martes, 22 de noviembre de 2016

Encuentro con Ramon Gener sobre su libro El amor te hará inmortal.

La vida está llena de pequeños detalles que son los que nos hacen disfrutar de ella menciona Ramon Gener a lo largo de nuestra conversación. Charlar con él es una de esos pequeños momentos de la vida que uno disfrutará siempre porque es de esos instantes que perduran eternos en el recuerdo.

Para los que no lo conozcan, Ramon Gener nos ha acercado desde la pequeña pantalla al mundo de la música a lo largo de cinco años. Una persona que contagia ilusión y  hace que hablar con él se convierta en disfrute, que los minutos parezcan segundos y que al  marcharte  salgas contagiado de una positividad y una felicidad desbordante. Ojo, no vende humo, ni es un gurú que predican la autoayuda, simplemente es una persona que te habla de cosas cotidianas y con ellas trasmite verdades absolutas.  Habla de música y de historia, de mitología, de personas y con estos temas uno lee entre líneas que sin amor no somos nada, que la música lo es todo y que hay un detalle muy simple y pequeño pero que encierra el secreto de la vida y es estar vivo.


Me reitero, no crean que es una charla de autoayuda, es un hombre que habla de sentimientos plasmados en un libro y lo transmite con un discurso peculiar y sencillo. Ramón suma en lugar de restar y deja claro que su propósito al escribir este  libro no era más que mantener vivo el recuerdo de su padre y que los demás pudiéramos encontrar en sus historias musicales mantener vivo el recuerdo de algún ser querido.

«Mi padre murió dos veces. La primera, una mañana soleada en la que el Alzheimer nubló su mente y me olvidó. La segunda, tres días antes de Navidad, cuando, convertido en el Bolero de Ravel, dejó de respirar.
»Aislado del mundo entre sentimientos de culpa y alivio, no podía dejar de llorar y soñar con él. Perdido en su enorme ausencia, busqué una explicación a todas las emociones que me abrumaban en las vidas de otros hombres y mujeres que habían pasado por lo mismo que yo. Emprendí un viaje por el espacio y el tiempo para encontrar respuestas. Volé hasta el cuchitril en el que Verdi compuso Nabucco; estuve en la brumosa estación de tren en la que Clara Schumann se despidió para siempre de Johannes Brahms; asistí a la noche mágica en la que Joaquín Rodrigo dio vida al Concierto de Aranjuez... Y recordé la tarde de primavera en la que mi padre llegó a casa con tres pequeños cipreses. Ellos me descubrieron el camino de regreso a la vida. Ellos me ayudaron a evitar que mi padre muriese por tercera vez. Ellos me enseñaron que solo el amor puede hacernos inmortales.»
El gran director de orquesta italiano Riccardo Muti, preguntado en cierta ocasión por el verdadero misterio que encerraba su trabajo, respondió que la suya le parecía una de las profesiones más complejas del mundo, pues para extraer los sentimientos que se encuentran ocultos en una partitura había que seguir un camino muy largo, el que lleva hasta el alma de los músicos que van a interpretarla.
Cuando perdió a su padre, Ramon Gener necesitó recorrer ese camino en busca de los sentimientos que inspiraron a los más grandes artistas de la historia. El resultado de su viaje es este libro, lleno de fantasía y verdad, en el que asistimos al ocaso inevitable de la mayor diva de su época, Maria Callas; descubrimos cómo del inalcanzable deseo de Hector Berlioz nace la Sinfonía Fantástica y velamos junto a Farinelli el cuerpo de su hermano, el hombre que le convirtió en el castrado más grande la historia, pero que, al mismo tiempo, le arrebató la vida.
Una máquina del tiempo emocional en la que la historia de la música y la literatura se representan ante nosotros para despertar nuestras ganas de vivir y celebrar la memoria como manifestación máxima del amor.


Libros en el petate: La pregunta puede parecer obvia pero me interesa tu opinión. Cuesta escribir un libro como este.

Ramon Gener: No especialmente. A mí me gusta mostrar mis emociones, lo que más me gustan son esas emociones y esas pequeñas situaciones que las provocan, esos momentos de dudas, de reflexión y sueños, incluso de llanto. Es como una terapia, llevarlos al papel y lo hago con gusto y no con dolor.

L.P: Esas fases del duelo de las que hablas en el libro son las que te han llevado a escribirlo o ha habido alguna otra causa.

R.G: No, eso mismo, intentar poner negro sobre blanco de todas esas fases que explico. Cuando sucedió la muerte de mi padre tenía todas esas sensaciones agolpadas dentro del cerebro pugnando por salir y a través del libro encontré la manera de priorizar esos sentimientos y ponerles un orden. Como en la vida todo pasa antes, las historias son siempre la misma salvo que cambiando de protagonistas. Decidí ir a visitar a todas esas personas que en la vida habían pasado por el mismo trance por el que pasé yo y ver como lo pasaron ellos.

L.P: Este libro tiene mucho de biografía, música, historia, mitología, mucho de personal. A la hora de definirlo, cómo lo definirías.

R.G: No tengo ni idea. No sé muy bien que es. Hay mucha gente que me lo califica de novela y que lo lee como una novela, otros lo leen como un libro de no ficción y yo no sé muy bien lo que es. Lo importante es que cuando hablo de mi padre no es porque yo y mi padre no seamos más que nadie, es porque todos esos sentimientos que yo tengo son los mismos que tenemos todos. Hay un estudio que se hizo en Finlandia que demuestra que cuando las personas tienen miedo, todos tenemos miedo por las mismas cosas, tengamos la edad que tengamos y seamos del lugar que seamos.  Al  enamoramos todos sentimos de la misma forma. Cuando decidí escribir el libro lo hice expresando lo que yo sentía pero sabiendo que esos sentimientos los tienen todas las personas.




L.P: Viajamos en tu libro como en una máquina del tiempo y asistimos a momentos muy íntimos de personajes notables.

R.G: Yo viajo con tres moiras , Cloto, Láquesis  y Átropos que van siempre conmigo tanto en la ficción como en la realidad por eso ese final, por eso los tres cipreses y por eso mi padre planto esos tres cipreses porque yo siempre hablaba de las moiras. Son ellas las que me llevan a ver a estas personas que no músicos  porque lo más interesante de los músicos es que son personas. Quién era Verdi, por qué era como era, qué  le llevó a escribir su música por las circunstancias que tuvo. La música es genial y es mi vida pero hay algo mucho mejor que la música y son las personas y es lo más grande que existe en la vida. A mí me interesa visitar a esos músicos para conocerlos y saber cómo eran como personas para poder entender su música. Hablamos de personas cuya ilusión no era escribir grandes obras. La de Verdi era ser padre, la de Berlioz era enamorarse y para amor el de la Callas, creo que nadie ha amado una persona con tanta pasión como la Callas. Ni Isolda, ni Julieta, nadie. Esos detalles son los que de verdad me mueven y me conmueven y el único lugar donde puedo ir a aprender alguna cosa.

L.P: Estos viajes han debido de ser un autentico disfrute a la imaginación, verse en esas situaciones delante de estos personajes.

R.G: Todo lo que tiene el libro, todas sus situaciones son cien por cien reales, escritos tal y como ocurrieron. Tienen su parte de novela pero es en la que yo estoy y participo. Cuando yo comencé a escribir esta novela yo interactuaba con los personajes, yo hablaba con ellos, preguntaba, discutía ciertas cosas pero luego rectifiqué y pensé que era mejor que ellos no me vieran y yo permanecer como espectador. Para alguien como yo que lleva estudiando toda la vida a estos personajes poder desatar mi imaginación siempre basándome en los hechos reales pero estar ahí con ellos era como un orgasmo cósmico.

L.P: Te lo comentaba porque leyéndolo he recordado momentos como mi visita a Berlín al altar de Pergamo, sentirme en un lugar por donde han pasado tantas personas con tantas historias.

R.G: Y cuantas no habrán tenido ese mismo sentimiento que tú. La maravilla de las pequeñas cosas son las que de verdad importan y en las que de verdad todos somos  iguales aunque luego cada uno seamos distintos e irrepetibles.  En la vida todo se repite porque en realidad todo lo que explico y mezclo con historias griegas ya esta explicado, los griegos ya lo explicaron hace miles de años, que todo es lo mismo pero siempre es fascinante y maravilloso poder volver a explicarlo.

L.P: Creo que te entiendo porque en estas fechas suelo realizar una actividad que hacía con mi padre y lo hago porque me gusta hacerla pero me doy cuenta que ya la hago más porque con ella recuerdo a mi padre que por mí mismo.

R.G: En el momento en que realizas esa actividad, tu padre es inmortal. Mientras alguien por última vez diga tu nombre, te recuerde,  estarás vivo. En el momento en que se deje de hacer estarás muerto y  nadie sabrá que has existido y por  eso el recuerdo es un hecho tan bonito. Esto me permite decir que mi libro es para eso para que recuerdes el momento que compartes con tu padre.

L.P: Tu libro está lleno de relatos a cerca de personajes. Yo tengo varios favoritos pero me quedo con el de Joaquín Rodrigo. Si tuvieras que elegir uno, con cual te quedarías.

R.G: Yo intente primero pensar sobre de que sentimientos iba a hablar (aislamiento, culpabilidad, alivio, castigo, etc) y luego pensar a qué personajes iba a ver para hablar de todo eso y se me ocurrían miles de historias pero al final coges a los personajes que tienes más afinidad y te sientes más identificado. La historia de Rodrigo es muy querida por mí  por una razón especial que no tiene ninguna otra .Yo puedo hablar de Verdi y no tengo que pedir permiso a nadie del mismo modo que otros personajes que aparecen en la novela porque sus descendientes son ya muy lejanos, pero en Madrid existe una persona que se llama Cecilia Rodrigo y que es hija del maestro Rodrigo  y que es la presidente de su fundación. Todo lo que yo explico sobre él es absolutamente cierto pero lo que yo argumento de porque Rodrigo compuso el concierto de Aranjuez es mi historia y por eso hice el ejercicio de coger el teléfono y llamar a su hija quedar con ella en Madrid y le explique lo que yo pensaba del motivo que llevó a su padre a componer su obra y a ella le encantó la idea. Es una historia que yo he escrito con mucho cariño y por eso en los agradecimientos, al final del libro hay una mención a Cecilia por darme las gracias por darme permiso.

L.P: Aunque la música nos proporciona momentos muy alegres, leyendo estas historias da la sensación de que el mundo de la música está lleno de historias malditas.

R.G: Esta lleno también de historias alegres y se podría hacer un libro con esos momentos pero se trataba de hacer un libro visitando a todos estos personajes en momentos muy especiales aunque es verdad que el proceso creativo siempre lleva a momentos extremos de la vida especialmente a partir del siglo XIX cuando los románticos expresaron la creación como un hecho trascendental. Son historias estas  del libro que te golpean en el corazón.

L.P: Algo que me ha sorprendido de tu libro es encontrar tantas referencias de la mitología. Es una obsesión por ella.

R.G: Sí, soy muy friki de esas cosas, una persona educada en un colegio religioso y siempre me gustó mucho las historia de las religiones y con el tiempo aprendí que todas las historias ya están explicadas. Los griegos ya lo explicaron todo y todo lo que quieras expresar ya está escrito. Los hombres sólo hacen dos cosas en la vida, lo primero que hacemos es asediar aquello que queremos y para ese sentimiento se escribió la Ilíada (tu en la vida quieres muchas cosas, mujer, hijos, trabajo, perros, etc. y los asedias hasta que los consigues). La segunda  es volver a casa y para eso se escribió la Odisea. Estos son los dos únicos libros que de verdad importan en la vida, el resto no son sino variaciones de esos dos.  Incluso este libro, el mío, del que estamos hablando es un libro que habla de volver a casa.

L.P: Hoy en día incluir canciones y hablar de música en las novelas está muy de moda. En un libro como este a la hora de contar la música a través de la literatura cuesta trabajo.

R.G: A mí no porque la música es una cosa tan consustancial al ser humano (no hay nadie en el mundo al que no pueda gustarle la música) que hablar de música para mí es algo natural e incluso encuentro mucho más atractivo explicar cómo cantaba por ejemplo Farinelli que escucharlo porque a la hora de describirlo cada lector puede interpretarlo de una forma según sus sensaciones. Eso es la música, una relación personal e intransferible que cada individuo del mundo tiene con ella.  Por eso no hay ni lista de canciones, ni cd, ni nada. A mí lo que me gustaría es que cada persona que lea este libro y lean sobre por ejemplo el concierto de Aranjuez de Rodrigo hagan el mínimo esfuerzo de ir a buscar esas obras a ver como suenan y desde el momento en que tú haces esos, estas asediando algo lo incorporas porque si yo te lo doy no sirve porque no tiene valor.

L.P: Hay una frase que pone: “Música, memoria y vida”. Qué significado tiene.

R.G: Ese es un subtitulo muy de la editorial y que yo al principio no estaba muy a favor. Es un libro que habla constantemente sobre la muerte pero a medida que más nos adentramos es más de vida y la vida es inevitablemente la música, porque sin música no existe la vida. Con respecto a la memoria la final el libro lo que trata es de que tu padre no se muera, intentar evitar que sea olvidado para siempre. Mientras el libro este en la repisa de alguien o lo lea cualquier persona mi padre estará vivo.

L.P: Ese podría ser el mensaje a transmitir.

R.G: Yo creo que sí, el libro está escrito para eso.

L.P: Entonces que crees que puede hacerle sentir al lector.

R.G: Pues no lo sé pero yo me siento muy afortunado de escuchar comentarios como el que tú me has hecho antes sobre tu padre y saber que mi libro te ha hecho recordarle de esa manera, y eso me gustaría que ocurriera con todos los que lean el libro.

L.P: Un hecho que me ha ocurrido casi concluyendo el libro y que me he dado cuenta cuando he podido ver el libro en su conjunto es que todas las historias en el fondo hablan del amor.

R.G: El amor es lo más importante del libro y del universo.

L.P: Entonces y entiéndeme la pregunta sin llevarla a los extremos. Es todo justificable por amor.
R.G: Yo creo que lo justificaría todo, todas las locuras que se hacen por amor están bien hechas. Si recuerdas la primera vez que te enamoraste  y piensas bien en ese sentimiento nos damos cuenta de que ojala se pudiera estar así siempre por eso Wagner se enamoraba tantas veces y de tantas mujeres porque necesitaba sentir esa sensación química. Por eso todo es posible cuando estas enamorado ya que cuando pasas al siguiente nivel, al amor diesel y  es cuando empiezas a morir. Hay que estar siempre  con el amor en modo fórmula 1. Hay que estar siempre loco de amor porque eso es lo que mueve el mundo. Asediar algo, asediar una idea, no hace falta matar a alguien por amor pero todas esas locuras que se pueden hacer por amor hay que hacerlas.

L.P: Ramón, espero que me creas cuando te digo que ha sido un verdadero placer conocerte y charlar contigo.

R.G: Gracias, igualmente por una conversación con tantas cosas interesantes y por tu opinión sobre mi libro.

11 comentarios:

  1. Gracias por la entrevista, siempre me resultan muy interesantes estas charlas con los autores, además no conocía el libro.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Una entrevista muy interesante. El autor siempre tiene mucho que contar, y desborda entusiasmo.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  3. Fantástica entrevista, Fesaro. No conocía el libro de Ramón Gener, pero conocerlo a través de su viva voz en respuesta a tus interesantes preguntas me ha encantado.
    Veo que habla de música y músicos Gener en su libro. Hoy que es Sta. Cecilia, patrona de la música, no podías hacerle mayor homenaje que éste: una reseña que trata de la Música.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  4. Gracias por la entrevista. Qué enriquecedoras son estas charlas ¿verdad?
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por la entrevista, es un autor al que yo no conocía
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Gracias por la entrevista. No conocía al autor y me ha resultado muy interesante. Besinos.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por la entrevista porque no me sonaba de nada la novela.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Interesante entrevista, Fesaro. Felicidades. Se agradece cuando un autor se expresa de esta manera. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Me reí tantísimo con Ramón y eso que el tema del libro era durillo. Sin embargo es una persona con la que me llevaría hablando días. Besos

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado esta entrada. Es un gran desconocido para mí al que he descubierto gracias a vosotros. Por supuesto, el título queda anotado. Un besote!

    ResponderEliminar
  11. Hola Fesaro,
    He llegado a tu blog por la referencia que ha puesto Juan Carlos de tu entrevista al autor, y que bien que lo haya hecho porque he disfrutado mucho con la entrevista.
    Me ha emocionado todo el sentimiento con el que está hecho ese libro y me ha parecido precioso el amor que este hombre ha puesto en hacer un memorial para su padre, precioso.
    Un saludo

    ResponderEliminar

Comentarios

Forman la familia

Leyendo

Próxima reseña

Contacta conmigo

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Pasaron por aquí

Sorteo 2º aniversario


Hasta el 17 Diciembre

Sorteo Libérate leyendo


Hasta el 15 Diciembre

Sorteo Internacional


Hasta el 5 Noviembre

Sorteo 1º aniversario

Hasta el 8 Junio

Macrosorteo Sant Jordi

Hasta el 7 de Mayo

Sorteo Déjame leer en paz

Hasta el 24 Junio

Sorteo Libros

Hasta el 30 Junio

Reto Sabuesos 2017


/ 4 words. 17% done!

Reto Libros olvidados 2017


1/ words. 17% done!

Reto Genérico 2017


28 / 40 words. 17% done!

Reto 25 españoles 2017


35 / 25 words. 17% done!

Reto 50 libros 2017


41/ 50 words. 17% done!

Reto Leemos en digital 2017


17 / 12 words. 17% done!

Reto de la A a la Z 2017


14 / 29 words. 17% done!