martes, 10 de noviembre de 2015

17

Presentación Premios Ateneo de Sevilla de Novela 2015



El pasado 4 de Noviembre tuvo lugar la presentación de los Premios de novela Ateneo de Sevilla 2015 que fueron fallados el pasado 18 de Julio como bien os comenté en su día en una entrada. Los premiados fueron Edmundo Díaz Conde con la novela El hombre que amo a Eve Paradise y Jimina Sabadú, en la categoría de novela joven con Los Supervivientes.




Ejerció de maestro de ceremonias como en anteriores ocasiones el Presidente del Ateneo Don Alberto Pérez Calero el cual hizo gala de su acostumbrada felicidad y  alegría por celebrar un año más, una nueva edición de estos premios que aportan un grado de calidad al ambiente cultural de la ciudad de Sevilla.

Acto seguido del Presidente del Ateneo, este cedió la palabra al editor de Algaida, Miguel Ángel Matellanes quien presentó a los autores haciendo una breve referencia a ambas obras de las que dijo que trataban temas, que desgraciadamente están en nuestro presente de rabiosa actualidad como son los éxodos forzosos a otros países y el acoso escolar. De la novela de Edmundo Díaz destacó lo interesante de su propuesta, narrando la emigración andaluza y gallega a Estados Unidos, un hecho casi invisible para muchas personas. Me llamó mucho la atención el hincapié que hizo el editor sobre la fortaleza de la obra.

Sobre la novela de Jimina Sabadú , la describió como una novela blanca, aparentemente inocente, narrada con humor pero donde encontraremos momentos que nos helará la sangre por su dramatismo, toda una alegoría a los últimos tiempos que nos ha tocado vivir.

Terminado el turno de Miguel Ángel Matellanes , este cedió la palabra a Edmundo Díaz que inició su intervención hablando de cómo surgió la idea de su novela , teniendo un recuerdo para una Esperanza, la mujer que le contó la historia de su abuelo y cuya experiencia sirvió al autor como punto de partida para comenzar a tejer la trama. Mientras nos narraba esos viajes buscando una vida mejor por parte de estos españoles, Edmundo mostró a los asistentes un panfleto propagandístico donde se anunciaban pasajes gratis para todos aquellos que quisieran emigrar a las islas Hawai. Toda esta información es consecuencia de que dicha emigración es la columna vertebral de la novela, que ha llegado a ser definida por su autor en varias ocasiones como de crímenes (la investigación gira en torno a unos asesinatos que siguen unos patrones comunes) y besos (porque el amor y el sexo son fundamentales en la obra).

Me fascinó de manera notable saber que el asesino de la novela está basado en la figura real de John Hickey , el asesino de las cartas postales, un personaje de Nueva Inglaterra que tiene el dudoso honor de de ser el primer asesino en serie documentado, antes incluso que Jack el destripador . La propuesta de Edmundo es que el lector se convierta en otro investigador más en la trama, ¿lo conseguirá?.

Jimina Sabadú por su parte nos contó como todo surgió mientras veía videos en Youtube de antiguos alumnos, contando sus experiencias. Esto llegó a plasmarlo en un pequeño cuento que terminó convirtiéndose en novela.

La autora explico su novela dándonos varios apuntes en forma de frases muy significativas, “la cultura es maravillosa, pero por desgracia, no te mejora si tus instintos son bajos y tu no los cambias”.
En su obra habla de sueños que se corrompen, en una época de un internet incipiente. El deseo de la autora es que el lector llegue a comprender el motivo que le ha llevado a escribirla.

Con una defensa de sus obras más que interesantes, los autores hicieron gala del amor que le tienen a sus criaturas y en parte supieron ganarme con sus argumentos. Por un lado Edmundo, el cual no abandona nunca esa melancolía gallega salvo cuando saluda, que ya lo hace a la manera del sur, siendo generoso en abrazos y de sonrisa franca mientras te mira a la cara.  Nuevamente pone voz a esos personajes olvidados que tienen pequeños fragmentos historia que contarnos.

Jimina Sabadú con todos mis respetos, me recordó a esas niñas grandes que usan la literatura para contar en un libro muchas de esas cosas que sienten que son injustas y tienen la necesidad de denunciar.


Para finalizar el Señor Alcalde de Sevilla, Don Juan Espadas puso el colofón a la presentación antes de las preguntas de los presentes, entre una gran alegría de la organización ya que era la primera vez que un alcalde asistía a una entrega de premios de los Ateneo de novela.

Quien soy

SEVILLA, ANDALUCIA
Un lector errante, con mil aficiones entre las que un buen libro es un refugio perfecto para devorar en el camino de la vida. Si quieres comentarme algo: elcapifer@gmail.com

Sigo a

Entradas popula.

Archivo