martes, 15 de noviembre de 2016

19

El club de los mejores. Arthur Gunn

Hay historias, novelas, relatos y similares elementos literarios que se definen a la perfección con una sola frase y en esta ocasión la cita viene incluida dentro de la novela.


 “Para eso existen las películas y las novelas, para vivir otras vidas y conocer otros lugares”.



Título: Elclub de los mejores.

Autor: Arthur Gunn (Claudio Cerdán).

Editorial: Ediciones B.

Año: 2016.

Género: Thriller. Novela negra.

Páginas: 405 páginas.

ISBN: 978-84-666-5991.

Precio: 19,00 euros.





Sinopsis:


Es medianoche cuando alguien llama a la puerta de Walter. Se trata de Cormac, un viejo amigo que necesita desesperadamente su ayuda: han secuestrado a su mujer y la matarán si no paga un rescate de un millón de dólares. Walter intenta ayudar a Cormac, pero esa misma noche ocurre algo totalmente inesperado que hace que toda su vida salte por los aires.
Walter se verá envuelto en un juego de trampas, sorpresas y amenazas cuya clave podría estar en algo que ocurrió mucho tiempo atrás, cuando los amigos tenían ocho años. Algo que prometieron no contar jamás a nadie.
El Club de los Mejores es un thriller lleno de tensión y ritmo sobre los niños que fuimos y los adultos en quienes nos hemos convertido. Una novela absolutamente adictiva que ha sido comparada con Mystic River, de Dennis Lehane, y El cuerpo, de Stephen King.



Impresiones:
Debo de reconocer que tras leer El club de los mejores puede que no hable de forma objetiva sobre la obra puesto que esta, ha despertado muy gratos recuerdos de mi infancia que estaban criando polvo en la memoria más oculta de mi cabeza. A esto hay unirle la capacidad que Claudio Cerdán tiene para construir una trama que te mantiene enganchado desde un potente y agresivo comienzo, perdurando el misterio a lo largo de toda la novela e inclusive aumentándolo en cada giro sorprendente que nos depara cada final de capitulo.

Pues sí, creo que la principal razón para recomendar la novela es su adicción, haciendo de cada capítulo, de cada giro en el guión, una ocasión para poner como excusa la intriga que provoca en el lector la trama, para no abandonar la lectura por otros quehaceres. Y eso que la investigación que sigue nuestro protagonista en algunos casos es sencilla y de manual, diremos que casi que le regalan las pistas,  pero el grado de misterio  va en aumento y con cada página se van  añadiendo más interrogantes provocándonos esa angustia que producen los misterios y sus ansias por desvelarlos.

Otra su ambientación, me he sentido mimetizado con la Minneapolis, que describe el autor a pequeños trazos, sin que parezca que está ahí pero cuyos detalles son lo suficientemente potentes como para sentir su frío, su nieve, su tedioso y tal vez aburrido pueblo de Crosby, sus lugareños con coderas desgastadas de tanto apoyarlas en la barra del bar de la ciudad. 

El éxito de la lectura está en que no te cuenten nada, mientras más desconozcas de  su trama y con menos datos afrontes su lectura, mayor será el goce para el lector. Yo intentaré no fastidiar este consejo y sólo diré que tras un pequeño flah back inicial donde podremos ver al protagonista y su grupo de amigos en sus años de la niñez, la novela comienza con un capítulo de los que hacen afición, de los que te dejan pegado a sus páginas y cuando te das cuenta llevas leído medio libro esperando que aparezca un momento valle para dejar la lectura y reincorpórate a tu vida y a tu rutina.

Será con la llegada de su amigo Cormac de forma violenta y  en plena noche  a su casa cuando las pesadillas y los problemas para nuestro protagonista Walter Millar no habrán hecho más que comenzar. A partir de ahí todo será descubrir un engaño tras otro, muchas preguntas y pocas respuestas y una carrera contra reloj para salvar su vida personal, teniendo que lidiar con los fantasmas de su pasado infantil.

Estos recuerdos de la infancia serán la segunda línea argumental que el autor propone al lector y que nos irá dando las respuestas para ir confeccionando la trama que se desarrolla en el presente. Presentándonos a modo de moraleja la ilusión que uno tiene de pequeño y la realidad que trae consigo  la madurez y los años y en lo que se convierte nuestra vida. Esto nos dará pie a reflexionar, si la trama vertiginosa nos lo permite, en que es lo queda de nosotros, de  aquellos niños que fuimos y en lo que nos hemos convertido en la actualidad. Una constante vista atrás que convertirán a nuestro protagonista, un antihéroe a todas luces, en un personaje al que poco a poco le iremos cogiendo cariño.

La única pega de la historia es que la trama siendo de diez, nos lleva a un final que a pesar de ser lógico, interesante y del todo aceptable para mi gusto como lector queda un poco por debajo de todo lo que Cerdán nos ha hecho pasar a los largo de todo el libro.

Sin lugar a dudas un thriller muy recomendable para aquellos amantes del género y que demuestra que tenemos muy buenos autores, que escriben novelas que serían un magnífico guión  para ser llevado al cine como es el caso que comento hoy.

Por cierto que no te confunda que hable de Claudio Cerdán y en la portada aparezca Arthur Gunn, sólo es un alter ego que el autor explica al final en las notas del autor y que uno con una sonrisa y un guiño cómplice aplaude. 

Autor: 

CLAUDIO CERDÁN (Yecla, 1981), es un escritor de novela negra español. Con su primera obra, El país de los ciegos, ganó en 2012 el Premio Novelpol a la Mejor Novela Negra del año. Con ese libro (relanzado en edición digital por Arroba Books en 2014) fue además finalista del XIII Premio Lengua de Trapo y del Silverio Cañada de la Semana Negra de Gijón. Un año después vio la luz un nuevo título, Cien años de perdón (Versátil Ediciones, 2013), un thriller que quedó finalista de los Premios LeeMisterio.com 2013 como Mejor Novela y en el II Premio de Novela Pata Negra que otorga la Universidad de Salamanca. Además fue recomendado por El País como una de las mejores novelas negras de 2013. Le siguió Un mundo peor (Versátil Ediciones, 2014), una nueva incursión en el género policíaco que ganó el I Premio Ciudad de Santa Cruz a la Mejor Novela Negra de 2014. Además, fue finalista del II Premio Valencia Negra y del III Premio Pata NegraA continuación publicó La revolución secreta (Alrevés Editorial, 2014), una mezcla de novela histórica, detectivesca y de terror ambientada en los últimos años de la Revolución Rusa, editada también en Sudamérica. Después llegó Sangre fría (Dolmen Editorial, 2015) una historia de criminales y supervivencia no exenta de humor.Su última obra lleva por título El club de los mejores(Ediciones B, septiembre de 2016) y será publicada en varios países simultáneamente. 
(tomada de la biografía del autor).



19 comentarios:

  1. Como bien dices, es una novela que engancha. Todos tus quehaceres quedan en segundo plano y necesitas avanzar. Me alegra que la disfrutaras. A mi el final no me pareció mal, también me convenció aunque es cierto que quizá es demasiado fácil frente a la trama.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Una novela recomendable aunque la ambientación me resultó muy escasa y superficial. Besos

    ResponderEliminar
  3. Muy recomendable desde luego, me divertí mucho con la lectura de esta novela.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Coincidimos. Me enganchó y no podía dejarla. Disfruté mucho. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  5. También me lo pasé genial con este libro, fue un no parar. Pero a mí el final no me pareció más flojo, y yo creo que lo disfruté todo más o menos igual.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Te he leído un poco a saltos porque quiero leerlo aunque no sé cuándo pero por lo que veo tú también has sucumbido al fenómeno Gunn. Me alegra que lo hayas disfrutado.

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Poco a poco me vais convenciendo para que le dé una oportunidad. Si lo veo en la biblioteca se vendrá conmigo seguro.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  8. Hasta ahora no lo tenía muy claro con esta novela, pero tras leer tu reseña, ya la veo de otra manera. Tomo nota de ella. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Estoy con Beltrán, entre unos y otros vais creando necesidad de leer este libro. Me gusta eso de que atrape en cada capítulo.

    ResponderEliminar
  10. Un page turner en toda regla, no podía parar de leer.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Tengo muchas ganas de leer esta novela
    Besos

    ResponderEliminar
  12. A cada reseña que leo mas ganas tengo de leerla, un beso

    ResponderEliminar
  13. Me ha gustado muchísimo. Te engancha y no puedes dejar de leer...

    ResponderEliminar
  14. No paro de leer reseñas positivas de esta novela. A ver si me animo y me estreno de una vez con este autor.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  15. Este libro lo tengo apuntadisimo
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Lo tengo pendiente así que me alegro que te haya gustado. Sube puestos :)

    ResponderEliminar
  17. Me encanta cuando un autor consigue que captes la ambientación en sus novelas. Y no me refiero a que las detalle al dedillo, sino a que sientas que estás en el lugar en el que están los personajes. Claudio Cerdán me gustó mucho en Un mundo peor, así que tengo pendiente el resto de su obra, incluida esta.
    Gracias por la reseña :)

    ResponderEliminar
  18. Totalmente de acuerdo contigo en todo. El libro me pareció fantástico y más porque me sacó de la crisis lectora jaja, me metí totalmente en él y no podía parar de leer. Sí es verdad que el final no es una explosión a la que debería haber llegado el autor pero ha estado más que bien toda la trama. Saludos :D

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Quien soy

SEVILLA, ANDALUCIA
Un lector errante, con mil aficiones entre las que un buen libro es un refugio perfecto para devorar en el camino de la vida. Si quieres comentarme algo: elcapifer@gmail.com

Sigo a

Entradas popula.

Archivo