lunes, 15 de mayo de 2017

5

Encuentro con Juan Rey sobre su novela 1369


Hace unos días tuve el placer de hablar de historia y alguna parte de ella relacionada con la ciudad de Sevilla con Juan Rey, autor del libro 1369, novela galardonada con el XX Premio de novela Ciudad de Badajoz.

Un libro que trata sobre la figura de Pedro I, un nombre que forma parte de la leyenda popular , encasillado según Juan Rey en un estereotipo y del que uno se da cuenta, cuando se pone a investigar sobre él, que es un personaje muy complejo y con muchas aristas.

Un libro que trata sobre la figura de Pedro I, un nombre que forma parte de la leyenda popular, encasillado según Juan Rey en un estereotipo y del que uno se da cuenta, cuando se pone a investigar sobre él, que es un personaje muy complejo y con muchas aristas.

Juan Rey es doctor en Comunicación y en Filología, autor de cuatro libros entre novelas y poesía y
ganador y finalistas de varios premios literarios. Un escritor con una asignatura pendiente, la de haber estudiado la carrera de historia y cuyo motivo para no hacerlo prometemos desde aquí guardarlo por el momento. Reconoce haber vuelto a la historia a través de la literatura que nunca es mal camino.

De la opinión  que la novela histórica es un magnifico vehículo para acercar a las personas de a pie  a la historia, mucho más que  manuales o clases tediosas. Un término el de novela histórica que cree  está siendo devaluado por las novelas que están ambientadas en la historia frente a las que la recrean fielmente y se sirve de ella para mostrar la época.   Como claros ejemplos de novela histórica hablamos de títulos como Las memorias de Adriano, Yo Claudio, El general en su laberinto o por poner algún otro ejemplo, El siglo de las luces.

Un encuentro con un Juan Rey al que le gusta la conversación y le gusta intercambiar opiniones, con muchos ejemplos y anécdotas de los que tirar para fortalecer argumentos y con el que fue un verdadero placer hablar de historia y de Pedro I



La historia de Pedro I de Castilla, desde que siendo muy joven muere su padre y debe ir aprendiendo a reinar, hasta que finalmente es asesinado por su hermanastro Enrique. Es la historia de un agrio aprendizaje, pues aprende a desconfiar y de ahí a ser un hombre sanguinario cuyo leitmotiv es la venganza. Aprende a desconfiar porque toda su familia sanguínea termina engañándolo de una forma u otra, incluso su propia madre llega a lamentar haberlo amamantado; porque todos quieren su parcela de poder, o llevar a cabo sus venganzas personales a cualquier precio. También es la historia de la lucha de dos hermanos por parte de padre por un trono y por una corona, aunque la lucha de Enrique es más la venganza por la muerte de su madre; también es la historia de amor de Pedro I con María de Padilla, a quien le reconoció su condición de reina una vez muerta, reuniendo a las Cortes para darle esta última dignidad.


Quien soy

SEVILLA, ANDALUCIA
Un lector errante, con mil aficiones entre las que un buen libro es un refugio perfecto para devorar en el camino de la vida. Si quieres comentarme algo: elcapifer@gmail.com

Sigo a

Entradas popula.

Archivo