jueves, 11 de agosto de 2016

6

Encuentro con Mari Pau Domínguez sobre su libro La corona maldita.


Conversar con Mari Pau Domínguez sobre sus libros además de estar convirtiéndose en una bonita costumbre, es un verdadero placer y eso que siempre me intimida “entrevistar” a un entrevistador consumadodesde mi más humilde pasión y afición por hablar y preguntar sobre sus libros a los autores con los que tengo la suerte de cruzarme.



Un rey obsesionado con el tiempo y la muerte. Una reina dispuesta a todo por el futuro de sus hijos. Una relación marcada por la lujuria, el temor y la intriga.
Abrumado por el peso de una corona que nunca deseó, Felipe V encuentra en Isabel de Farnesio, su segunda esposa, a una mujer inteligente y ambiciosa, además de a una ávida cómplice en sus escandalosos juegos de cama.
Pero ni siquiera la reina puede vencer los enormes miedos y ataques de melancolía que asaltan a Felipe cada vez con más frecuencia. El rey vive acosado por las sospechas de que una maldición se cierne sobre su figura y sobre su dinastía, la de los Borbones. Cuando la obsesión empieza a hacer mella en su ánimo, acaba por convencerse de que solo su abdicación podrá salvar a España, y a sí mismo, del abismo del caos.
Con su magistral sensibilidad narrativa, Mari Pau Domínguez nos abre la puerta de las alcobas reales para mostrarnos la atrevida intimidad del primer rey Borbón y su compleja relación con el destino que habían marcado para él


Mari Pau va de menos a más en la conversación y sobre todo cuando ve en las preguntas una oportunidad para explicar y defender su novela, La corona maldita, una obra sobre la vida de Felipe V, un monarca que he encontrado muy  interesante y que la autora nos da la oportunidad de descubrir en su novela de  forma muy documentada pero no falta de entretenimiento.  Mari Pau se atreve a meterse hasta los aposentos del monarca y muchas veces a analizar la mente de Felipe V en una lucha de este por vivir una vida no elegida y que sus problemas de salud convirtieron en un infierno en muchas ocasiones.


A lo largo de treinta minutos la conversación se tornó pasión por la historia y es que es increíble como dos personas que no se conocen pueden llegar a congeniar en tan sólo unos minutos cuando de por medio tercia un tema que les apasiona como es la historia. Fue un segundo encuentro con la autora que me reafirmo las impresiones que tuve de ella en aquella primera ocasión, es una persona que le apasiona la historia, por sus palabras se vislumbra que se documenta hasta la saciedad y que no hay mayor placer para ella que poder debatir sobre su libro de tú a tú.

 Al final las conclusiones a las que llegó es que este es un magnífico libro para conocer a un monarca que significo un cambio de era en la monarquía española y que como bien dice Mari Pau, en la historia de España hay personajes que dan para más de una novela y que aún están por descubrir.

Esta fue la conversación con la autora sobre La corona maldita


martes, 9 de agosto de 2016

11

Encuentro con Benito Olmo sobre La maniobra de la tortuga.


Hablar con Benito Olmo es todo un placer pues durante la conversación se transforma como  camaleón de los que tantos hay en su tierra y muda la  piel a medida que la conversación lo requiere y él lo estima oportuno. Ahora es escritor, de vez en cuando aparece el lector empedernido de novela negra y cuando la confianza se asienta  asoma su lado bloguero. De forma distendida se desarrolla la conversación hasta el punto que uno se contagia de la ilusión que transmiten  sus palabras. Transpira literatura por todos los poros de su piel y eso se nota cuando habla, discurso preparado parecen sus frases y sentencias de literatura hechas coloquio sus pensamientos.  Pero poco a poco uno va dándose cuenta que no está ensayado su discurso sino que Benito Olmo cree tanto en lo que dice y defiende con tanta pasión su obra que por momentos tiene algo de vendedor de sueños, de paladín de la novela negra que ha hecho que su obra este llena  de momentos pegados a las páginas de su libro siguiendo a un tipo  feo con placa que no siempre usa de la forma más correcta, sopesando si llegado el momoento sería buena compañia de barra de bar  pero cuya honestidad esta fuera de toda duda al igual que este escritor de Cádiz todo un espejo donde aprender la ilusión por subir escalones poco a poco como bien dice él con tesón, ilusión y aprendiendo de los mejores sin olvidar que tiene muchas historias que contar y que trabajará duro para intentar que lleguen a nosotros.

No hablamos de carnavales porque no hubo tiempo pero si hablamos de su nueva novela publicada con Suma de Letras y que le ha deparado muchas reseñas positivas y por mi propia impresión y la de muchos lectores creo que al autor le espera repetir personaje y esperamos que este sea el comienzo de un nuevo escritor consagrado que seguir.




Libros en el petate: hace tres años tuve tu segundo libro entre mis manos y hoy con La maniobra de la tortuga, tu tercera novela tengo que preguntarte si ha cambiado mucho el Benito Olmo de sus dos primeros trabajos a este.

Benito Olmo: Yo creo que sí. Desde el punto de vista de estilo y escritura es inevitable, somos lo que leemos, lo que escribimos y al final escribir y tanto leer vamos evolucionando y vamos aprendiendo. Yo he aprendido mucho en este tiempo aunque sigo cometiendo muchos errores y los que cometeré pero tengo mucho margen de mejora y todos mis esfuerzos van en esa dirección en seguir escribiendo y en hacerlo cada vez mejor.
Desde el punto de vista como escritor, el paso de autoeditado a Suma de letras ha sido brutal, abrumador ya no solo por la exigencia a la hora de que la novela estuviera lo mejor posible, dedicándole muchísimas horas, sino a la distribución que tiene Suma ya que ahora llego a un público que antes era impensable llegar. Que te llamen de librerías o lectores de muchos sitios que antes ni te conocían es una pasada.
Sigo siendo el mismo a pesar de que las circunstancias han cambiado y han cambiado muchoy yo he intentado adaptarme.

L.P: Algo de nervios habrá porque esto es como jugar en primera división.

B.O: Esto es como llegar a primera división, yo soy el Eibar, ya estoy en primera y ahora toca mantenerse. Es un logro estar en Suma de Letras pero no deja de ser un escalón más, tras este viene la segunda parte, defender la novela para que haya más novelas con Suma de Letras y una continuidad. De la respuesta de los lectores dependerá que esta sea la primera de una serie de novelas que publicaré con Suma o Penguin a lo largo de los próximos años o una bonita historia convertida en anécdota que quedó en mi camino.

L.P Yo que he visto como te has movido con tu blog, tus libros y el recorrido hasta llegar aquí creo que por libre lo has hecho bastante bien. Ahora que tienes más medios se puede decir que no tienes techo.

B.O: Yo aún tengo el instinto del autoeditado, aún llamo a las librerías para promocionarme y estos se quedan asombrados de que no deje esa labor al al departamento de promoción de la editorial. Si antes vendía libros para justificar la gasolina y poder ir a las ferias, ahora tengo que vender para conseguir una continuidad.

L.P: Tengo una curiosidad, esta es la novela que decías tener preparada aquella vez que coincidimos en la presentación de Dolores Redondo en Sevilla.

B.O: Esta es otra, aquella iba a salir con una editorial pequeña pero hubo algunos desacuerdos entre ambas partes y quedó ahí la cosa. Hubo un acuerdo pacífico entre la editorial y yo para no continuar adelante y esa novela ha quedado para un futuro. Fue en aquella época cuando tuve la oportunidad de publicar esta y decidí concentrar todos mis esfuerzos en La maniobra de la tortuga.

L.P: Piensas que la novela negra esta teniendo un momento dorado y la gente que siempre ha leído este genero puede que no comparta mi opinión. Que puedes decirnos tú.

B.O: Por un lado está la novela negra como reflejo de lo que sucede en la vida. Todo es inevitable que se refleje en lo que escribimos y en ese sentido la novela negra como espejo donde mirar lo que sucede a nuestro alrededor esta viviendo un gran momento. Por otro lado el mercado al escribirse mucha novela negra y existir un gran auge que es demandado por mucho público hace que haya gran variedad de algo en concreto y cuando sucede esto no siempre va acompañado calidad y eso es inevitable y se esta publicando mucha novela que no es negra y se cataloga como tal para vender. En segundo lugar hay novelas que se publican por ser del género negro cuando en otros tiempos no se hubieran publicado por falta de calidad o porque le falta tiempo de maduración, esto hace que se publiquen muchos títulos y la media de calidad está bajando.




L.P: Algo parecido ocurrió con la novela histórica en su momento con la aparición del Código Da Vinci.

B.O: Lo mismo hay novelas que son maravillosas y como ejemplo pongo a Santiago Posteguillo y luego puedes ver mucho relleno. Siempre que hay una moda se inundan las librerías con ese fenómeno.

L.P: Hay distintos tipos de novela negra. La tuya cómo es.

B.O: La mía es una novela negra muy rápida, vertiginosa. Coloco a un personajes y este avanza como un tráiler chocando contra todos los obstáculos que van saliendo a su encuentro mientras sigue su camino hasta el final porque cree en lo que hay en ese final del camino. Yo creo que la novela negra debe ser así, muy ágil, menos descripciones y darle al lector una historia que no pueda parar de leer, y es lo que he intentado en esta novela, que sea rápida, fluida y con mucha acción, una trama donde pasen muchas cosas en poco tiempo para atrapar al lector.

L.P: Es una novela negra de corte clásico.

B.O: Muy clásico aunque este ambientada en época actual tiene un corte muy clásico, con un personaje muy heterodoxo, repudiado por sus compañeros y superiores, con muy pocos amigos, con problemas de control de la ira. Una especie de llanero solitario con un ideal de justicia en la cabeza y que no cambia por nada y sigue ese código hasta sus últimas consecuencias. Un detective solitario e incomprendido.

L.P: Háblanos un poco de él, qué personaje vamos a encontrarnos y por qué Bianquetti.

B.O: En Cádiz hay mucho apellido italiano que proviene de los comerciantes de antaño (Escapacini, Bianquetti, Rossi, Rossetti, Planteri, etc) es un guiño a la ciudad y a esa tradición italiana que mucha gente no sabe.
El personajes de Bianquetti es un personaje que ha vivido muchos desengaños, lo ha pasado mal, ha sido ninguneado y ha sido tratado mal sólo por hacer su trabajo y esto hace que llegue a Cádiz resabiado, castigado y decide pagar a sus superiores con la misma moneda y se dedica a no hacer nada, a ser pasivo hasta que tiene lugar el asesinato de la chica y entonces se despierta su código de investigador y ya no puede parar. El otro día una periodista me comentó que mi personaje era antipático y entrañable y eso es lo que le resultaba y le hacía tan magnético al lector.

L.P: Estos personajes perdedores con aristas con un lado bueno y otro más oscuro por qué crees que son los más magnéticos como dices, de la literatura.

B.O: Yo creo que todos somos imperfectos. Yo no soporto cuando me ponen a un investigador que es más listo y guapo que la media. Creo que nos identificamos con los perdedores, con el que tiene que bregar con un jefe cabrón, gente que le cuesta llegar a fin de mes. Habrá quien le gusten los personajes perfectos pero yo los odio.

L.P: Hablando de oscuros y grises, aquí “Cádiz no es tanta tacita de plata, más de plata que tacita, la que siempre resucita or más veces que se muera, y es más Cádiz tacita de plata la isla encerrada entre el viento y el mar”. Por qué un Cádiz tan gris.
B.O: Porque como dicen Los millonarios que son los que cantan las letrillas que antes has mencionado, porque ya esta bien que nos vendan, sobre todo fuera de nuestras fronteras un Cádiz todo alegría, carnaval, chirigotas y los que vivimos y conocen un poco más de esta ciudad sabemos que no es así. La gente sonríe de cuando en cuando, es la ciudad con más desempleo de España, una ciudad con muchos problemas, con muchas sombras, que muchos gaditanos se empeñan en mostrar como si no ocurriera nada y que se vive en un constante ambiente de fiesta y alegría y no puedo negar que no tengamos de eso pero en Cádiz también hay muchas sombras. Para mi ha sido todo un reto y tenía muchas ganas de mostrar eso.

L.P: Cádiz es otro personaje más.


 B.O: Si, Cádiz es una parte de la novela que le da un toque diferente, un carácter distinto. En una reseña me dijeron que la novela olía a oscuridad, a sombras y a salitre. En la novela hay mucho de Cádiz, de levante y el poniente y aunque podría desarrollarse en cualquier otro lugar, Cádiz le pone un sello significativo.

L.P: En eso estoy de acuerdo contigo, tu novela huele. Huele a preservativo en polígono, a sudor, a levante molesto...

B.O: A contenedor de basura en la zona vieja, a levante molesto (risas).

L.P: He encontrado una novela donde te defiendes muy bien con la documentación y te atreves a hablar de todo.has tenido alguna sorpresa, anécdota, soborno, etc.

B.O: (Risas) Sobornos ninguno hasta el momento pero si he tenido una gran ayuda de mi amigo Carmona que es criminólogo recién doctorado y muy entusiasta y todo el tema forense, policial me ha ayudado mucho (descripción de una sala de interrogatorios que son iguales en toda Europa, custodia de prisioneros, etc), también le he preguntado a Cesar Pérez que tiene un contacto en la policía y está bien informado de estos temas. Son detalles que hay que respetarlos porque los lectores son más listos y te van a coger las faltas del tirón, no puedes permitirte fallarle a un lector y es un trabajo duro porque a lo mejor te lees cuatro libros para terminar escribiendo dos líneas.

L.P: A mí me has convencido, me puedes haber engañado pero reconozco que tu forma de contarlo lo hace del todo creíble.

B.O: En esta novela hay mucha documentación pero no puedes ponerlo todo sino dejar caer información dejando constancia de que sabes muchas cosas pero sin contarlo todo. Hay que construir un andamiage para darle forma a la novela pero cuando esta terminada esos andamios deben desaparecer ya que si nos enfrascamos en muchos datos corremos el riesgo de que el lector se pierda.

L.P: Se me olvida el caso, Cádiz, Bianquetti cuando entra en escena Cristina. Tengo que felicitarte porque has tratado el tema de la violencia de género con gran acierto.

B.O: Yo estaba preocupado porque es un tema tan delicado y desagradable de contar que es muy fácil pegar el patinazo.

L.P: En líneas generales tu novela con la trama principal se sostiene muy bien por si sola, a qué se debe que metas ese tema en la novela.

B.O: Yo tenía muchas ganas de escribir sobre la violencia de género y sobre las victimas y como te decía estaba preocupado por como hacerlo debido a lo delicado del asunto a tratar. Lo he pasado mal porque no es plato de buen gusto tratar estas cosas pero quería hablar del miedo, de la gente que vive con ese miedo de forma constante, obligada a convivir con ese miedo como un aspecto más de su vida y a llevarlo donde vaya. Yo he intentado tratarlo con el mayor respeto y fue difícil recopilar información porque el tema de la violencia de género ya que está envuelto como en una especie de tabú o secretismo a la hora de hablar de él.
Una de las anécdotas que cuento en la novela me paso a mí y ahí es cuando te das cuenta que en muchos casos estas personas están vendidas.
Lo he pasado mal escribiéndolo y he intentado que sea una historia de miedo , de venganza pero al mismo tiempo también de esperanza y optimismo, de esas ganas que tiene Cristina de empezar de nuevo, de una segunda oportunidad. No es una novela de violencia de género pero sí que está muy presente y es parte de la historia.

L.P: Tu novela no es descriptiva al máximo pero en ese aspecto tiene muy buenos detalles que la hacen ser muy visual y en este aspecto me hace gracia imaginarme a Bianquetti y su frase “los vicios de uno en uno” y las trabas que tiene a la hora de fumar. Este país esta coartando la libertad de nuestros héroes novelescos a la hora de crearlos.

B.O: Puede ser pero ese es el desafío al que tenemos que enfrentarnos los novelistas y ante las leyes hay que buscar la manera de adaptarse. El otro día comentaba con otro escritor que era muy tentador ambientar una novela en los años ochenta cuando no había móviles, pruebas de ADN y ese es el desafío, escribir intentando estar acorde a los tiempos en los que estamos.

L.P: Por curiosidad. Este libro esta plagado de pequeños guiños a la hora de poner nombres o yo estoy sugestionado.

B.O: Alguno que otro hay, Silva por Lorenzo, Cesar Vidal por Cesar Pérez aunque su personaje no guarde mucha relación. Roque el periodista está inspirado en Oscar Lobato un periodista de Cádiz con unas novelas brutales en las que rescato de una de ellas el nombre de un periódico que uso yo también en mi novela.

L.P: Por último, a mitad de la novela ocurre algo que yo no esperaba y a partir de ahí todo se desarrolla de manera más vertiginosa si cabe y los personajes actúan de una forma más alocada. Estaba todo esto preparado o surgió mientras lo escribías.

B.O: Lo tenía medio preparado pero siempre hay cosas que van surgiendo y otras que luego ví que no funcionaban y que tuve que adaptarlas. Hay muchas cosas que ya estaban en la idea original pero otras las añado por el camino con la intención de ir engañando al lector todo lo que pueda siempre buscando un giro más intentando sorprenderlo de ahí que haya tantos giros. El desafío es que el lector se crea la novela negra que está disfrutando.

L.P: Benito muchas gracias por todo y siempre es un placer hablar contigo.

B.O: Muchas gracias a ti y espero que nos veamos pronto de nuevo.
 

viernes, 22 de julio de 2016

7

Encuentro con Flavia Company sobre su libro Haru.





Prisas, una enfermedad no catalogada dentro del sistema sanitario de este país pero que está muy presente dentro de nosotros y de nuestra vida. Eso es lo que yo tenía cuando llegué al hotel dispuesto para cumplir con mi cita con Flavia Company sobre su libro Haru, una autentica preciosidad por dentro y por fuera y con una sinopsis muy significativa “Después de leer la historia de Haru, leerás tu vida de otra manera”, corta pero directa para que pedir más sobre todo cuando es sincera o al menos amenaza con serlo, otra cosas es que uno quiera cambiar o sea de esos que resisten ante todo lo que trae aires de renovación que amenaza con limpiar las ideas preconcebidas y no explicadas ni razonadas.

Como os decía andaba con esas prisas cuando conocí a Flavia Company y mi mundo se paró, o más bien fue más conscientes de todo lo que me rodeaba, la luz que inundaba el patio andaluz donde conversábamos, el canto de los pájaros, sus palabras todo ello ajeno a mi hasta que sin saberlo ella me fue convenciendo que existían.

Complicado no sentirte atrapado por Flavia, con su acento argentino gastado por años en España que aún resiste a perder el recuerdo del acento, por sus palabras que suenan a convencimiento y a verdad en su boca acompañado de una mirada franca y directa, tanto que uno convierte la conversación en un cara a cara por no perder el duelo.

Mis preguntas se convirtieron en sus respuestas pero a la vez en mis dudas internas y en un serio propósito de leer su libro una segunda vez porque dejó claro que su libro es especial, yo ya lo creía antes de toparme cara a cara con ella pero salí convencido que disfrutar con él sin prejuicios ni juicios, desnudo para captar con cada historia mis propias enseñanzas y comprensiones sobre ellas.
El tiempo es juez y dicto que todo tiene un final y el compartido con Flavia llegaba a su fin con todo el dolor de mi corazón puesto que sin ella pretenderlo estaba obrando un cambio en mi forma de ver ciertas cosas y yo quería seguir reinventándome.

Vuelvo a casa esta vez sin prisas con la experiencia de haber conocido a una mujer muy interesante y de que bajo el brazo llevo un libro que cuenta una historia entrañable de la que uno puede sacar muchas enseñanzas sin que te obligue a ser sino a comprender.


La entrevista a continuación y sólo por lo que uno puede aprender de sus palabras ya merece la pena mostrar un poco de curiosidad.

martes, 19 de julio de 2016

2

Encuentro con Pere Estupinyà sobre Comer cerezas con los ojos cerrados.


Hace unos días os hablaba de mis impresiones sobre “Comer cerezas con los ojos cerrados”, el nuevo libro del divulgador científico Pere Estupinyá cuya reseña podéis leer aquí.

Si fue un verdadero placer leer su libro, poder conversar con él lo elevo a la categoría de privilegio sin desmerecer anteriores autores. 

Pere desprende ciencia, y la ilusión que pone al hablar de ella reconoce su idilio con la maeria. Es lo bueno de encontrarte con gente que transmite ilusión en su discurso, que te contagia de él y puedo asegurar que en mi libreta asomaban unas cuentas preguntas que se convirtieron en mas a medida que hablaba con el autor. 

La conclusión de mi encuentro es de sorpresa al descubrir en la figura del divulgador científico un imán para atraer a las personas a sus explicaciones. Estupinyà seguirá robando cerebros y yo espero tener la oportunidad de volver a cruzarme con él y catar  un poco de esa experiencia suya de tratar con autenticas eminencias. De momento me quedo con su entusiasmo en el trato y en su exposisicón durante la conversación.

A continuación lo tratado en dicho encuentro.

lunes, 18 de julio de 2016

11

Comer cerezas con los ojos cerrados. Pere Estupinyà (el ladrón de cerebros)

Comer cerezas con los ojos cerrados es el claro ejemplo de libro que crees que está alejado de los típicos libros que sueles leer y que cuando has terminado con él te das cuenta que has leído sobre temas de los que te gustaría leer más y el resultado ha sido completamente satisfactorio y reparador para la mente de uno.



Título: Comer cerezas con los ojos cerrados.

Autor: Pere Estupinyà.

Editorial: Debate.

Año: 2016.

Género: Ensayo. Divulgación Cientifica. 

Páginas: 333 páginas.

ISBN: 9788499926162.

Precio: 19,90 euros.



Sinopsis:


Los avances científicos se suceden a un ritmo vertiginoso, y cada vez son más las personas interesadas en conocer y entender cómo funciona el mundo, conscientes de que el conocimiento científico nos ayuda a vivir mejor y a tomar mejores decisiones en nuestro día a día.
Pere Estupinyà, el ladrón de cerebros, ataca de nuevo y busca las mentes más brillantes para poner sus conocimientos a disposición de todos. Nos interesa saber de dónde venimos y cuál es nuestro lugar en el universo, pero también queremos entender hacia dónde vamos.
El ladrón de cerebros nos recuerda que una predisposición a aprender, a reflexionar y a absorber nuevas ideas nos hace más inteligentes como sociedad y como individuos: el pensamiento crítico es fundamental para nuestras vidas y la ciencia, su mejor expresión.
(sinopsis facilitada por la editorial)

viernes, 8 de julio de 2016

13

El amor no es nada del otro mundo. Félix J. Palma-María Fortea

Hace poco os traía una entrevista a Félix J. Palma y a María Fortea sobre su novela El amor no es nada del otro mundo. Hoy os traigo la reseña de un libro que no cae en saco roto y que además de divertir y hacernos pasar un buen rato nos dará momentos para la reflexión a la vez que para los que nos los conozcan, tendrán la oportunidad de conocer a dos escritores a los que no hay que perder la pista. Si os pica la curiosidad la entrevista podéis leerla aquí.


Título: El amor no es nada del otro mundo.

Autores: Félix J. Palma. Maríaa Fortea.

Editorial: Plaza & Janés.

Año: 2016.

Género: Comedia romantica, fantasia. 

Páginas: 393 páginas.

ISBN: 9788401017056.

Precio: 18,90 euros.



Sinopsis: 


¿Crees que la felicidad se encuentra siempre en otro sitio? ¿Sientes que tu vida es una eterna búsqueda del amor perfecto? ¿Te enamoras a menudo de un ideal que no existe? ¿Piensas que todos tus amigos de las redes sociales tienen vidas más emocionantes que la tuya? ¿Inviertes un tiempo excesivo en demostrarles que no es así? ¿Usas más filtros en la foto de tu café que en la propia cafetera?
Si este es tu caso, esta novela la hemos escrito expresamente para ti.
Ismael tiene treinta y ocho años y una vida gris y aburrida, por eso dedica la mayor parte de su tiempo libre a inventarse una existencia idílica en Facebook. Y, de paso, está intentando localizar a quien fue su mejor amiga, su amor secreto y su peor pesadilla, la maravillosa y desquiciante Amanda Saldana, de quien hace veinte años que no sabe nada. Ismael jamás se atrevió a confesarle sus sentimientos, sin embargo, nunca ha perdido la esperanza de que una segunda oportunidad le permita enmendar su error. Lo que no se imagina es que, tal vez, esa oportunidad no le será concedida en este mundo...
El amor no es nada del otro mundo es una novela sobre universos paralelos en la que un peculiar triángulo amoroso y un excéntrico grupo de personajes secundarios nos harán reflexionar entre carcajadas sobre la idealización del amor, la persecución de los sueños y la felicidad en los tiempos de facebook.
(sinopsis facilitada por la editorial)

martes, 5 de julio de 2016

12

Premios de Novela Ateneo de Sevilla 2016

Un año más y ya van tres, tuve  la suerte de poder asistir a la proclamación de los Premios de Novela Ateneo de Sevilla  en su XLVIII edición y en la XXI en el apartado Joven.  En un marco incomparable como es el patio de la montería del Real Alcázar de Sevilla, que en palabras del presentador del acto Cristóbal Cervantes comentaba una gala más que nunca se cansaría de repetir que era todo un privilegio asistir a un acto como el que nos congregaba allí teniendo a la giralda como testigo.



Como datos para la estadística la organización informó que a este certamen se habían presentado un total de 307 obras, de las que 85 novelas optaban al XXI Premio de Novela Ateneo Joven, lo que significaba que la participación se mantiene en una línea semejante a convocatorias anteriores.

Destacar que las obras concurrentes que procedían de todo el territorio español habían sido más numerosas las procedentes de Madrid, Sevilla, Barcelona y Valencia. Las que provenían más allá de nuestras fronteras lo hacían de un total de once países diferentes de tres continentes destacando Reino Unido, Colombia, Argentina, Irlanda, Costa Rica, Chile, Francia, Holanda, Israel, Perú y Venezuela.

Para saber un poco las tendencias narrativas de las obras presentadas y como curiosidad nos informaron que la novela histórica había experimentado un pequeño repunte entre las participantes, descendiendo la recepción de las de género negro. En el Premio de Novela Ateneo Joven los géneros más habituales habían sido la novela negra y de contenido social, así como la novela fantástica  y por el contrario en pasadas ediciones descendían notablemente el número de novelas presentadas de género romántico y erótico.

Las novelas que a elección de los miembros del jurado compuesto por su presidente Don Alberto Máximo Pérez Calero (Presidente del Ateneo de Sevilla) y sus vocales Alfredo Conde, Miguel Cruz Giráldez, Miguel Ángel Matellanes, Ramón Pernas, María Prior y Luis del Val fueron las siguientes.



Finalistas del XLVIII Premio de Novela Ateneo de Sevilla:

Boccherini, un músico bajo el reinado de Carlos III presentada bajo el pseudónimo de Padreantoniosoler
La biografía de un músico inmerso en maquinaciones palaciegas.
Copla al recuerdo de Manila presentada bajo el pseudónimo de Iben Al Ruj.
Un reencuentro familiar entre dos continentes y dos épocas.
El crimen de Simona Meis presentada bajo el pseudónimo de Folelé
Un abogado en horas bajas tiene que desplazarse a Túnez para resolver un crimen.
La puerta del infierno presentada bajo el pseudónimo de Margarita Gertrudis
Intrigas políticas y militares en la retaguardia de la II Guerra Mundial.
Mientras te rendías presentada bajo el pseudónimo de Margarita Martín.
Saga familiar en el sur de España entre conflictos amorosos y empresariales.

Finalistas del XXI Premio de Novela Ateneo Joven:

Chomolangma, de Raquel Vázquez
La lucha de dos periodistas contra un sistema social opresivo e injusto.
El hombre inacabado presentado bajo el pseudónimo de Azucena Gormaz Pinila
El esfuerzo por la supervivencia de un grupo humano primitivo.
Trastornya, de Inma Aguilera
Una muchacha inconformista y con habilidades especiales vivirá un giro radical en su existencia.

Como colofón a la cena se proclamaron los ganadores y se hizo entrega simbólica (puesto que no quedará en propiedad de los ganadores hasta que en otoño se haga la presentación oficial al público de las novelas)  de las estatuillas que te acreditan como ganador de la edición.

Ganadores:

En la primera categoría el ganador fue Montero Glez con La puerta del infierno el cual confirmó que su novela tendrá por título definitivo El carmín y la sangre y explicó ese título diciendo que como todo buen espía, este debe pasar desapercibido y confundirse entre la sociedad al igual que una mancha de carmín y de sangre pueden confundirse en una copa de vino.


Montero Glez

En el apartado de novela joven la ganadora fue Inma Aguilera con Trastornya la cual muy emocionada contaba como al enterarse de la noticia el día anterior rompió a llorar de alegría viendo cumplido un sueño. Comentó que en su carrera literaria no había parado de luchar para que algún día llegase un momento como el de anoche por lo que animaba a que nadie abandone nunca los sueños porque estos se cumplen y cuando llegan te das cuenta que todo ha merecido la pena.


Inma Aguilera



Tras la entrega de premios y las fotos de rigor para los medios de comunicación se pasó a una rueda de prensa en uno de los salones del Alcázar donde los autores nos presentaron sus obras y respondieron a varias preguntas.


Montero Glez comentó que su novela era una novela de espías que se desarrollaba en el sur de España durante la Segunda Guerra Mundial y con un Iam Fleming, el autor de James Bond, como protagonista. Explicó que había elegido ese protagonista porque su vida fue muy interesante y destacó su faceta de espía, una vida la del autor anglosajón que se había dado cuenta no estaba novelada a pesar de todo el interés que sus actividades despertó en Montero Glez. Con relación a los dos títulos y al cambio hizo referencia a que la puerta del infierno era el paso del estrecho por donde los submarinos alemanes, los lobos grises, deambulaban y que aunque ese es un título muy comercial y puede llegar a gustar mucho él no lo es tanto y prefiere uno más literario como El carmín y la sangre. Un Montero Glez que desde que ganara el Premio Azorín con Pólvora Negra afirmaba no haber cambiado siendo el mismo aunque con más memoria, intentando no perder la intensidad que le pone a sus novelas y se mostraba convencido de que en esta seguía por la misma línea en cuanto a la fuerza que le imprime.

Interesante fue la parte en que explicó cómo llegó a interesarse por Iam Fleming, un personaje que poco a poco lo va atrapando rodeado de una literatura relacionada con el autor y los hechos acontecidos donde la vida del propio Iam Fleming según Montero Glez le llegó a parecer más interesante que la del propio James Bond. Un Iam Fleming que usaba la guerra para vivir sus propias aventuras.

En cuanto a Inma Aguilera dijo de su novela que esta invitaba a reflexionar sobre los caminos que tomas en la vida y cuyo título tenía mucho que ver con lo que ocurre en la obra, un título que elude a la palabra trastorno pero que el lector comprenderá todo cuando se meta en su lectura. Una obra que es su cuarta novela y que como las anteriores tenía algo de ella misma al igual que la protagonista que en cierta medida era un poco Inma Aguilera en algunos aspectos.


En un momento de la rueda de prensa tomo la palabra el editor Miguel Ángel Matellanes el cual hablando sobre las obras premiadas dijo que eran dos novelas muy diferentes y que aportaban una oferta muy completa para lo que puede llegar a buscar cada lector. En relación a los géneros defendió la libertad de los escritores a la hora de elegirlos y no pensaba que estos escribieran según modas o tendencias puesto que algunas novelas se tardaban años en terminarlas y para ese tiempo ciertos géneros podían  haber pasado de moda. Posteriormente ambos escritores confirmaron las palabras del editor indicando que sus historias se alejaban de las modas y si eran fruto de lo que en esos momentos les dictaba su interior.

Finalizó la noche conversando en una centrica terraza sevillana con la Giralda de compalera conversando con autores como Salvador Navarro, Fernando Otero, Félix Modriño, Gregorio León, Paco Gallardo, todo un placer como siempre.



Quien soy

SEVILLA, ANDALUCIA
Un lector errante, con mil aficiones entre las que un buen libro es un refugio perfecto para devorar en el camino de la vida. Si quieres comentarme algo: elcapifer@gmail.com

Sigo a

Entradas popula.

Archivo