miércoles, 22 de abril de 2015

Entrevista a Julián Hernández .

Con un café y un cigarro sin encender tengo ante mí a una figura legendaria de la música española. En este país no hace falta estar acabado ni muerto para poder etiquetar a alguien como maestro, y Julián Hernández para un servidor lo es.

Hablo con él de su libro “Sustancia Negra” de reciente aparición y que me ha parecido una lectura rara,pero de mucho interés, no es una historia al uso pero que atesora toda la genialidad de un tipo como él.

Difiere mucho  verlo en directo, cantando sus canciones donde su fuerza vital y sus movimientos captan toda tu atención, a verlo sentado junto a ti. Ahora la fuerza vital le sale de sus ideas, sus pensamientos y su palabra. Se le ve tranquilo, con ilusión y cercano, habla de sus curiosidades personales, te las menciona y si no te han quedado claras te las puntualiza. El mito se vuelve humano y esa humanidad le confiere un grado mayor de leyenda. Hablamos de mucha literatura,  porque sus influencias son numerosas, de calidad y variadas. A él le gusta nombrar sus fuentes de inspiración como si con ello les rindiera pleitesía. De filosofía, algo que le apasiona y de música. Ciertas frases son joyas, que pueden quedar para contar algún día a conocidos “Una vez hablando con Julián Hernández me contó...”

Es fácil hablar con Julián, se le nota cómodo y un tema nos lleva a otro y de ahí saltamos a otro que no tiene nada que ver con el anterior  y al final mi guión de preguntas se va al carallo, como diría un gallego de pro porque ante todo Julián se ve que le gusta conversar, le saca punta a todo  y quiere expresar su opinión de cualquier cosa. El es así,  natural,  aunque con ello descubra sus cartas.

Fui a conocer a un viejo rockero y me encontré a alguien con la ilusión de los que comienzan, una actitud que hay que imitar y para lo demás “ante todo mucha calma”.







Libros en el petate: Una curiosidad. No has parado de escribir pero desde 1999 que sacas para Temas de Hoy que se titulaba Hay vida inteligente en el Rock & Roll.

Julián Hernández: Si esa era una colección titulada Pandemonium , una colección de la hostia donde yo era la última mona porque había gente como Jordi Costas, Jesús Palacios gente muy buena que estaba escribiendo de cosas como cultura trash y el mío era un libro muy del rock & roll.

Tú no has parado de escribir, has estado escribiendo artículos, cuentos, etc, pero como después de tanto tiempo vuelves a sacar un libro.

Hubo varios intentos por el camino, el penúltimo antes de este fue de Libros del Silencio la editorial de Gonzalo Canedo un gallego que conocí en Barcelona pero que desgraciadamente durante el proyecto falleció y no se pudo llevar a cabo. Una de las pérdidas para el mundo editorial español más gorda.
Esta vez fue Belén Bermejo de Ficción Espasa la que fue tajante proponiéndome este proyecto. Yo le dije que me lo iba a pensar y ella me contestó no lo pienses porque si lo piensas no lo haces y tenía razón, trabajar bajo presión está muy bien porque si no lo  hubiera hecho.

Cine, música, literatura. En qué te sientes más cómodo.

Hombre tanto de hablar como de cine y de literatura ya me cuesta trabajo. Lo del cine en realidad  es la llamada de algún amigo para hacer algún papel porque yo no soy actor y meterte ya a dirigir o tirar de cámara ya ni se me ocurre. Eso sí, lo de escribir y lo de la música, de alguna manera siempre han ido juntos.

Al final la música no dejan de ser historias también. No quiero contagiarme de ser fan de Siniestro Total pero veo cierta mano de tu grupo en esta novela.

Es curioso porque hubo algunas cosas que eran a propósito, alguna cita que formaba parte de una canción de Siniestro, pero unos amigos que han leído el libro me comentaron que ciertas escenas se contaban en algunas canciones mías y yo ni si quiera había caído.

Viendo un poco la imagen por donde va el libro me viene a la mente la canción “Pueblos del mundo extinguíos”

En esa línea es un poco manía personal contra el género humano , algo como vamos a dejar el planeta a otra especie que esta  ya muy gastada y llevamos muchos años ya. Es una obsesión personal.

Crees entonces que me he dejado llevar un poco por la música al leer tu libro.

Es una buena pregunta yo creo que no, el problema tal vez sea que yo lo he hecho de una forma inconsciente y supongo que es inevitable.

Es obligado preguntarte por la palabra con la que defines tu obra “cachaverosódica”, que significa.

Estoy intentando escribir un decálogo de qué es cachaverosódico y que es lo que no es. Cachaverosódico es la realidad tomada como un absurdo y el absurdo como lo único real. Tu imagínate que le pasas un discurso a un orador y en dicho discurso hay acotaciones y el orador las lee. Las acotaciones no se leen , de repente hay una cita y lee las acotaciones y dice fin de la cita, eso es cachaverosódico.

Quién es cachaverosódico

No es un adjetivo para una persona, es más bien para una situación, cachaverosodico podría ser la humanidad entera, pero yo me inclino más por una situación.

Tu novela es muy ilustrativa, cuesta no imaginarse sus escenas mientras vas leyendo lo que ocurre. La forma en que está narrada llama a que uno represente en su cabeza las situaciones.

No lo sé, tuve que leer la novela porque yo la he escrito y la he corregido pero no la había leído y cuando me mandaron el primer ejemplar tuve que leerla y como lector me pregunté quién coño había escrito esto. El tema de las descripciones esta tomado un poco de  referencias como Jardiel Poncela,  del cual ya saqué algunos detalles en otras ocasiones para alguna que otra canción. Ejemplos suyos eran magníficos, es un humor absurdo pero me parece genial.

Los diálogos también son un elemento en tu libro a destacar.

Para mí son geniales, la novela está influenciada en esos diálogos de series inglesas como La viuda negra, los diálogos de Los Monty Python y ese tipo de diálogos que al mismo tiempo casi describen lo que está pasando.

Tienes una historia con personajes peculiares, cuentas un secuestro, un apocalipsis, cómo surge todo esto, cómo llega a mezclarse todas estas cosas.

La idea del secuestro me viene de las mil y una noches, que al fin y al cabo no deja de ser un secuestro, Sherezade llega a manos del sultán para morir a la mañana siguiente, pero Sherezade que no es tonta le cuenta una historia que deja inconclusa para poder continuar a la noche siguiente. Entonces la victima sobrevive contando historias. En sustancia negra, el cabrón del secuestrador se lleva a su secuestrado y no sólo le somete a un suplicio horroroso sino que encima le da la “chapa” y le cuenta historias. Necesitaba que ocurriera algo fuera, me interesaba que eso diera más sensación del encierro de los dos y tiré de unos personajes que ya había descrito en unas historias que publique en el Butano Popular para dinamizar más la novela.

Además del título que ya de por sí es llamativo, el nombre del personaje me sorprende de la misma manera, “Insecto Palo”.

No sé cómo es porque no lo describo, es como el monstruo de Aliens, no se describe. Borges decía de Lovecraft era que cometió un error al describir su monstruo ya que al describirlo pierde fuerza. Borges escribió un cuento a la manera de Lovecraft que da mucho más miedo porque no describió su monstruo. Tal vez sea  es una humanización de  un insecto como hizo Walt Disney con un ratón o es al revés, un humano insectizado. El personaje me viene al pelo para que no tenga empatía y de miedo, al menos el suficiente dentro de una historia de humor negro. Esa es la razón del fulano.

Tu libro me ha producido muchas risas pero hay un momento  en que me dio por rascar y encontré que debajo de todo eso había algo más, todas esas situaciones absurdas de alguna u otra forma también se dan en la vida. La vida es absurda, un trámite y que es breve.

La vida es cachaverosodica además de jodida, y la muerte es jodida además de cachaverosodica. El trasfondo es algo nihilista, no se pretende que sean metáforas sino que sea una novela de aventuras y pasarlo bien pero es inevitable que en algún momento te salga mala baba. No es consciente pero puede que en el fondo lo que me dices y yo pretendo no sea gratuito. Si se han colado ha sido porque no he podido evitarlo.

Tu libro predecible no es.

No, eso sí lo sé.  Quizás sea una carencia, vivimos en un momento en que la mayoría de las novelas que se publican es de un hiperrealismo salvaje, se supone que todo tiene que estar documentado, pegado a la realidad, todo tiene que tener una base solida para justificar una novela. Yo en ese territorio no iba a poder competir y he tirado más de cosas como (y salvando las distancias por Dios, es andar sobre hombros de gigantes) Ramón Goómez de la Serna por un la do y del escritor irlandés Frank O´Brian por otro iba a estar más cómodo. Es ante todo comodidad y aunque es impredecible en algún momento he tenido que echar alguna bronca a algún personaje del estilo de “te estás pasando, te estás saliendo del guión demasiado, ya haremos un spin off”.

Continuando con eso, le has cogido el gustillo a lo de publicar.

Yo me lo he pasado en grande, me lo he pasado pipa escribiéndolo. Es verdad que se me ha ocurrido hacer algún spin off cuando iba cerrando el libro.

Y en qué proyectos andas metido ahora mismo.

Lo de la novela es personal pero con el grupo comenzamos a ir de gira, de festivales, estamos grabando canciones para sacarlas en la red, hemos sacado un disco en directo grabado en l< Iguana de Vigo  y no paramos de currar. Uno parece sadomasoquista si lo de la música está fatal, pero meterse en la literatura, hace falta estar chalao.



Hablando del panorama musical español algún consejo.

Tenéis un grupo de aquí en Sevilla que me encantan, los Ponny Bravo, un grupo a tener muy en cuenta y que no puedes perderte. Son unos chicos de los que te dices, no es una tontería, hay gente que está haciendo un buen trabajo.  Me gustan más los grupos outsider, antes en los ochenta todo era más visible y muchos grupos salían en la portada de El País Semanal, ahora todos estos grupos no salen en la prensa. Por eso ahora hay que buscar más y la radio ahora es más comercial y la gente busca en los pod cast y las redes son muy importantes por eso yo pienso que la curiosidad es el motor porque los medios de comunicación masivos no te van a traer esos grupos buenos que no tienen el respaldo detrás de gente importante.





3 comentarios:

  1. Muy buena entrevista! Un libro que tengo muchas ganas de leer. Muchas gracias por compartirla. Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias por la buena entrevista! Desde luego un autor con el que tengo que probar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Una entrevista concienzuda, felicidades! Investigaré más al autor a partir de ahora. 1beso!

    ResponderEliminar

Comentarios

Forman la familia

Leyendo

Próxima reseña

Contacta conmigo

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Pasaron por aquí

Sorteo Libérate leyendo


Hasta el 15 Diciembre

Sorteo Leyendo en el bus


Hasta el 23 Noviembre

Sorteo Todos mienten


Hasta el 19 Noviembre

Sorteo conjunto


Hasta el 23 Noviembre

Sorteo AQL


Hasta el 23 Noviembre

Sorteo Internacional


Hasta el 5 Noviembre

Sorteo 1º aniversario

Hasta el 8 Junio

Macrosorteo Sant Jordi

Hasta el 7 de Mayo

Sorteo Déjame leer en paz

Hasta el 24 Junio

Sorteo Libros

Hasta el 30 Junio

Reto Sabuesos 2017


/ 3 words. 17% done!

Reto Libros olvidados 2017


1/ words. 17% done!

Reto Genérico 2017


26 / 40 words. 17% done!

Reto 25 españoles 2017


32 / 25 words. 17% done!

Reto 50 libros 2017


37/ 50 words. 17% done!

Reto Leemos en digital 2017


15 / 12 words. 17% done!

Reto de la A a la Z 2017


13 / 29 words. 17% done!