jueves, 7 de abril de 2016

Entrevista a Blas Malo sobre Lope, la furia del Fénix.



La semana pasada, el autor Blas Malo estuvo a disposición de los medios en Sevilla para hablar de su última novela histórica Lope, la furia del Fénix ,  una obra que cuenta los años más turbulentos de Lope de Vega y con la que sin lugar a dudas,  el lector aprenderá a la par que podrá disfrutar de un libro lleno de momentos sobre la figura del autor del Siglo de Oro, no falto de  acción, lo que esta acorde con la personalidad y la vida que llevó.


Os puedo asegurar tras su lectura que es un libro que va a merecer la pena a esos lectores amantes de la novela histórica, se sentirán de la mano de Blas Malo en testigos directo de la narración, un libro donde se nota la gran labor de documentación que el autor ha manejado y que luego ha plasmado de forma amena a lo largo de sus páginas.Afirmaros que aquellos  que sólo conocen a la figura de Lope de Vega de oídas, les va a sorprender su vida, obras y porque no decirlo, "milagros" .

Sin más preámbulos os dejo con mis preguntas a Blas Malo.



Libros en el petate:      
 En el 2016 se conmemora la muerte de Cervantes y va usted y escribe un libro sobre su rival Lope de Vega.

Blas Malo:
Estos meses han traído una eclosión de novedades literarias sobre el autor de “El Quijote”, desmenuzando su vida con ensayos y hechos novelados. Pero el Siglo de Oro no solo fue Cervantes. Y por eso mismo, y porque no fue menos que él y su vida fue tanto o más interesante que la del tullido de Henares, me decidí por Lope. Quien no era ni mucho menos el yerno ideal y a quien el mismo Cervantes alabó como “monstruo de la naturaleza”. Un halago envenenado.

L.P :      Cómo era la rivalidad entre Lope y Cervantes, se menciona en la novela pero estamos acostumbrado a un Cervantes menos agresivo con Lope.

B.M: Desde luego, esa rivalidad no era lo que se llama políticamente correcta. No solo era enfrentamiento en las letras, donde, en sus escritos, los personajes ficticios son la vía de la burla y el desprecio y ninguneo del otro. Cada cual tenía sus lectores, sus seguidores, sus valedores; y estos llegaban a las manos. Se llegaba a la provocación.. Corría la sangre. Los mentideros estaban llenos de dimes y diretes, y a ellos entraban también los nobles y mecenas. Cervantes envidiaba la gran casa de Lope (“mi casilla”, se humillaba Lope con hipocresía. Era la casa de mayor tamaño de su barrio) y su éxito comercial; siempre pasó penurias. Lope se ganó al público, dilapidó mucho de lo que ganó pero pudo vivir bastante bien. Ambos tenían experiencia militar, y Lope no dudaba en desenvainar su espada si se sentía agredido. Si podían, se evitaban por la calle. Si se veían, disimulaban. Si se hablaban, lo hacían con falsa sonrisa y buscando un resquicio donde asestar una puya. “Yo soy muy cristiano pero un gran pecador”. Un hombre de contradicciones.

L.P:       Leyendo su obra tengo la impresión que el Fénix es un gran desconocido. Quién era Lope de Vega.

B.M: ¡Hay tantos personajes de nuestra Historia por volver a descubrir! Sabemos que un tal Lope existió, que era del Siglo de Oro, que escribió comedias, y poco más es la cultura general que tenemos sobre él. Eso es lo que nos queda sobre él tras el bachillerato. Cervantes es mucho más conocido, pero Lope brilló en su época tanto o más que él. Sus libros tenían continuas reimpresiones, sus comedias se las disputaban en las corralas por doscientos, trescientos, cuatrocientos reales, al mejor postor. Eso irritaba mucho a Cervantes, que se sentía ahogado por tanto y tanto como escribía Lope (y por las deudas). Asombraba a quien lo conocía por su increíble capacidad de trabajo y energía. Era envidiado por sus conquistas amorosas. Estaba obsesionado por lograr la fama inmortal. Era un vividor, sufrió la experiencia de la guerra por dos veces en la armada y la muerte le rondaba. Era un hombre de extremos, “ de amar o de aborrecer, pero no de término medio”, reconoce en una de sus cartas. Su pasión por vivir le hizo romper reglas y cánones y enfrentarse a muchos que admiraban al escritor y poeta y a su vez se escandalizaban con el hombre. Para él, vivir y escribir era lo mismo, toda su vida era un escenario.

L.P:       La sensación que me da al leer este libro es que fue un hombre al que le persiguió la polémica y el escándalo, un verdadero caballo de Atila.

B.M: No es que lo buscara, pero no podía evitarlo. Sus amantes fueron muchas, y casi todas las más bellas actrices del momento compartieron cama con él. Lo malo es que también compartían cama con otros hombres, algunos nobles importantes de la villa y corte, y eso decía bien poco de ellas, y de quien las merodeaba. Lope era temido, perseguía a la mujer como concepto, meta e inspiración, y buscó y buscó. Sus mecenas le reclutaban por sus correrías amorosas, veían a él a un maestro de seducción que deseaban imitar. Elena, Isabel, Celia, Juana, Micaela, Belinda, Ana, Mariana y otras pasarán por su vida en esta novela. Fuerza y ganas parecían no faltarle nunca. La iglesia lo atacaba ferozmente. El pueblo lo adoraba.

L.P:       Un personaje que me ha sorprendido mucho es la figura de Belloso. Existió en realidad este personaje.

B:M: Juan de Dios de Belloso es uno de los personajes de ficción que he creado, pero se relaciona con muchos personajes históricos. Las tertulias literarias en Valencia, Sevilla, Madrid, Zaragoza y Salamanca, por ejemplo, eran nidos de ideas, opiniones e innovaciones, se hablaba de todo, y también, de forma literaria, uno podía burlarse de todo, incluso de los nobles, del poder religioso, del poder político. Era una forma de adentrarse en los mecenazgos, y de ahí medrar, quizás, a un oficio seguro próximo a la corte. Es una época de crisis, un siglo de oro, donde las riquezas pasan de Sevilla a Madrid, de Madrid a los banqueros y de ahí a perderse en Alemania y en Flandes. Debajo de ese oro hay un inmenso y desdichado mundo de miserias y supervivencias. Belloso me sirve para rastrear por la época y construir un bello artificio sobre aquel que sobrevive al día a día pero que a la vez sueña y mantiene una esperanza.También había envidias, y muchas.

   L.P:   Hay much@s y tod@s con papeles diversos, pero para usted quién cree que fue de l@s que más influencia o tuvo un papel principal en la vida del Fénix.

B.M: En el hombre, tres mujeres. Isabel de Urbina, Micaela de Luján y, en sus últimos años, Marta de Nevares. En el escritor, Garcilaso de la Vega, como prototipo de soldado, escritor y poeta. Yo pongo alguno más, a los clásicos les tenía respeto, pero a la hora de escribir  dice él “les pongo los cerrojos y echo la llave, y los encierro para que no me molesten con sus voces”. Buscó una forma diferente de emocionar con la escrituray lo logró.

L.P       Todo esto me da  pie a preguntarle cómo se construye una novela con tanto ritmo y acción sobre un personaje real. Se hace difícil ceñirse a la veracidad.

B.M: Lope escribió mucho. No sólo obras literarias, también tenemos una amplia colección de sus cartas. Le gustaba hablar de su vida y sus experiencias en todo lo que escribía. Sin embargo, de su primera época, apenas deja nada. Hay que rastrear su obra para hallar algunas pistas. Y eso plantea semillas de novela. Tenemos los hechos que nos cuenta, la literatura los adorna y rellena, en parte con ficción, los huecos. Montamos el andamiaje y el escenario, tenemos a los actores. Ahora creamos el argumento, y siempre, siempre, en la duda o en la opción que se deba elegir un camino u otro, se busca la vía más literaria y a la vez más dinámica y entretenida. Porque una novela no es un ensayo; debe entretener. “Escribir comedias es lo mismo que con las novelas, lo importante es darle gusto al vulgo, aunque se ahorquen las leyes del arte; y eso ya lo defendía Aristóteles.” Son palabras de Lope.

L.P:       Cuando se planteó escribir la novela, qué pensaba plasmar en ella, que buscaba representar.

B.M: El elogio de la sorpresa. Vivimos en la era de la información, parece que ya nada puede sorprendernos, cualquier cosa que queramos saber las Redes lo contienen y te lo ofrecen, con un cliqueo de ratón, sin esfuerzos, en unos segundos. En esta era tecnológica reivindico la capacidad que un buen libro, algo que no tiene pilas, que no tiene wifi, que tiene algo de vetusto y antediluviano, tiene para sorprender a un lector. Los libros sobrevivirán a la tecnología actual. El pasado esconde muchísimas sorpresas y mostrarlas, emocionando al lector, es tarea del buen escritor.

L.P:     Un libro el suyo, lleno de aventuras e historias que no dan pie a que el lector tenga una tregua en su lectura. Haciendo memoria no le parece que faltan obras (ahora está apareciendo algo en televisión) que protagonice Lope.

B.M: Hay que celebrar el Siglo de Oro por lo que fue y no sólo por una fecha concreta, o por un personaje concreto. Una época difícil como la nuestra, con corrupciones como la nuestra, con progresos que asombraban, con guerras. Y aun así, la gente quería vivir, no solo sobrevivir. Quería disfrutar su corta estancia en la vida. Como ahora. Son sorprendentes los paralelismos que, como en un círculo que se recorre una y otra vez, nos trae la historia. Lope merece una gran serie de televisión, por ejemplo, y no solo un guiño.

L.P:  No se ha olvidado de dar el conveniente protagonismo a Isabel. Su vida da para otra obra aunque esta sería un drama.

B.M: Isabel de Urbina dio a Lope su etapa más sosegada. Él la recordaría con añoranza, como si le pesara no haber vivido de otra forma esos años. La maldición de Lope era vivir en los extremos, vivir al límite con apasionamiento seguido de cruentos arrepentimientos. Hasta que una nueva pasión le desbordaba. Aunque a veces añoraba el pasado, él era un hombre del presente, del día a día. Seducida, raptada, embarazada, abandonada; exiliada, olvidada, enterrada. Un drama en toda la extensión de su existencia. Lope ganó muchos enemigos con el trato que le dispensó.

L.P:   Esto puede llevar a pensar que Lope no hubiera sido Lope sin su amor por las mujeres.

Pesaron mucho en su vida, para envidia de muchos. Desde luego, fue un apasionamiento fecundo por esa idea de mujer que perseguía, musa, madre, amante. Sus numerosos descendientes así lo atestiguan. Sería otro Lope menos alegre, más seco, más agrio quizás; otro Góngora.

L.P:   En la novela, en un momento determinado una orden real suprime la representación de obras. Sigamos especulando, hubiera dejado Lope su huella como artista si no se hubiera levantado la prohibición.

B.M: Hecha la ley, hecha la trampa. A pesar de la prohibición, se sabe que los mecenas siguieron disfrutando de las comedias en representaciones privadas en sus palacios. Invitarían a sus allegados o a sus partidarios también. Si se me permite especular como escritor, pudiera ser que Lope se decidiera publicar sus comedias con un pseudónimo. Y las comedias, al final, seguirían representándose a escondidas. Con la carestía de la vida, las guerras en el extranjero, las corruptelas, el alza de los impuestos, la gente sigue queriendo reír. Buscarían la forma, a pesar de la prohibición.

L.P:   Tiene usted una buena trayectoria escribiendo novelas históricas. Ha sido esta su mayor reto.

B.M: Sí. Por la talla del personaje central y por el reto de realizar una novela atrayente, diferente, de una extensión razonable y no de mil quinientas páginas como ahora se estila, con guiños al lector y espectador. Con un arranque trepidante, con un final apoteósico. Muy de Lope.

Tras estas respuestas, dudo si hay más pasión en el libro o en las contestaciones del autor, lo que si es cierto es que se disfruta con ambas por igual y reconocer que Blas Malo ha ganado un adepto a sus historias en mi persona.
Gracias de corazón a Blas malo por prestarse a mis preguntas.

11 comentarios:

  1. Gracias por la entrevista. La verdad que es un hombre interesante, y aunque aún no me he animado a leer esta novela, no la descarto.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por la
    Entrevista .
    Es un libro que se voy a leer, me parece de lo más interesante, después de esta entrevista aún más.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Genial entrevista! Me ha gustado conocer más al autor y desde luego es un libro que tengo que leer.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Gracias por la entrevista, es un libro que me gustaría leer
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Me gustan mucho este tipo de entradas porque te acerca al autor y a su libro. Y esto viene muy bien para aquellos que no pueden asistir a las presentaciones. Muchas gracias, Fer. Besos

    ResponderEliminar
  6. Vaya, lo has conseguido. Has conseguido que desee leer el libro, y conocer más al autor.
    Muchas gracias

    ResponderEliminar
  7. Magnífica entrevista, Fesaro. Entre la tuya y la de Marísa estáis consiguiendo que el personal se acerque definitivamente a la figura de Lope de Vega. No tardaré en leerla porque me atrae mucho este grande de las letras. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Esta novela me atrae muchísimo y me vienes con esta entrevista pues...imposible resistirse. Gracias por compartirla.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Excelente entrevista, gracias por compartirla. 1beso!

    ResponderEliminar

Comentarios

Forman la familia

Leyendo

Próxima reseña

Contacta conmigo

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Pasaron por aquí

Sorteo 2º aniversario


Hasta el 17 Diciembre

Sorteo Libérate leyendo


Hasta el 15 Diciembre

Sorteo Internacional


Hasta el 5 Noviembre

Sorteo 1º aniversario

Hasta el 8 Junio

Macrosorteo Sant Jordi

Hasta el 7 de Mayo

Sorteo Déjame leer en paz

Hasta el 24 Junio

Sorteo Libros

Hasta el 30 Junio

Reto Sabuesos 2017


/ 4 words. 17% done!

Reto Libros olvidados 2017


1/ words. 17% done!

Reto Genérico 2017


27 / 40 words. 17% done!

Reto 25 españoles 2017


34 / 25 words. 17% done!

Reto 50 libros 2017


40/ 50 words. 17% done!

Reto Leemos en digital 2017


16 / 12 words. 17% done!

Reto de la A a la Z 2017


14 / 29 words. 17% done!