jueves, 12 de enero de 2017

Golondrinas muertas en la almohada. Lucas Albor

Cierro mi participación como jurado en el Premio Guillermo de Baskervilla 2016 organizado por el blog Libros Prohibidos con la reseña de Golondrinas muertas en la almohada.


Debo reconocer que cuando leí la sinopsis de esta novela no llegué a terminarla , demasiados nombres y demasiada información para asimilar tan de golpe y tener una visión global de lo que me esperaba. Por ese motivo, comencé a a leerla como se comienzan muchas veces las obras que más te sorprenden, sin juicios establecidos de ningún tipo y puede que ahí resida en muchas ocasiones el disfrute de un buen libro.


Título: Golondrinas muertas en la almohada.

Autor: Lucas Albor.

Editorial: Editorial Amarante.

Año: 2016.

Género: Novela negra.

Páginas: 173 páginas.

ISBN: 9788494462795.

Precio: 18 euros.




Sinopsis: 

Johnny es un joven buscavidas que forma parte de una red clandestina, dedicada al tráfico de bebés muertos. Max, un agente de policía envuelto en distintas tramas de corrupción. Luz, una vendedora de almendras que se prostituye para mantener a su familia. Héctor, un alcohólico que cierra los bares junto con su amigo Henry Chinaski (alter ego del autor americano Charles Bukowski, muy presente en la obra).
Entretanto, Mercedes llora la muerte de su hijo. El Dr. Fark coordina las acciones represivas de la política local. Sandra sale de la oficina. Suena el teléfono de un alto cargo. María muerde un pedazo de magdalena. Luisa prepara café. Rubén espera la horca. Paulo acelera por la autopista, con un cadáver en el maletero.
“Golondrinas muertas en la almohada” transcurre en la ciudad imaginaria de Tucumán, un lugar en el que la legalidad, la ilegalidad, el poder y la miseria confluyen y se entrecruzan constantemente. Imágenes, acontecimientos y personajes se suceden de manera aparentemente inconexa, pero en su desarrollo irán desvelando las relaciones que mantienen entre sí.

(sinopsis facilitada por la editorial)



Impresiones:


Se trata de una novela negra, viscosa si pudiera ser palpada en algunos momentos porque el mundo que describe el autor es pegajoso, de un gris que lo tiñe todo y donde la luz tiene poca cabida. Podríamos estar hablando de una obra donde Lucas Albor saca a relucir lo peor de la condición humana, con un estilo que inevitablemente salpica al lector con una trama principal tan cruda como el tráfico de bebés aunque no sólo será esto lo que nos llame la atención durante su lectura. Es lo bueno de la novela tiene tantas circunstancias que encontraremos el interés en muchos momentos de la obra y por razones distintas.

Serán necesarias sólo unas pocas páginas y alguna que otra escena que nos dejará petrificados para sentirnos atraídos por la narración, para ensuciarnos con un mundo perdido como el que se desarrolla en la ciudad de Tucumán, una ciudad que recuerda a esas repúblicas bananeras tan estereotipadas en televisión y donde todo tiene un precio.

Tucumán es un lugar donde no me gustaría vivir pero del que uno no puede evitar sentir curiosidad, hundir los dedos en su herida mientras lee desde fuera. Ciudad  donde la decadencia se ha convertido en seña de identidad  y la violencia se vuelve  común y normal obligando a rendirse a sus dañinos encantos,  deja ver  un claro ejemplo de un pasado que vivió tiempos mejores y donde sus habitantes (a los que conoceremos en un número importante), son simples en su fondo pero tan complejos como malvados.  Crecidos a la sombra de las circunstancias que marca la propia decadencia patente de la sociedad, son personajes que llegado el momento nos ponen en la tesitura de juzgarlos de manera inevitable y uno no sabe si consolar, acoger, odiar o comprender.

Pero entre tanto gris y tanta suciedad también hay belleza y no puedo sino rendirme a ella. Belleza en forma de escritura, la del autor con una ópera prima que no desvela que estemos ante alguien que publica por primera vez y cuya forma de escribir le augura y ojala sea así un futuro de obras de gran calidad. Un pequeño tesoro que demuestra el buen hacer del autor al convertir una novela coral y con personajes dispersos en un trabajo que poco a poco se va cerrando no falto de gran calidad tanto por su forma como por el modo de hacerlo en tan breve número de páginas comparadas con el proyecto que inició.

Escrita en capítulos cortos, muy cortos en algunos momentos, la acción transcurre a lo largo un periodo de tiempo de tres días narradas con un efecto cronológico donde se mostrara el lugar, la fecha y la hora, siendo a través de esos fragmentos temporales donde irán desfilando toda esa serie de personajes que conforman la novela. Esto hace que la acción transcurra de forma rápida algo que choca con el estilo de escritura con un lenguaje que parece detenerse en las escenas, flotando entre descripciones y ralentizando el tiempo para una vez asimilado continuar la narración.

Se insiste en los comentarios de la editorial y del propio autor que su fuente de inspiración es Bukowski, un autor que conozco pero al que no tengo el gusto de haber leído. A partir de hoy tengo una asignatura pendiente puesto que leyendo a Lucas Albor y descubriendo a personajes como Henry Chinaski y a Johnny dan ganas de hacerlo gracias a una novela escrita para el homenaje y cuando uno escribe sobre lo que le apasiona eso invita a disfrutarlo.

Esta bien escrita, tiene una historia que no deja indiferente por muchos motrivos y su estilo es de malabarismo con las palabras. Si eres un optimista compulsivo no la leas pero si no eres de esos creo que no puedes pasar de largo.

Autor: 

Lucas Albor  (Madrid, 1987)  Licenciado en Filosofía y Máster en Estudios Avanzados en Filosofía por la UCM, con un estudio sobre el impacto de las relaciones comunitarias en la obra literaria del autor Charles Bukowski. Ha colaborado en los discos "Jóvenes bajo presión" y "Espíritu de nuestro tiempo", del artista Elio Toffana, recitando sendos poemas.Poseé una extensa colección de poesía, habiendo publicado algunos poemas en revistas digitales. Administra el blog de creación propia "A la mala literatura" 


10 comentarios:

  1. Me alegro de que finalmente hayas disfrutado de su lectura. Besos

    ResponderEliminar
  2. Lo dicho, estás descubriendo muchos autores y novelas. Parece cortita en extensión pero contundente.

    ResponderEliminar
  3. A pesar de tu reseña no me la llevo, tengo el firme propósito propósito de dar salida que a lo que ya tengo
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Yo me la apunto, aunque no sepa cuando vaya a leerla, que nunca se sabe cuando puedes cruzarte con una novela. Aunque no creo que sea pronto que tengo bastante pendiente. Eso si lo que cuentas resulta interesante. Besinos.

    ResponderEliminar
  5. NO tiene mala pinta. No me importaría leerla si se cruza en mi camino.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Vaya título tan impactante! No me veo leyéndola, pero me ha gustado conocerla. 1beso!

    ResponderEliminar
  7. Que bueno haber descubierto nuevos autores y novelas. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  8. La tengo pendiente de lectura. No veía el momento de leerla porque no sabía lo que me iba a encontrar. Es una novela negra, sí, pero la fui relegando hasta que me encontrara con una reseña que me orientara sobre ella y, después de leer la tuya, tengo claro que merece la pena adentrarse en la ópera prima de este autor. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. En mi opinión Las golondrinas muertas en la almohada tiene los excesos de una de esas novelas con pretensiones, intenta adentrase en un ambiente que no es para nada creíble. Le encuentro bastantes fallos de técnica Hay un repetido laismo que me llama la atención, lo mismo que los adjetivos tan engolados como innecesarios a veces y otros aspectos que la hacen bastante pesada. He llegado al final, pero ha sido porque me fastidia no acabar un libro y hace unos tres meses que lo empecé. En los intervalos he leído otros mejores.

    ResponderEliminar

Comentarios

Forman la familia

Leyendo

Próxima reseña

Contacta conmigo

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Pasaron por aquí

Sorteo Libérate leyendo


Hasta el 15 Diciembre

Sorteo Leyendo en el bus


Hasta el 23 Noviembre

Sorteo Todos mienten


Hasta el 19 Noviembre

Sorteo conjunto


Hasta el 23 Noviembre

Sorteo AQL


Hasta el 23 Noviembre

Sorteo Internacional


Hasta el 5 Noviembre

Sorteo 1º aniversario

Hasta el 8 Junio

Macrosorteo Sant Jordi

Hasta el 7 de Mayo

Sorteo Déjame leer en paz

Hasta el 24 Junio

Sorteo Libros

Hasta el 30 Junio

Reto Sabuesos 2017


/ 3 words. 17% done!

Reto Libros olvidados 2017


1/ words. 17% done!

Reto Genérico 2017


26 / 40 words. 17% done!

Reto 25 españoles 2017


32 / 25 words. 17% done!

Reto 50 libros 2017


37/ 50 words. 17% done!

Reto Leemos en digital 2017


15 / 12 words. 17% done!

Reto de la A a la Z 2017


13 / 29 words. 17% done!