martes, 11 de octubre de 2016

13

Encuentro con Andrés Pascual sobre su novela Taj.


Andrés Pascual es un viejo conocido de un servidor puesto que ya nos encontramos hace unos años para hablar de su novela Edén y de paso descubrir que por casa aún hay, testigo del paso del tiempo, algún vinilo donde en su caratula figura el nombre de Catorce de Septiembre y con pelos largos y algunos años menos una foto de un Andrés Pascual al que nunca reconocí con su look de escritor.


Distendido, feliz y disfrutando de la conversación el autor transmite cercanía y habla con entusiasmo de su última novela Taj,  galardonada con el Premio de Novela Histórica 2016. Tiene motivos para ello porque su obra  transmite muchas sensaciones, ideas sobre la vida  y todas ellas muy positivas. Sin lugar a dudas una historia con tintes de cuento que está gustando mucho a los lectores y que puedo asegurar no defrauda porque tiene todo lo que un lector busca en una lectura, entretenimiento, una historia bien documentada e interesante y muchos pasajes para reflexionar.


Una historia de amor con el transfondo de la construcción del Taj Mahal. Una mezcla perfecta entre Los pilares de la Tierra y Las Mil y Una Noches
Poco antes de que la bella emperatriz del Indostán, Mumtaz Mahal, cerrara sus ojos para siempre, su esposo le prometió honrar su recuerdo con el monumento más hermoso jamás construido. Taj es la historia de esa obra magnífica y de sus veinte mil héroes: arquitectos, calígrafos, maestros artesanos y obreros que, encaramados a lomos de elefantes, arrastraban enormes bloques de mármol. Una narración épica vista a través de la mirada de Balu, un muchacho del desieapasionante novela nos sumerge en un tiempo de leyenda, cuandrto con unas dotes extraordinarias para el dibujo, que se enfrentará a todos los convencionalismos para recuperar a su amada Aisha, recluida en el harén del soberano. Con el esplendor y las traiciones de la corte del Gran Mogol como telón de fondo, esta o todo un imperio trabajó al unísono para superar el mayor de los desafíos.
(sinopsis facilitada por la editorial




Libros en el petate: Buenas tardes Andrés. En primer lugar felicitarte por este premio y  es obligado preguntarte cómo surge esta historia.

Andrés Pascual: Muchas gracias. Era una deuda pendiente que yo tenía desde que visité el Taj Mahal por segunda vez hace diez años y desde entonces guardo un ticket de la entrada al monumento en mi cartera (Andrés enseña el ticket) para no olvidar que tenía que escribir esta historia. Creo que es una llamada del destino, una deuda no sólo con el edificio sino con los trabajadores. Me di cuenta que había muy poco escrito sobre el Taj Mahal a pesar de ser uno de los edificios más bellos del mundo (sin querer desprestigiar a los demás) y todo lo que se había escrito era de forma tangencial y desde el punto de vista del emperador y de su familia, lo que te hace preguntarte donde están los veinte mil trabajadores que al fin y al cabo son los héroes cotidianos de esta historia. Paso el tiempo y nadie escribía esa novela (entre risas explica que la ve como una especie de mezcla entre Pilares de la tierra del Taj Mahal).

El problema por mi parte es que la poca documentación que había estaba en ingles y yo por entonces dominaba el idioma para viajar pero no para consultar tratados antiguos y leer en diagonal, que es la técnica que muchas veces se usa cuando buceas en textos cargados de documentación. Fue cuando hace un par de años me fui a Londres a vivir, que al encontrarme más cómodo con el lenguaje descubrí que estaba a sólo tres paradas de metro de la Biblioteca Británica y me lance a ello.

Una historia esta que conforme he ido escribiendo me surgían nuevas aventuras a raíz de ese primer hilo por el que comencé todo. Tenía claro que quería contar una historia de amor en minúsculas junto con una de amor en mayúsculas que es la del Taj Mahal, una historia de amor entre el emperador para con su mujer y demostrar que esa muestra de amor histórico es igual de buena que la mía porque el amor no entiende de formas ni de tamaños. Empecé la historia sabiendo que su primer capítulo transcurriría en una aldea del desierto, con un niño que era un don nadie pero no sabía lo que le iba a ocurrir ni como iba a finalizar la trama.

L.P: Este es el cuarto libro tuyo donde aparece la cultura oriental. Qué es lo que tiene oriente.

A.P: A mí siempre me ha generado una fascinación especial que identifico con lo que debían de sentir los viejos expedicionarios cuando se montaban en un viejo cascaron, desembarcaban en una playa y llegaban a ciudades con grandes construcciones y pienso que debían soltar un !!!ayyy Dios!!! . Con este puñado de páginas yo he intentado eso, sumergir al lector en esa atmósfera mágica, generándole una pizca de la fascinación de antaño, de cuando aún había cosas por descubrir.



L.P: El estilo de esta novela nos puede llevar a pensar que podría formar parte como un cuento más de las mil y una noches.

A.P: Totalmente, cuando me han pedido que describa el libro en una línea y sabiendo que las comparaciones son odiosas digo que es una mezcla entre los Pilares de la tierra y Las mil y una noche con un toque de Romeo y Julieta.

La extensión del libro, que sea un poco cuento e incluso el final responde a ese anhelo de escribir un cuento, lo que ha ocasionado que haya costado más quitar que poner, conteniendo ese punto de romanticismo y teniendo en cuenta que es una novela histórica y no he querido recargarla de datos.



L.P: En este caso, son esos datos históricos los que recuerdan que has ganado el Premio de Novela Histórica Alfonso X el sabio.

A.P: El propio jurado me dijo que le gustó esa depuración de datos unidos al rigor histórico y lo bonito que era descubrir la historia a través de los ojos del personaje. El lector necesita espacio para la imaginación, y con ese rigor histórico y sus datos hay que facilitar que el lector pueda imaginar esos escenarios y en ese sentido me gusta auto editarme, corregir, quitar y quitar, pienso que todo lo que se puede quitar debe quitarse en una novela porque sobra.

En cuanto al  premio llega en el mejor momento de mi vida, cuando he decidido dedicarme plenamente a escribir.

L.P: Estas de acuerdo en que hacen falta más historias como estas, que muestren unos hechos, unos acontecimientos históricos, en muchos casos importantes y la vida de personas que son desconocidas para la mayoría del público.

A.P: El protagonista de Taj no es Balu, ni el emperador, es el Taj Mahal como historia principal y el resto de historias son accesorias para aderezar el corazón del libro que es el propio edificio.




L.P: Sin el Taj Mahal hubiera sido más difícil que ocurriera la historia que cuentas. 

A.P: Eso es un hándicap porque hay veces que te dan ganas de seguir las historias de los personajes fuera de la construcción ya que darían para escribir doscientas páginas más pero es complicado construir una novela sobra la construcción del Taj Mahal cuando no ocurrieron cosas relevantes durante su construcción, al cual duro doce años para el mausoleo y muchos más aún para el recinto. Ha sido un reto para no hacerlo tedioso y no era plan de inventarme situaciones que no ocurrieron.

L.P: Balu es el protagonista de la historia quién es.

A.P: Balu tiene algo de mí, del Andrés que intenté dibujar en el viaje de tu vida, alguien que pega un puñetazo en la mesa y se rebela con lo establecido. Me gusta Balu y aun siendo un héroe de ficción estoy seguro que hubo muchos como él en aquella obra.

L.P: Esta novela la has hecho positiva o te ha salido positiva a la medida que la ibas escribiendo  porque hay un momento en que se dice “en esta ciudad hay más infiernos que paraísos”, pero yo en líneas generales no veo tantos de esos infiernos.

A.P: Hay algún brote, pero la he hecho positiva por esa vocación que tiene de cuento y porque el mensaje que nos manda el Taj Mahal es tremendamente positivo y de tolerancia. Tal vez si lo hubiera revestido de una atmosfera alrededor de podredumbre no hubiera ayudado al mensaje de la novelamirad este edificio que ha nacido del fango como una flor de loto en el momento en que todas las civilizaciones dejan de guerrear para en un fin común buscar la belleza”. Esto tiene más peso que lo otro desde mi punto de vista. El mundo es ying yang e igual que hablo de traiciones y corrupción, también quiero que exista un mensaje positivista que es el Taj Mahal y quiero que predomine por encima de todo.

L.P Qué nos enseña esta historia, al menos para ti.

A.P: Espero que nos que convivir es muy difícil pero es el único camino y el hecho de que sea difícil no tiene porque bloquearnos y mucho menos amedrentarnos. Los retos están ahí, para conseguirlos y dame muchos imposibles para convertir alguno en posible. Ha dicho Javier Moro de ella que “es una historia de amor y superación” y creo que lo ha clavado con su frase.

L.P: Como bien has comentado esta novela tiene mucho de Ying Yang porque tan fácil es hacer el bien como el mal y la línea que los separa es muy fina.

A.P: Me pareció que podía aprovechar esta novela situada en el pasado para presentar extremos sin tantos matices. Los personajes acompañan a la construcción del Taj Mahal así que no he querido ahondar mucho en ellos. Una novela que también tiene algo de Tao en cuanto a la visión de la humildad, tipo Tagore, Gandhi, ser humilde para que todos quieran estar contigo y tan grande como para que crezcan a tu lado y pensándolo bien tiene mucho de karma, si te portas bien te vendrán cosas buenas y si eres un cabrón al final encuentras tu propio agujero.



L.P: Andrés, nuevamente ha sido todo un placer charlar contigo sobre uno de tus libros.

A.P: Gracias a tí ha estado muy bien y espero que la próxima vez te traigas ese vinilo para que te o firme. (risas)







13 comentarios:

  1. De la novela te puedo decir que me encantó adentrarme en ese mundo tan mágico. Muchas gracias por acercarnos un poco mas al autor. Besos

    ResponderEliminar
  2. Me gustó mucho esta novela. Gracias por la entrevista. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante la entrevista, Fesaro. Ya la tenía en el punto de mira, y con vuestro encuentro me anima todavía más a leerla. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado mucho la entrevista y el libro me ha encantado
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Qué majo es Andrés Pascual, siempre he pensado que me gusta más él que sus novelas, que me tienen un poco más dividida por dentro. Me encantó "El haiku..." pero luego me he encontrado en el resto algo que me ha tirado para atrás. Pero confío en la reconciliación.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por acercarnos un poco más a este autor, simpático desde luego y buen escritor. Leí de él hace tiempo El guardián de la flor de loto y guardo un grato recuerdo, a ver si acabo leyendo este que nos has traído y puedo decir lo mismo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Una gran entrevista, que deja con muchas ganas de acercarse al libro.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. Me ha gustado mucho la entrevista, el autor se ve muy cercano. 1beso!

    ResponderEliminar
  9. Bueno, pues definitivamente tendré que leerlo. Me encata conocer el cómo surgen las historias, lo que es el destino, los años que han pasado, y que de no dominar el inglés acabará trasladándose a Londres y consultando allí la documentación. Qué cosas. Un besote!

    ResponderEliminar
  10. Ohhh qué bonito encuentro y qué bonita dedicatoria... Me hubiera gustado ir pero... aims, los inconvenientes. Besos

    ResponderEliminar
  11. Con muchas ganas de leer algo de este autor, este libro en concreto tiene muy buena pinta.

    ResponderEliminar
  12. Qué guay tuvo que ser el encuentro, como sabes estoy leyendo el libro :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Quien soy

SEVILLA, ANDALUCIA
Un lector errante, con mil aficiones entre las que un buen libro es un refugio perfecto para devorar en el camino de la vida. Si quieres comentarme algo: elcapifer@gmail.com

Sigo a

Entradas popula.

Archivo