El Rey del Perú. Juan Pedro Cosano

 Desde hace un tiempo, acudir a un libro de Juan Pedro Cosano se ha convertido en una especie de apuesta a caballo ganador. Creo que desde que leí su primera novela, quedé tan entusiasmado por su historia y por su estilo, que volví a repetir con el autor con sus siguientes obras,  y de momento nunca me ha defraudado.


Cosano es de esos escritores que eligen temas interesantes y lo convierten en novelas originales, únicas y adictivas. Un abogado de pobres, una ciudad como Jerez de la Frontera a principios de siglo XX o un conquistador como Gonzalo Pizarro. Te decantes por cualquiera de sus tramas, todas tienen en común que uno sale de sus lecturas aprendiendo y disfrutando de grandes aventuras.


El Rey del Perú me ha parecido una obra magistral, un tocho que se devora casi sin poder detenerse y que cuando uno va llegando al final, comienza a sentir esa pena de los finales que uno no quiere que lleguen nunca y tras la última página cierra el libro y siente la necesidad de tener que hablar de esta novela con alguien, proclamar sus virtudes y presumir de todo lo que se puede aprender en una historia novelada. 





Título: El Rey del Perú.

Autor: Juan Pedro Cosano.

Editorial: Espasa.

Año: 2020.

Género: Novela histórica de ficción. Historia novelada.

Páginas: 656 páginas.

ISBN: 9788467053456







Sinopsis:

Cinco siglos después de la conquista del Perú, Juan Pedro Cosano presenta una novela con un episodio poco conocido de esa epopeya: la aventura de Gonzalo Pizarro, quien, tras el asesinato de su hermano Francisco , deseoso de vengarlo , encabezó una facción rebelde, enfrentada a la Corona y con el propósito de hacerse con el dominio de los riquísimos territorios recién conquistados. 

Sin embargo, no será Gonzalo ni ningún otro cronista de Indias el que nos narre esta historia, sino la dama inca Nayaraq, testigo del fin del mundo y del principio de otro.

Un ambicioso y documentadísimo fresco de los primeros años de la Conquista, un acercamiento a las fascinante cultura inca, la crónica de una aventura colosal en la que concurren todas las pasiones humanas: la ambición, el amor, el odio, la guerra, la creación de un nuevo mundo ... El retrato de una gesta memorable en la que apenas un puñado de hombres se hicieron con un imperio.


Impresiones:


La novela trata sobre la historia de Gonzalo Pizarro, el hermanastro de Francisco Pizarro que acompañó a este en la aventura de la conquista del Perú. Es su historia, pero bien podría representar el choque de dos culturas, la de los hombres que pisaron tierras lejanas en busca de gloria y fortuna, y la de un pueblo que pasó de someter a ser sometido.

 

La historia comienza con Gonzalo en el cadalso, momentos antes de que el verdugo ejecute la sentencia que le ha declarado culpable por traición a la corona de España. En su rebeldía ante lo que él consideraba una injusticia, osó dar replica al rey de las Españas y se dejó seducir por los cantos de sirena de crear “su reino” en la tierra por él conquistada. Entre la muchedumbre allí congregada se encuentra Nayaraq, una inca que fue la única mujer que supo comprender al extremeño y cuya historia de amor  sirve de hilo conductor para narrar la vida del aventurero en tierras incas y lo que supuso la llegada de los españoles al imperio. A través de la protagonista femenina, Juan Pedro Cosano no explica con todo lujo de detalles la idiosincrasia del pueblo inca, sus costumbres, sus ritos, su forma de vida y la relación que tuvieron con los españoles en esos primeros encuentros.


A través de los ojos de este personaje ficticio nos moveremos por toda la trama con verdadero privilegio de espectador de primera fila. No importa que al comienzo de la novela ya sepamos el desenlace porque la maestría del autor consigue que en todo momento lo que se narra resulte interesante y el trascurrir de los hechos no decaiga en ningún momento. Cosano aviva la hoguera de la narración con curiosidades, datos, escenas y giros que dotan a la historia de mucha solidez, tanto en contenido como en la fluidez de su desarrollo a lo largo de tantas páginas que finalmente dan la impresión de que se quedan cortas y que el lector quiere que la historia no termine.


Me ha gustado mucho la manera que el autor refleja la relación entre españoles e incas. En un intento por dejar clara su postura ante la corriente revisionista que sufrimos en estos últimos tiempos. No se puede juzgar los hechos que ocurrieron hace 500 años con los ojos y la postura  del presente. Creo que la novela en ese aspecto es clara presentando dos culturas antagónicas, dos mundos que convergen y el resultado de ese encuentro.


La trama comprende desde que Francisco Pizarro se reúne con sus hermanos en Trujillo en 1529 y les propone la aventura de conquistar el Perú. Ahí encontramos a un joven Gonzalo, que apenas tiene la mayoría de edad. Un Gonzalo lozano, de buen porte y de carácter intrépido aunque algo impulsivo. Paralelamente y hasta que los dos personajes se encuentren, por otro lado, seremos testigos de la infancia de Nayaraq con su familia, la decisión de sus padres de que abandone su casa y pase a formar parte del sequito de vírgenes del gran inca. Nayaraq es muy buena con los idiomas y su facilidad de lenguas hace que necesite poco tiempo para llegar a comprender y expresarse en un idioma que no sea el suyo. Esa es la forma que Cosano haga coincidir a nuestros dos protagonistas. Esa relación caminará de la mano hasta el final cuando retomemos a Gonzalo en 1548, en la ciudad de Cuzco a los pies del verdugo.


El Rey del Perú es una gran aventura, una bonita historia de amor y una novela histórica de ficción que enriquecido con un estilo tan personal, que trasporta al lector al territorio de las Cuatro Regiones del Sol, intentando ser fiel al retrato de una época sin caer en tecnicismos que hagan tropezar en su lectura y llenando sus páginas de un relato cargado de exotismo y colorido.


Autor 


Juan Pedro Cosano (Jerez de la Frontera, 1961) . Autor de varios libros, recibió en 2014


el Premio Abogados de Novela por
El abogado de pobres. En 2015 publicó Llamé al cielo y no me oyó, la segunda entrega de las peripecias de Pedro de Alemán, y en 2017, la tercera, Las monedas de los 24. También es autor del melodrama La fuente de oro (2016), ambientado en el mundo bodeguero de Jerez en los años 30 y 40.

 

 

9 comentarios:

  1. Muy interesante lo que cuentas y lo que cuenta la novela. Hace poco vi Inés del alma mía, y me llevó a esos momentos de la conquista del Perú y de Chile. Creo que precisamente por eso, me llama más la atención esta novela. Lo dicho, muy muy interesante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La serie no ha sido muy justa con algunos personajes y eso la verdad es que da mucho coraje.

      Eliminar
  2. De este período he leído muy poco, así que tomo buena nota de la novela, que tiene muy buena pinta.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Interesante novela, de esta cultura y época histórica conozco muy poco por eso me la apuntaré pero para más adelante. Besos, Fer

    ResponderEliminar
  4. Tenías en Twitter unas citas muy chulas de este libro. Aunque sea amena y tenga esas tres ramas que le dan viveza, a mí esta parte de la Historia no me entra de ninguna manera. Lo dejo pasar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te pierdes un gran libro y conocer a un personaje muy interesante.

      Eliminar
  5. A mí, lo que más me fascina de este libro es la labor de documentación. Juan Pedro Cosano creo que se ha superado con esta novela.

    ResponderEliminar
  6. No soy mucho de novela histórica, pero has conseguido tentarme... Tomo nota de tu recomendación.
    Un beso.

    ResponderEliminar