lunes, 25 de marzo de 2013

En los antípodas del día. Gonzalo Aróstegui Lasarte



En los antípodas del día entro en mi vida gracias a su llamativa portada (es verdad los que comentan que los libros muchas veces por su portada entran). Con un título enigmático, una sinopsis  que me resulto muy interesante y que muestra a las claras lo que vamos a encontrar me deje llevar por este libro hasta disfrutarlo lacónicamente.




Título: En los antípodas del día

Autor: Gonzalo Aróstegui Lasarte

Genero: Narrativa-Novela

Año: 2012
Editorial: Baile del sol
Páginas: 234
ISBN: 978-84-15019-93-0


Madrid. Finales del siglo XX. Rafael Hernández es un joven recién licenciado en Filosofía que —obviamente— no encuentra trabajo relacionado con sus estudios. Cansado de pedir dinero a sus padres, decide ponerse a trabajar como teleoperador para ir tirando, y lo que, en principio, parece ser una escapatoria temporal, se convierte en más de cuatro años trabajando en el turno de noche contratado consecutivamente por tres empresas diferentes para atender a los clientes de una misma televisión digital de pago. Conocerá así Rafael los contratos temporales, los fatídicos cargos intermedios, la lucha sindical y todo tipo de miserias (y glorias) laborales que se puedan imaginar relacionadas con el telemarketing, en concreto, y con la precariedad en la empresas, en general. El trabajo nocturno le absorberá hasta tal punto que afectará a sus relaciones íntimas y dejará apartada la tesis sobre el nacionalismo que pretende desarrollar. Rafael se hará mayor, pero no perderá la pasión por la música rock que le une a sus amigos, aunque al crecer e incorporarse al mercado laboral se dará cuenta de la complejidad de la realidad, de lo fácil que es hablar y lo difícil que es actuar y tomar decisiones. Narrada en primera persona con dureza, ironía y mucho sentido del humor, la historia de Rafael es, tan patética como divertida, la de tantos jóvenes (y no tan jóvenes) explotados por un salario miserable que creen en un futuro mejor que no acaba de llegar. Una historia normalmente silenciada que aquí se revela en toda su cruel extensión, sin olvidar los matices y contradicciones que marcan cualquier actividad humana.
Sinopsis facilitada por la editorial.
El autor:
Gonzalo Aróstegui Lasarte Pamplona 1971) cuyos apellidos revelan que como mínimo nació en Navarra, aunque lleva media vida siendo o residiendo en Madrid se estreno en el mundo literario con su opera prima Madrid3 (2004). En lo que se le conoce de su desempeño por el mundo, ha sido cronista cinematográfico eventual de la Revista Ruta 66. En la actualidad desarrolla un blog (Ragged Glory)de bastante categoría desde mi punto de vista en el que analiza discos de jazz y de rock 
Si te interesa la música puedes aprender mucho con sus comentarios aquí

Impresiones:
Su portada me llamó de inmediato la atención, un llamativo fondo rojo y sobre él un martillo cruzándose con unos cascos de teleoperador con su pinganillo. Le dí la vuelta al libro y tras leer su sinopsis el flechazo fue inmediato, quería leer ese libro y sabía que sería un libro de los que disfrutas y reflexionas con su lectura, no sabía que me iba a encontrar entre sus páginas pero si que no me dejaría indiferente. Hoy al cerrar el libro siento la agradable sensación de saber que no me equivocaba. Un libro que me ha recordado un pasado, un presente y un futuro, antiguos compañeros, y un futuro maquillado con falsas promesas o mejoras reales, pero que no deja de ser la misma miseria humana de siempre.
No estamos hablando de la Biblia, ni del mejor libro del mundo, pero sin lugar a dudas estamos ante una magnifica crítica a todo, bien escrita, aportando reflexiones simples, profundas o a mitad de camino entre la desesperación hecha monotonía y la protesta encubierta presentada a modo de historia. Creo que es un libro que merece la pena leer sobre todo en estos tiempos de crisis que corren, porque hacer reflexionar y aunque la historia puede o no puede gustar, lo que quiere expresar es "evangelio" del día a día del sistema laboral español y de como puede llegar a influir en la vida de las personas.
Ya desde el comienzo nos empezamos a dar cuenta, de que iremos de la mano de un protagonista Rafael, licenciado en filosofía y teleoperador del turno de noche de una gran empresa de televisión por cable, contará su historia en primera persona con un lenguaje irónico  sincero, soez de tarde en tarde pero nada mas lejos de como lo haría una persona normal y corriente de la calle, donde de vez en cuando gusta de incluir disertaciones sobre su tesis, sus propios pensamientos sobre el nacionalismo, la filosofía aplicada a la realidad de la vida. No debemos dejar que nos aparten de la historia estas libertades que el autor se toma, aunque por favor es de obligado cumplimiento no dejarlas escapar, pensar en ellas que nunca viene mal ejercitar el pensamiento más allá de lo que lo hacemos con nuestras cosas diarias porque hablando de su tesis, muy interesante y recomendable el tema de los nacionalismos y su forma de razonarlos, aunque desde mi punto de vista tenga una visión distinta a la de él. Estas continuas alusiones a frases y sentencias de filósofos irán intercaladas entre su vida laboral y su intento por componer una tesis  de la cual seremos testigos mudos de su estancamiento en playas lejanas del compromiso por realizarla. 
Llegados a este punto, creo que ya empieza a notarse el cierto cariño que profeso a este libro y quizás convenga antes de continuar, desnudar mis verdaderas razones. He visto  mi vida reflejada en el libro y ha sido como si alguien gritara al mundo lo que en su día o incluso hoy yo no he podido. Una parte de mi vida anterior mientras terminaba la carrera y buscaba dinero fácil trabajando en los bares, se desarrollo en el mundo del telemarketing más oscuro y profundo. Promesas de un empleo fijo,en un verano trabajando duro, privándome del disfrute estival porque cada mañana me encerraba en un cubículo de una pequeña habitación junto con  un numeroso grupo de personas. Grandes carteles que te animaban en un principio y te exigían cuando los plazos llegaban a su fin, la cantidad que tenías que vender. Con un salario super básico, rozando el salario mínimo requerido, sin pausas para el descanso visual (pvd), firmando la renuncia a la mediación de un sindicato ante cualquier conflicto y no rigiendote por ningún convenio. Ese fue mi bautismo como teleoperador. Podéis prever el final, se termino el verano, con ello los meses de más venta y aunque cumplí con los objetivos  me dieron la patada.
Por tanto este libro relata lo que puede ser la historia de miles y miles de estudiantes universitarios (hablo de este grupo, porque es el caso que nos muestra la historia, que nadie se sienta excluido)que han sufrido en sus carnes al agarrarse a un trabajo con cierta oferta en el mercado laboral, presas del nerviosismo de una edad, una carrera terminada y poco futuro, en un horizonte laboral de un país, con muchas medidas y recortes a tomar pero pocas soluciones que aportar.
Bravo Gonzalo, con un lenguaje directo, sin pelos en la lengua has descrito de una forma amena y sincera el a,b,c de este mundo. Empresas subcontratadas por empresas multinacionales donde el trabajador se queda en tierra de nadie y sus protestas no tienen eco puesto que su situación o sus condiciones, raras veces se ven reflejadas con claridad. Transcurriendo en las ultimas décadas del siglo XX, recordaremos algunos de los acontecimientos que más nos impactaron en aquellos años.
La guerra interna entre pertenecer al margen de todo, ser el abanderado de tus derechos o venderte a la empresa por un mendrugo de pan que sacie o alivie tus condiciones. Ser martillo antes que yunque, no saber si tendrás un mañana en la empresa, pero cuando te das cuenta llevas cuatro años y has firmado 17 renovaciones o ampliaciones. Como te afecta a tu vida social, a tu estado de animo, a tus relaciones lo que en un principio parecía que iba a ser momentáneo y que con el paso del tiempo, acostumbrarte a un sueldo y la falta de tiempo para organizarte y buscar algo mejor, llega a convertirte en un naufrago en una isla desierta.
Se trata de un libro que habla de la vida misma, la razón, el método choca y se diluye con el fanatismo gamberro y desenfadado de un protagonista que nos enseñara mucho de la condición humana, del trabajo temporal, de la verdadera realidad de los sindicatos, todo ello eso sí, entre concierto y concierto de rock and roll. Porque si algo tengo claro en estos últimos meses es que, mientras más me alejo por involuntariedad propia de la música, más se encargan los propios libros de acercarme a ella. Nuevamente y van tres, cuatro tal vez, un nuevo libro que despliega ante mí todo un catalogo musical del que me es imposible evadirme y no anotar y buscar como suena, que tal son. así que sois musiqueros otra razón más para perderos entre sus páginas.
Adelantándonos a su final, decir de él  que no sorprende de tan real que llega a ser, y sin giros extraños nos lleva a un desenlace que estaba casi cantado desde que nos metimos en faena. Si bien esto no le resta calidad, tampoco lo hace ser sobresaliente, desgraciadamente lo importante es lo que te hace sentir y el reflejo de comos son las cosas porque la historia es más de lo mismo en este país,donde estos abusos se han convertido en algo normal y ya no son ninguna novedad que de tan normal que se han convertido estos abusos.
Se han hecho libros de anécdotas sobre las vivencias de maestros, guardias civiles, médicos  enfermeras, etc, ya era hora de que el mundo del telemarketing con el que hoy en día tenemos un contacto o una experiencia casi a diario saltara a la palestra con un relato de sus entresijos. y creo que Gonzalo nos trae una muy buena muestra.
Permitirme una aclaración.  Hablando con algunos compañeros sobre el libro que estaba leyendo me comentaron que en su título había un error al usar el articulo los en lugar de las para referirse a antípodas.En un principio yo también creí que se trataba de una errata o fallo de expresión por lo que decidí investigar dando como resultado esto.
En Geografia, el antípoda o los antípodas (del griego anti: "opuesto" y pous, podós: "pie, del pie") es el lugar de la superficie terrestre diametralmente  opuesto a otro lado; es decir, el lugar de la superficie terrestre más alejado. Según el diccionario de la Real Academia Española (RAE), el DRAE, un antípoda o perieco es un habitante del globo terrestre que, con respecto a otro, mora en un lugar diametralmente opuesto. 
Por lo tanto antípodas es masculino, solventada la duda por mi parte.

                            Gracias a la Editorial Baile del Sol por cederme el ejemplar para disfrutar de él.

24 comentarios:

  1. Hola Fesaro,

    Me solventas la duda a mí también jaja, parece que todo el mundo dice "las antípodas" aunque sea incorrecto. Este libro me recuerda a uno que estoy leyendo de un autor novel. Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me incluyo pero a partir de ahora intentare corregirme jejeje

      Eliminar
  2. Parece una lectura interesante que nos pone ante una realidad social muy dura y poco esperanzadora.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una lectura muy interesante para los que hemos vivido ese mundo, una forma de ironizar a través de una lectura amena

      Eliminar
  3. Jo pues suena bien y por desgracia toca un tema que afecta a muchos...pero a pesar de los puntos positivos no me la voy a llevar anotada porque ando batsante harta de temas tristes que toquen la crisis, falta de trabajo...bastante se oye en la tv jeje
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es tan triste toca la cruda realidad con cierto toque de ironía y guasa

      Eliminar
  4. Pues creo que en esa realidad del estudiante sacándose las castañas del fuego hemos caído más de uno. No conocía este libro, ni esa aclaración de los/las Antípodas. Gracias por ambas cosas. Besos y buena semana

    ResponderEliminar
  5. que la disfrutes con buen tiempo o sin buen tiempo

    ResponderEliminar
  6. No me convence, la trama no me acaba de llamar, me suena a demasiado real.
    Muchas gracias por la aclaración de los antípodas,
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es real como la vida misma pero se deja llevar por la ironía y el humor que destilan

      Eliminar
  7. No pinta mal este libro. Ese toque de ironía para hablar de una realidad tan dura me gusta. Me lo llevo apuntado aunque tardará en caer, que con tanto pendiente. Y gracias por la aclaración de los antípodas, que tampoco lo sabía.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede gustar más o menos pero no me digas que no nos ha enseñado algo ya el libro jejeje

      Eliminar
  8. No le has dado mucha puntuación... Por tu reseña pensé que te había gustado mucho más.. por el hecho de verte reflejado. Gracias por la aclaración final, a mí también me sonaba raro. Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha gustado mucho y es un libro que refleja la realidad, con ironía pero he valorado todos los puntos casi llega a las cuatro mochilitas

      Eliminar
  9. Parece genial, y creo que intentaré leerlo. Gracias por la reseña


    Nuño
    http://blogdelecturadenuno.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  10. No me llamaba la atención en un principio, pero cuando has empezado a desgranar la trama y a contar tu experiencia, me ha interesado bastante. Parece un libro al que merece la pena echarle un vistazo. Y gracias por la aclaración gramática, no tenía ni idea de que se decía los antípodas! 1beso!

    ResponderEliminar
  11. Me atrae la parte del telemarketing porque también he trabajado en ello, no es un libro que vaya a poner en mi lista de preferentes pero si me cruzo con él podría darle una oportunidad, creo que me resultaría interesante
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si has trabajado en el telemarketing lo disfrutaras seguro.

      Eliminar
  12. Hola Feraso:

    Hace poco le hice un pedido de libros a Baile del Sol (mi editorial) y entre ellos estaba este de Los antípodas. Tenía ganas de leerlo, pero tras tu comentario mis deseos de hacerlo han aumentado. A ver si lo hago pronto y lo comento en mi blog.
    Yo también me pregunto cómo es que no hay más novelas sobre los trabajos basura actuales.
    Sobre esto tiene buena pinta "Yo, precario" de López Mechano, sobre un licenciado que acepta hacer de mascota de una marca de barritas de chocolate. He leído los 4 primeros capítulos y estaba bien.

    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me apunto tu recomendación David, creo que estas historias son tan cercanas que nos hacen empatizar con la lectura de tal manera que cuando nos damos cuenta estamos disfrutando de ella sin quererlo.

      Eliminar
  13. Respuestas
    1. Gracias a ti Gonzalo por hacerme disfrutar con tu libro y por poner un grito con letras en esta sociedad tan becerra.

      Eliminar
  14. Hay que ver lo que son las primeras impresiones, al ver la portada hubiera dicho que este no es para mi de inmediato, suerte que te he leído porque sí parece ser interesante. Apuntado queda. Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bueno tedas cuenta hasta donde llega la porquería en estos trabajos y en el mercado laboral en España

      Eliminar

Comentarios

Forman la familia

Leyendo

Próxima reseña

Contacta conmigo

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Pasaron por aquí

Sorteo 2º aniversario


Hasta el 17 Diciembre

Sorteo Libérate leyendo


Hasta el 15 Diciembre

Sorteo Internacional


Hasta el 5 Noviembre

Sorteo 1º aniversario

Hasta el 8 Junio

Macrosorteo Sant Jordi

Hasta el 7 de Mayo

Sorteo Déjame leer en paz

Hasta el 24 Junio

Sorteo Libros

Hasta el 30 Junio

Reto Sabuesos 2017


/ 4 words. 17% done!

Reto Libros olvidados 2017


1/ words. 17% done!

Reto Genérico 2017


28 / 40 words. 17% done!

Reto 25 españoles 2017


35 / 25 words. 17% done!

Reto 50 libros 2017


41/ 50 words. 17% done!

Reto Leemos en digital 2017


17 / 12 words. 17% done!

Reto de la A a la Z 2017


14 / 29 words. 17% done!