fueran a parecer tan entretenidos!  Estas tres aventuras históricas me han parecido bastante divertidas y educativas, ya que cuentan la historia de estas tres civilizaciones de manera que a un niño le parezcan interesantes y además las pueda entender.

 Son tres los personajes que conducen las historias, tres chicos llamados Luna, Nani y Newton, y no podemos olvidar a su gato Héroe. Cada libro comienza en la actualidad en la que viven los protagonistas y en un momento dado y valiéndose de las ilustraciones, se transportan a las diferentes épocas históricas. De ellas, y guiados siempre por un personaje, van contando y descubriendo la vida de las civilizaciones de la antigüedad: sus casas, sus comidas, sus juegos, sus costumbres, sus trabajos, su alimentación…. Y a la vez que cuentan cosas, te introducen en la historia y te hacen participar de ella con actividades, como hacer un collar egipcio, una receta de cocina, un juego de los romanos, escribir tu nombre con jeroglíficos, interpretar runas, dibujar un barco vikingo o buscar objetos en una ilustración.

Uno de los libros que más me ha gustado ha sido el de los vikingos , quizá porque de ellos apenas conocía nada. De ellos me ha llamado la atención cómo formaban los nombres y sus tipos de monedas y sobre todo que construyeran barcos para los saqueos y para encontrar nuevas tierras. Sus entierros eran como los de los egipcios, ya que los enterraban con todo lo que ellos creían que era necesario para la otra vida, solo que unos eran depositados en barcos y los otros construían pirámides. De la civilización egipcia me han gustado sus dioses, y saber que había tantos como tenían los romanos. Lo que no me ha gustado demasiado es que diesen tantos detalles sobre la momificación, porque es un poco desagradable. De la época de los romanos he descubierto que les gustaban muchos los juegos y que en ellos podían participar las gladiadoras. Y una cosa más, al final de cada libro hay preguntas sobre lo que has leído para saber si te has enterado bien, y aunque yo las he acertado todas, voy a volver a leerlos porque me han fascinado.



Como todos los libros siguen la misma estructura, son cómodos y fáciles de leer. Y al tener ilustraciones parecidas a los comic resultan muy entretenidos. Además, los dibujos facilitan la comprensión de todo lo que se cuenta y los hacen más atractivos. Narran la historia de una manera cercana y sencilla, y como si la estuviesen viviendo en tiempo real niños como yo. Me ha sorprendido que unos libros tan pequeños puedan contener tanta información sobre la historia, y aunque me han permitido tener unos conocimientos básicos de cada uno de estos pueblos, me han creado la curiosidad necesaria para ampliar información sobre romanos, vikingos y egipcios. Y también me ha gustado descubrir que aunque son libros destinados a los niños, pueden gustar también a los mayores, y lo digo porque a mi madre ¡le han encantado!